MIÉRCOLES, 4 de agosto 2021, actualizado a la 1:15

MIÉ, 4/8/2021 | 1:15

PROFESIONALES

Preparan procedimiento para veterinarios en el sacrificio de animales por rito religioso

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición desarrolla un Procedimiento Normalizado de Trabajo sobre actuaciones del servicio veterinario oficial en el sacrificio de animales por rito religioso que ya está en fase de borrador

Sede del Ministerio de Consumo.
Sede del Ministerio de Consumo.

Preparan procedimiento para veterinarios en el sacrificio de animales por rito religioso

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición desarrolla un Procedimiento Normalizado de Trabajo sobre actuaciones del servicio veterinario oficial en el sacrificio de animales por rito religioso que ya está en fase de borrador

Redacción - 14-06-2021 - 09:11 H

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) está trabajando en un Procedimiento Normalizado de Trabajo (PNT) sobre actuaciones del servicio veterinario oficial en el sacrificio de animales por rito religioso, y el Gobierno ha explicado en una respuesta escrita en el Congreso cómo se está desarrollando.

Así, explican que el texto se encuentra en fase de borrador y participa el ‘Grupo de Trabajo de Bienestar Animal’ e integrado por autoridades competentes de salud pública de todas las Comunidades Autónomas así como de la Subdirección General de Sanidad Exterior perteneciente al Ministerio de Sanidad, del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación y de personal de Aesan.

Además, cabe señalar que ha contado con el asesoramiento científico del punto de contacto designado para España, en cumplimiento del artículo 20, sobre ‘Apoyo científico’, del Reglamento (CE) nº 1099/2009 del Consejo, de 24 de septiembre de 2009, relativo a la protección de los animales en el momento de la matanza.

El borrador de documento acordado por el Grupo de Trabajo se ha remitido a las principales entidades religiosas afectadas (Comisión Islámica de España, Instituto Halal y Federación de Comunidades Judías de España) y a las asociaciones representativas del sector cárnico en España (Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España —ANICE—, Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas —FECIC—, PROPOLLO, Asociación Empresarial Cárnica —ANAFRIC—, Organización Interprofesional para impulsar el sector cunícola —INTERCUN—, Asociación Nacional de Procesadores de Aves y Conejos y Salas de despiece de Ave de España —AMACO—, Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores —ASAJA—, Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos —COAG—, Asociación Interprofesional de las Palmípedas Grasas —INTERPALM—, Asociación Profesional de la Avicultura Alternativa —AVIALTER—, Confederación Española de Detallistas de la Carne —CEDECARNE—, Cooperativas Agroalimentarias).

El Grupo de Trabajo aún valora las observaciones recibidas para elaborar una nueva versión del PNT.

Asimismo, añaden que se han recibido alegaciones por las entidades religiosas y asociaciones del sector consultadas, que se refieren, principalmente, a los métodos de aturdimiento (si se emplean), los equipos de sujeción, la formación de los operarios, la posición del corte en el degüello, etc., que se recogen en el PNT y que se limitan a reproducir y, en su caso, aclarar los requisitos recogidos en la normativa aplicable. No obstante, se informa que muchas de estas alegaciones no podrán tenerse en cuenta puesto que no van en línea con los requisitos legales.

“El artículo 4 del Reglamento (CE) nº 1099/2009, establece que todos los animales se matarán únicamente previo aturdimiento y prevé, en el caso de animales que sean objeto de métodos particulares de sacrificio prescritos por ritos religiosos, la excepción de aturdimiento, debiéndose efectuar el sacrifico en un matadero”, señalan.

En este sentido, apuntan también que la Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio, por su parte, prevé dicha excepción cuando las obligaciones en materia de aturdimiento sean incompatibles con las prescripciones del respectivo rito religioso, siempre que las prácticas no sobrepasen los límites a los que se refiere el artículo 3 de la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa. En relación con este marco normativo, se informa que el sacrificio por rito religioso solo puede acogerse a la excepción de aturdimiento.

Cabe añadir que el Gobierno también indica que se han recibido alegaciones referentes a que el procedimiento va en contra de la libertad religiosa. “Sin embargo, la excepción recogida en el artículo 4 del Reglamento (CE) nº 1099/2009, respecto a la obligación de aturdimiento por motivos religiosos tiene, precisamente, el objeto de respetar la libertad de religión y el derecho a manifestar la religión o las convicciones a través del culto, la enseñanza, las prácticas, la observancia de los ritos, de acuerdo con el artículo 10 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (UE)”, valoran.

