VIERNES, 9 de diciembre 2022, actualizado a las 13:04

VIE, 9/12/2022 | 13:04

PROFESIONALES

El primer caso humano de Brucella canis en Reino Unido pone en alerta a los veterinarios

Aunque aseguran que el riesgo zoonósico es bajo, los veterinarios recomiendan que la prueba de Brucella canis en perros importados debería ser obligatoria

La perra que transmitió la enfermedad a su propietaria es un ejemplar de cruce de pastor alemán.
La perra que transmitió la enfermedad a su propietaria es un ejemplar de cruce de pastor alemán.

El primer caso humano de Brucella canis en Reino Unido pone en alerta a los veterinarios

Aunque aseguran que el riesgo zoonósico es bajo, los veterinarios recomiendan que la prueba de Brucella canis en perros importados debería ser obligatoria

Redacción - 24-08-2022 - 11:53 H - min.

Una mujer se ha convertido en la primera persona en el Reino Unido en contraer Brucella canis, lo que llevó a los veterinarios a solicitar la introducción de pruebas obligatorias previas a la importación de perros para detectar la enfermedad, según ha informado la revista Vet Record.

Habiendo contraído la enfermedad de un perro rescatado bielorruso que estaba criando, Wendy Hayes de Stoke-on-Trent también se vio obligada a sacrificar a todos sus perros tras la transmisión de la infección entre los animales.

B. canis es una enfermedad de notificación obligatoria y fue una de las que la Agencia de Salud Animal y Vegetal (APHA) y el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) del Reino Unido destacaron cuando suspendieron las importaciones comerciales de perros de Ucrania y los países vecinos en abril.

Parece que 'Moosha', el cruce de pastor alemán preñado que transmitió la enfermedad a su propietaria, había sido importado en marzo antes de esta prohibición.

Aunque el riesgo zoonósico de B. canis se considera bajo, en febrero de 2021 Public Health England (PHE) elaboró una "revisión y declaración de riesgos" sobre el riesgo que la enfermedad presenta a la población humana del Reino Unido.

En el informe sugirieron que los importadores de perros deberían tener la opción de evaluar voluntariamente a los perros provenientes de países donde la enfermedad es endémica.

Tras la noticia del caso Hayes, Ian Wright, veterinario y jefe del Consejo Científico Europeo de Parásitos de Animales de Compañía (ESCCAP) en el Reino Unido e Irlanda y director de directrices de ESCCAP Europa, llevó la postura un paso más allá y sugirió que las pruebas deberían ser obligatorias para perros importados de países donde la enfermedad era endémica.

“El riesgo zoonósico es bajo pero, como demuestra este caso [el caso Hayes], es muy real”, afirma. "Idealmente, las pruebas deberían ser obligatorias para los perros que se importan al Reino Unido desde países endémicos, pero hasta que esto suceda, lo más importante que pueden hacer los veterinarios es recomendar las pruebas a los propietarios de mascotas y organizaciones benéficas", añade

Los signos clínicos de B. canis incluyen infertilidad, aborto, endometritis, epididimitis y orquitis, y edema escrotal. Wright también destacó una amplia gama de afecciones no reproductivas que pueden ocurrir como resultado de la enfermedad, incluidas la uveítis crónica, la linfadenitis y el letargo.

VOLVER ARRIBA