JUEVES, 29 de octubre 2020, actualizado a las 2:42

JUE, 29/10/2020 | 2:42

PROFESIONALES

Las protestas contra el racismo también calan en la comunidad veterinaria

La ola de protestas en Estados Unidos y en todo el mundo criticando la brutalidad policial han provocado que instituciones del sector veterinario se posicionen y pidan el fin de la discriminación racial

El veterinario William Draper y su mujer Françoise Tyler.
El veterinario William Draper y su mujer Françoise Tyler.

Las protestas contra el racismo también calan en la comunidad veterinaria

La ola de protestas en Estados Unidos y en todo el mundo criticando la brutalidad policial han provocado que instituciones del sector veterinario se posicionen y pidan el fin de la discriminación racial

Redacción - 16-06-2020 - 13:51 H

El 25 de mayo, el afroamericano George Floyd fue asesinado en la ciudad estadounidense de Minneapolis durante un arresto. Derek Chauvin, un oficial de policía blanco, mantuvo su rodilla sobre su cuello durante casi nueve minutos mientras Floyd estaba esposado y retenido contra el suelo.

El video de la muerte de Floyd circuló ampliamente en los días siguientes, lo que condujo a protestas generalizadas bajo el lema Black Lives Matter, que eventualmente se extendieron a los 50 estados, así como a todo el mundo, incluida España, con manifestantes pidiendo el fin de la violencia policial.

El incidente también ha causado que los ciudadanos blancos de Estados Unidos reconozcan y se interesen más por la lucha contra la discriminación racial y la desigualdad. Aunque la gente de color asegura que para ellos no es nada nuevo.

Políticos, celebridades, empresas e instituciones de todo tipo se han posicionado a favor de un cambio en Estados Unidos para poner fin a un racismo que consideran enquistado en su sociedad. El sector veterinario tampoco ha querido quedarse fuera, y la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA) ha denunciado la discriminación racial en el sector y ha anunciado que tomará medidas.

Otras entidades del sector de la salud animal a lo largo del mundo, como la Asociación Británica de Veterinarios (BVA), o incluso el instituto de sanidad animal Pirbright, también han querido poner de manifiesto que en los países con amplia diversidad racial existe un racismo estructural que frena las carreras de las personas de color, también en veterinaria.

Frente a esto, la AVMA ha querido compartir la historia de éxito profesional de la pareja de veterinarios William Draper y Françoise Tyler, que fundaron The Village Vets, uno de los grupos privados más grandes de hospitales veterinarios en el área metropolitana de Atlanta, y tienen su propio programa de televisión, Love & Vets, en Disney +.

Y es que, a pesar del éxito, Draper también afirma haberse enfrentado a los desafíos del racismo como un hombre negro criado en Inglewood, California, y que ha ejercido la veterinaria en el sur de los Estados Unidos durante casi 30 años.

UN CLIENTE SE NEGÓ A QUE UN VETERINARIO NEGRO ATENDIERA A SU PERRO

Draper recuerda que, a mediados de los 90, una vez un cliente se negó a que atendieran a su mascota, un perro de pequeño tamaño llamado Tiny, a pesar de que el animal sufría de insuficiencia cardíaca congestiva y necesitaba atención urgente.

El veterinario explica que finalmente pudo convencer al hombre, blanco y de avanzada edad, para que le dejara estabilizar al perro, algo que el propietario aceptó a regañadientes. Al final el hombre continuó acudiendo a la consulta de Draper el resto de la vida de Tiny, e insistió en que Draper fuera quien llevara a cabo la eutanasia de su perro.

Hay también otras anécdotas, como una ocasión en la que, al principio de su carrera, el gerente de la clínica donde trabajaba, también un hombre blanco, le dijo después de que un perro le gruñera, que probablemente era "debido al hecho de que las personas negras tienen un olor diferente a los blancos".

Draper estudió en la Universidad Tuskegee, una universidad históricamente negra donde su abuelo había trabajado. Él y su esposa, que también es negra, se graduaron en 1991. Y es que en esa época otras instituciones rara vez admitían minorías.

El veterinario cree que las cosas han mejorado, al menos en lo que respecta a las instituciones que admiten minorías, aunque sostiene que, en la población general, no está tan seguro de que las cosas hayan mejorado tanto, y como padre de un hijo y tres hijas negros, eso lo preocupa mucho.

"Tengo una gran vida; amo mi trabajo y amo Atlanta. Tengo clientes de todos los colores y, en general, son personas increíbles y afectuosas. Soy tan afortunado como cualquiera otra persona que conozca, pero veo grietas en el armazón de nuestras comunidades y en el mundo que me preocupan", afirma.

Un ejemplo claro es la brutalidad policial contra los afroamericanos en Estados Unidos. "Que tenga que ver un video de un hombre negro asesinado por una rodilla en el cuello en 2020, eso es de un racismo descarado. No sé por qué sigue sucediendo hoy en día", lamenta.

LA VETERINARIA TAMBIÉN TIENE QUE MANIFESTARSE EN POS DE LA DIVERSIDAD

Una de las discriminaciones a las que se enfrenta la gente de color en los Estados Unidos es la dificultad para acceder a empleos cualificados. "Estados Unidos tiene un historial de desventajas históricas y sistémicas de ciertos grupos raciales", afirma la Asociación Médica Estadounidense, y agrega que el racismo y la brutalidad policial afectan negativamente la salud de las comunidades negras.

La Asociación Nacional de Veterinarios Negros se encuentra entre un puñado de organizaciones que trabajan para aumentar la diversidad y la inclusión en la profesión y las facultades veterinarias. Su fundadora, Annie Daniel, asegura que la inclusión no avanza en la veterinaria.

“Creemos que ahora es el momento de llamar la atención sobre el hecho de que el número de negros en la profesión no ha aumentado en décadas... Nuestra investigación en los últimos 10 años muestra que la diversidad y la inclusión deben ser un esfuerzo planificado estratégicamente y que los recursos deben asignarse para garantizar que el plan pueda implementarse y tener éxito", indica.

En la misma línea Christina V. Tran, presidenta de la Asociación Multicultural de Veterinarios, sostiene que “para bien o para mal, lo que está sucediendo en los Estados Unidos también ha puesto de relieve lo que debe cambiar en la profesión”. “No es suficiente quedarse en silencio y decir: ‘No está bien, pero no está sucediendo aquí’. Todos tienen que hablar y actuar, o de lo contrario nada cambiará", defiende.

UN 92,8% DE LOS VETERINARIOS ESTADOUNIDENSES SON BLANCOS

Según el informe de la Oficina de Estadísticas Laborales de 2019 ‘Características de la fuerza laboral por raza y origen étnico’, el 92,8% de los veterinarios eran blancos, por lo que es una de las profesiones de atención médica menos diversas.

Al mismo tiempo, AVMA afirma que existe un consenso general de que es necesaria una mayor diversidad en todas las profesiones de la salud para reducir las disparidades de salud, satisfacer las necesidades de una población estadounidense cada vez más cambiante y cada vez más diversa, y preparar profesionales de la salud graduados que puedan ejercer de manera inclusiva.

Estudios prevén que la década de 2030 será transformadora para la población de Estados Unidos. Y es que según la Oficina del Censo de EEUU se espera que la población crezca a un ritmo más lento, envejezca considerablemente y se vuelva más racial y étnicamente diversa.

“Aunque se ha logrado mucho en la forma de mejorar la diversidad y la inclusión en la profesión veterinaria, aún queda mucho por hacer”, concluyen los veterinarios americanos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.