MIÉRCOLES, 17 de julio 2019, actualizado a las 8:28

MIÉ, 17/7/2019 | 8:28

PROFESIONALES

“Quieren socavar el papel del veterinario en higiene de alimentos”

La Federación Europea de Veterinarios lanza un posicionamiento sobre el valor que aporta la profesión veterinaria y denuncia que hay entidades que “quieren socavar el papel del veterinario oficial en la higiene de los alimentos”

GALERIA
Rens van Dobbenburgh, presidente de la Federación Europea de Veterinarios.

“Quieren socavar el papel del veterinario en higiene de alimentos”

La Federación Europea de Veterinarios lanza un posicionamiento sobre el valor que aporta la profesión veterinaria y denuncia que hay entidades que “quieren socavar el papel del veterinario oficial en la higiene de los alimentos”

Redacción - 05-07-2019 - 15:47 H

La profesión veterinaria, a nivel europeo, desempeña un papel fundamental en el suministro y la garantía de la seguridad de los alimentos, particularmente de aquellos de origen animal, desde la gestión de animales sanos sin comprometer su bienestar hasta que llegan al consumidor.

Este papel, según determina la Federación Europea de Veterinarios (FVE) en un nuevo posicionamiento, es especialmente importante en los casos en los que los animales son procesados en un matadero, donde la inspección de la carne, tanto ante como post mortem, es un componente clave en el sistema de vigilancia para garantizar la salud y el bienestar animal.

El nuevo documento presentado por la FVE detalla la función global, en el sentido de multitarea e interrelacionada, que actualmente desempeñan los veterinarios, centrándose principalmente en los mataderos y la figura del veterinario de salud pública.

Eso sí, aunque el papel del veterinario es esencial e importante en varios aspectos como se verá más adelante, la FVE está preocupada porque algunas autoridades competentes, organizaciones internacionales y nacionales y los intereses específicos del sector privado “quieren socavar el papel del veterinario oficial en la higiene de los alimentos”. Esto, denuncian, iría en detrimento de la seguridad alimentaria, la salud animal, la salud pública y el medio ambiente.

Este ataque al papel de los veterinario hunde su razón de ser, según consideran desde la FVE, en la ganancia financiera a corto plazo y, por ello, la federación europea ha delineado el valor añadido que aportan los veterinarios y el bien público que generan los veterinarios de salud pública, sobre todo en el contexto de los mataderos.

En este sentido, los veterinarios añaden valor a diferentes facetas o partes implicadas en los mataderos. Así, la FVE menciona que añaden valor al ganado, asegurando el tratamiento, transporte y aturdimiento con respecto a legislación en bienestar; al consumidor, garantizándole la seguridad alimentaria; a los ciudadanos, verificando que los operarios de los mataderos se responsabilizan con respecto a la salud pública y animal, al bienestar animal y a la protección del medio ambiente.

Los veterinarios mencionan que la profesión añade valor, también, a los granjeros, proveyéndoles de información sobre salud animal específica para su ganado; a los veterinarios que ejercen en el sector privado, al proveerles de información sobre el estado de salud del ganado de lugares y poblaciones específicas, incluyendo datos de enfermedades emergentes; a las autoridades competentes, a través de los controles oficiales realizados a través de las inspecciones; y a la economía, apoyando y facilitando el comercio nacional e internacional.

Además del valor añadido que aportan los veterinarios, especialmente los que trabajan en mataderos, la FVE señala importantes aspectos en los que estos profesionales desempeñan un papel prominente, como por ejemplo en el concepto ‘One Health’, en el que tienen una “posición única”.

Otros de los aspectos en los que estos profesionales sanitarios desempeñan un papel fundamental son la vigilancia de la salud pública, sobre todo teniendo en cuenta el alto porcentaje de enfermedades que son zoonosis; la vigilancia de la salud animal; la seguridad alimentaria; la vigilancia del bienestar animal; y la prevención del fraude alimentario, entre otros.

En definitiva, el veterinario oficial en el matadero, gracias a su aprendizaje y experiencia, ejerce un papel clave para la sociedad —defiende la FVE— y particularmente en la garantía de la provisión de alimentos seguros, lo que está considerado como un bien público.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.