MIÉRCOLES, 4 de agosto 2021, actualizado a las 2:38

MIÉ, 4/8/2021 | 2:38

PROFESIONALES

¿Qué hace que los veterinarios se sientan bien en el trabajo?

Pasar más tiempo con sus compañeros o tener éxito tratando a sus pacientes son algunos de los factores que hacen que los veterinarios se sientan bien en el trabajo, según un nuevo estudio

Los autores del estudio abogan por identificar los aspectos positivos de la profesión veterinaria para retener y atraer más veterinarios.
Los autores del estudio abogan por identificar los aspectos positivos de la profesión veterinaria para retener y atraer más veterinarios.

¿Qué hace que los veterinarios se sientan bien en el trabajo?

Pasar más tiempo con sus compañeros o tener éxito tratando a sus pacientes son algunos de los factores que hacen que los veterinarios se sientan bien en el trabajo, según un nuevo estudio

Redacción - 29-06-2021 - 17:40 H

Recibir un simple agradecimiento, pasar tiempo con sus compañeros y desarrollar aún más su experiencia profesional son factores que hacen que los veterinarios se sientan bien en el trabajo, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Adelaide (Australia).

En este estudio, los investigadores analizaron el lado positivo del trabajo veterinario y, específicamente, lo que valoran más estos profesionales en su trabajo.

La autora principal, Madeleine Clise, psicóloga y profesora adjunta de la Facultad de Psicología de la Universidad de Adelaida, explica que “en un momento en el que en Australia hay escasez de veterinarios, particularmente fuera de las grandes ciudades, y existe una mayor visibilidad de los riesgos y desafíos que conlleva la profesión veterinaria, es importante centrarse en lo que se puede hacer para retener y atraer a más veterinarios”.

"Al centrarnos en lo que contribuye a que los veterinarios experimenten emociones positivas, podemos comprender mejor cómo mejorar el bienestar de quienes cuidan de nuestras queridas mascotas, ganado y vida silvestre", apunta Clise.

Los investigadores proporcionaron un cuestionario que fue respondido por 273 veterinarios australianos, en el que se pidió a los participantes que dieran hasta 10 respuestas a la pregunta ‘Me complace mi trabajo como veterinario cuando ...’.

Más de 2.500 respuestas se agruparon en temas y subtemas y se categorizaron utilizando el 'Modelo de recursos y demandas laborales', que se enfoca en los aspectos positivos y negativos de un trabajo, que son indicativos del bienestar de los empleados.

“Los resultados destacan que hay una gran cantidad de factores relacionados con la satisfacción en el trabajo para los veterinarios, más allá de trabajar con animales y ayudarles”, afirma Clise.

De hecho, señala que “las relaciones positivas entre los clientes y los veterinarios, y entre los veterinarios y sus colegas de profesión, fue una respuesta más frecuente que las relaciones positivas con los animales”.

“Los veterinarios, al igual que todos nosotros, se sienten bien cuando se les muestra confianza y respeto. Y un simple 'gracias' ayuda mucho” destaca la experta.

EL ÉXITO CON LOS PACIENTES ES IMPORTANTE PARA LOS VETERINARIOS

Otros hallazgos del estudio sugieren que tener la oportunidad de usar y desarrollar sus habilidades especializadas es muy satisfactorio para los veterinarios. También se destacaron una cultura laboral positiva, resultados exitosos con los pacientes y oportunidades para colaborar con otros veterinarios.

Otra autora que ha participado en el estudio, Michelle McArthur, profesora asociada de la Facultad de Ciencias Animales y Veterinarias de la Universidad de Adelaide, apunta que “los gerentes de las clínicas veterinarias pueden usar los resultados para mejorar el ambiente de trabajo para los empleados”.

“Esto podría incluir la introducción de un sistema de reconocimiento formal e informal y aumentar el tiempo dedicado a los compañeros”, detalla McArthur, quien apunta que “otros cambios beneficiosos podrían incluir la introducción de un programa de supervisión o tutoría entre pares para respaldar la experiencia veterinaria y aumentar la conexión en toda la profesión”.

Los resultados del estudio también mostraron que experimentar ciertas actitudes positivas sobre uno mismo, como la flexibilidad o tener una actitud positiva, se asocian con el placer en el trabajo.

“Por lo tanto, el desarrollo adicional de los recursos personales, por ejemplo, en el plan de estudios universitario o como desarrollo profesional continuo, podría aumentar el bienestar general de los veterinarios”, explica McArthur.

Los investigadores esperan que los resultados generen una reflexión que permita dar más importancia a los aspectos positivos del trabajo veterinario, a menudo eclipsados por los negativos.

“El trabajo de veterinario es una profesión muy gratificante y es importante que compartamos los muchos aspectos positivos con los nuevos veterinarios y los que se están preparando, para tranquilizarles y alentarles a unirse a la profesión”, concluye McArthur.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.