LUNES, 26 de septiembre 2022, actualizado a las 12:16

LUN, 26/9/2022 | 12:16

PROFESIONALES

Rabia Melilla: Abren expediente disciplinario a un veterinario como represalia por su trabajo

La diputada del PP de Melilla Paz Velázquez asegura que el Gobierno de la Ciudad Autónoma ha abierto un expediente disciplinario a uno de los veterinarios municipales como “represalia” por “hacer su trabajo”

Paz Velázquez, diputada del Partido Popular en la Asamblea de Melilla.
Paz Velázquez, diputada del Partido Popular en la Asamblea de Melilla.

Rabia Melilla: Abren expediente disciplinario a un veterinario como represalia por su trabajo

La diputada del PP de Melilla Paz Velázquez asegura que el Gobierno de la Ciudad Autónoma ha abierto un expediente disciplinario a uno de los veterinarios municipales como “represalia” por “hacer su trabajo”

Redacción - 13-07-2022 - 16:43 H - min.

Paz Velázquez, diputada del Partido Popular (PP) en la Asamblea de Melilla y ex consejera de Presidencia y Salud Pública, ha pedido a Gloria Rojas, vicepresidenta del Gobierno de Melilla y secretaria general del Partido Socialista (PSOE) en la ciudad autónoma, que cese a la consejera de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal, Francisca García Maeso por su gestión de la rabia, con 11 casos registrados.

“Solo queda una salida, la dimisión de la señora Maeso por esta irresponsabilidad manifiesta o el cese”, ha afirmado Velázquez, que ha pedido que Rojas intervenga después de que el presidente de Melilla, Eduardo de Castro González, haya desoído en varias ocasiones las cartas de los veterinarios municipales denunciando la situación.

Y es que, la diputada del PP ha asegurado que Rojas tiene más responsabilidad que el presidente a la hora de mantener en el cargo a Maeso en una consejería “tan sumamente importante”, pues tiene competencias en salud pública y sanidad animal.

En el ámbito de la sanidad animal, ha pedido que se escuche más a los veterinarios. “Qué dejen de ningunearlos en este asunto”, ha reclamado, y ha recordado el informe en el que los veterinarios de Melilla denunciaban a Maeso por entorpecer su trabajo, e incluso por “amenazas” y “menosprecios”.

Tal es la situación de “maltrato”, ha explicado Velázquez, que “actualmente siguen tres veterinarios de baja”. De hecho, lamenta que ya hay “represalias” por parte del Gobierno de Melilla, que ha abierto un expediente disciplinario a uno de los veterinarios municipales por “hacer su trabajo”.

“Estos funcionarios están denunciados, perseguidos por el simple hecho de realizar su trabajo”, insiste, y señala otras declaraciones del presidente de Melilla en las que, según Velázquez, afirmaba que los veterinarios “no tenían que opinar” en el ámbito de la rabia.

VOLVER ARRIBA