No obstante, matizan que la normativa recoge la posibilidad de que los Estados miembros apliquen normas más estrictas en lo referente a la protección de los animales en el momento de sacrificio. “Esta facultad ha posibilitado distintos escenarios entre los Estados miembros, de manera que algunos han prohibido el sacrificio sin aturdimiento mientras otros, como España, lo permiten. El PNT pretende garantizar el derecho de toda persona a ejercer su libertad religiosa, sin perjuicio de verificar el cumplimiento de las condiciones de bienestar animal establecidas en la legislación”, señalan.

Por otra parte, también se ha alegado que el PNT va en contra de la libertad de mercado. No obstante, el documento recoge unos criterios que, dentro del marco legal, permiten justificar que el sacrificio solo se realiza por una demanda basada en motivos religiosos, como prevé la normativa de protección de los animales en el momento del sacrificio. El PNT se ha elaborado siguiendo los criterios establecidos en la normativa de aplicación, los ya citados Reglamento (CE) Nº 1099/2009 y la Ley 32/2007, de 7 de noviembre.

El Gobierno apunta que el PNT es de carácter técnico, dirigido a armonizar los controles oficiales a realizar por el Servicio Veterinario Oficial en los mataderos, para verificar que el operador del matadero cumple con los requisitos de bienestar animal establecidos en la normativa, cuando se efectúe el sacrifico por rito religioso y se han recogido, además, recomendaciones (que no son de obligado cumplimiento), basadas en opiniones y estudios científicos.

Por lo tanto, no cabe considerar que se hayan excedido o endurecido las exigencias normativas sino que se establecen criterios para garantizar una aplicación armonizada de la normativa a nivel nacional. Además, es procedente añadir que se ha previsto un plazo para que aquellos establecimientos que se encuentren realizando el sacrificio ritual cuando se apruebe el procedimiento puedan adaptarse a lo recogido en el PNT.

ESPAÑA NO PLANTEA RESTRINGIR EL SACRIFICIO SIN ATURDIMIENTO            

En cuanto a si las exigencias para el sacrificio de animales por rito religioso impuesto a las empresas españolas pueden suponer una desventaja competitiva con el resto de operadores de la UE, es preciso señalar que el Reglamento (CE) nº 1099/2009 es de directa aplicación en todos los Estados miembros, por lo que las exigencias para los operadores deberían ser las mismas en todos los países. No obstante, como en toda normativa, hay aspectos que pueden ser objeto de interpretación por las autoridades competentes y que pueden diferir de unos países a otros.

“No se considera que el PNT suponga una desventaja competitiva con el resto de operadores de la UE, puesto que lo que pretende el documento es asegurar el cumplimiento de la normativa de manera armonizada en todo el territorio nacional”, aseguran.

La normativa de la UE permite restringir el sacrificio sin aturdimiento, de manera que en algunos Estados miembros no está permitido este tipo de sacrificio (Suecia, Finlandia, Dinamarca, Eslovenia o ciertas regiones de Bélgica). En España, afirman que no se ha considerado esta posibilidad, pero es necesario establecer pautas para que los controles oficiales sean homogéneos en todo el territorio.

Respecto a las diferencias del PNT en relación con la normativa comunitaria de referencia, especialmente con el artículo 4 del Reglamento (UE) 1099/2009, sobre protección de los animales durante el sacrificio -relativa a las excepciones previstas para el sacrificio religioso “halal” y “kosher”-, informan que dicho artículo establece que, en el caso de animales que sean objeto de métodos particulares de sacrificio por ritos religiosos, no será de aplicación la obligación de que los animales se sacrifiquen previo aturdimiento.

El PNT no establece diferencias respecto a lo establecido en el artículo 4 del Reglamento (CE) Nº 1099/2009, y recoge la posibilidad de que los animales sean sacrificados sin aturdimiento, que es la única excepción que permite el Reglamento. En caso de que los animales sean aturdidos, deberán hacerlo conforme a los métodos y las especificaciones correspondientes para cada uno de ellos, previstas en el Anexo I del Reglamento (CE) Nº 1099/2009.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.