JUEVES, 24 de septiembre 2020, actualizado a la 1:28

JUE, 24/9/2020 | 1:28

PROFESIONALES

Un proyecto estudia el Covid-19 en niños y mascotas de España

El proyecto EPICO coordinado por el Hospital 12 de Octubre estudia el SARS-CoV-2 en los niños y sus mascotas en Madrid con la ayuda de una red de clínicas veterinarias que recoge muestras para ser analizadas en el INIA-CISA

Alfredo Tagarro, pediatra e investigador clí­nico de la Fundación del Hospital 12 de Octubre, e Irene Iglesias, veterinaria e investigadora del Centro de Investigación en Sanidad Animal INIA-CISA.
Alfredo Tagarro, pediatra e investigador clí­nico de la Fundación del Hospital 12 de Octubre, e Irene Iglesias, veterinaria e investigadora del Centro de Investigación en Sanidad Animal INIA-CISA.

Un proyecto estudia el Covid-19 en niños y mascotas de España

El proyecto EPICO coordinado por el Hospital 12 de Octubre estudia el SARS-CoV-2 en los niños y sus mascotas en Madrid con la ayuda de una red de clínicas veterinarias que recoge muestras para ser analizadas en el INIA-CISA

Francisco Ramón López - 15-07-2020 - 11:01 H

Desde que la pandemia del coronavirus comenzó a azotar el mundo, se han venido notificando una serie de casos en animales de compañía, especialmente gatos. También en España, donde se han detectado hasta dos ejemplares que han dado positivo a los test, uno en Barcelona y otro en La Rioja.

Para conocer un poco más sobre el SARS-CoV-2, se ha puesto en marcha el proyecto EPICO (acrónimo de Estudio Epidemiológico de las infecciones por el Nuevo Coronavirus SARS-CoV-2 en población pediátrica), una investigación epidemiológica y clínica multidisciplinar, coordinada desde el Hospital 12 de Octubre, que está recogiendo datos clínicos y epidemiológicos de 50 hospitales pediátricos de España y que incluye el estudio de las mascotas de las familias afectadas por la enfermedad.

El proyecto, que acaba de recibir la carta de apoyo del Ministerio de Sanidad, está coordinado por Alfredo Tagarro, pediatra e investigador clínico de la Fundación del Hospital 12 de Octubre, y en él participa Irene Iglesias, veterinaria e investigadora del Centro de Investigación en Sanidad Animal INIA-CISA. Ambos han explicado a Animal’s Health en qué consiste su investigación.

Los autores señalan que con este estudio se pretende disponer de un mapa de conocimiento más preciso sobre cómo se comporta la infección por SARS-Cov-2 en menores de 17 años.  Además, Tagarro recuerda que el proyecto viene de atrás, cuando el coronavirus era aún una zoonosis que preocupaba principalmente a China. En ese momento pensaron en proponer un proyecto sobre este nuevo virus a la convocatoria de proyectos de investigación en salud, que se celebró en febrero de este mismo año.

“Pensamos que por si acaso esto se extendía hasta Europa, podríamos solicitar un proyecto de infección de coronavirus en niños”, recuerda Tagarro, que añade que desde el inicio la idea era contar con una aproximación One Health para conocer la transmisión interespecie y conocer el papel de las mascotas, por lo que se puso en contacto con Iglesias, a la que ya conocía.

El proyecto EPICO, por tanto, incluye en su fase preliminar un consorcio One Health, en el que colaboran varios equipos pediátricos de Madrid, coordinados a través del Hospital 12 de Octubre con el INIA-CISA, que gestiona todo lo relativo a los animales de compañía.

Dicho consorcio engloba una amplia red de sanidad humana y animal aportada por ambos grupos para estudiar la interfaz persona-mascota en esta epidemia; y es que Iglesias señala que la convivencia de los niños y sus mascotas suele ser muy estrecha y los papeles de ambos a lo largo de la epidemia no han sido del todo esclarecidos.

UNA RED DE CLÍNICAS VETERINARIAS

En la fase preliminar del estudio se está realizando desde mayo la recogida de encuestas epidemiológicas y de muestras en mascotas a través de una red de clínicas veterinarias, de momento solo en Madrid, aunque no descartan ampliarla ahora que ha pasado lo peor de la pandemia. Las muestras luego son analizadas por los grupos de Epidemiología y Sanidad Ambiental y de Enfermedades Emergentes y Transfronterizas del INIA-CISA.

En este sentido, Tagarro apunta que, aunque se anticiparon, no pudieron avanzar mucho en su investigación en la parte más dura de la pandemia, pues tuvieron "dificultades logísticas" para recoger muestras de mascotas y para analizarlas, ya que había escasez de equipos de protección y de test.

Asimismo, el coordinador señala que el subproyecto de estudio de coronavirus en animales de compañía de EPICO, está colaborando con otras investigaciones similares, concretamente otro de Covid-19 en sanitarios del Hospital de La Paz.

Además, la red de clínicas veterinarias también está recogiendo muestras de mascotas cuyos dueños han padecido Covid-19 o había serias sospechas de haberla sufrido y han querido participar en el estudio voluntariamente; por lo que se ha “abierto el abanico”, y  la población de mascotas se ha ampliado, y ya no es solo de hogares como niños con Covid-19.

Los autores explican que hasta el momento el funcionamiento del proyecto en su fase preliminar ha consistido en identificar a los sanitarios con Covid-19 de La Paz, a sus hijos y a las mascotas, y posteriormente llevar a los animales a las clínicas veterinarias asociadas, donde se han tomado las muestras (unas 50 hasta el momento, aunque quieren llegar hasta las 100) y se han realizado las encuestas epidemiológicas.

UN PROYECTO INTERDISCIPLINAR 'ONE HEALTH'

Iglesias explica que las pruebas actuales sugieren que el SARS-CoV-2 tiene un origen animal, y para entender todas las claves de esta epidemia es necesario un equipo interdisciplinar que abarque los sectores de medicina humana y animal.

El proyecto abarca por tanto también el objetivo de evaluar la tasa de mascotas infectadas, identificar hábitos de riesgo con las mascotas y evaluar la serología en animales de compañía a lo largo del tiempo para conocer bien la epidemiología.

Además, de la posibilidad de encontrar algún positivo, pretenden conocer cómo se desarrolla la enfermedad, y para contar con la mayor cantidad de información posible están recogiendo otros datos, como razas y edad de los animales. 

La idea es publicar algo en los próximos meses, aunque ambos admiten que es difícil concretar fechas en el ámbito de la investigación. “No te puedo decir si va a ser en septiembre, en diciembre o en marzo, ya lo iremos viendo”, indica Tagarro.

Iglesias señala que hay más de 12 millones de personas infectadas en el mundo y los casos de mascotas afectadas son muy reducidos. Por tanto considera que no hay motivo de preocupación en este sentido.

“Sin embargo, y aunque sabemos que el origen de la infección en estas mascotas afectadas han sido los propios dueños, como en todas las enfermedades, cuanta más información se tenga mejor se le podrá hacer frente”, insiste, y apunta que los titulares que han ofrecido a sus mascotas para el estudio no se mostraban preocupados por que estas le pudieran transmitir el coronavirus.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.