MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 16:29

MAR, 28/9/2021 | 16:29

PROFESIONALES

El precio del veterinario marca cifras récord en la primera mitad del año

El Índice de Precios de Consumo de la primera mitad de 2021 está marcando cifras de crecimiento nunca vistas en los servicios veterinarios desde que se tienen registros

Sede del Instituto Nacional de Estadística.
Sede del Instituto Nacional de Estadística.

El precio del veterinario marca cifras récord en la primera mitad del año

El Índice de Precios de Consumo de la primera mitad de 2021 está marcando cifras de crecimiento nunca vistas en los servicios veterinarios desde que se tienen registros

Francisco Ramón López - 27-07-2021 - 10:47 H

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de los servicios veterinarios en junio, recogido por el Instituto Nacional de Estadística (INE), marca cifras de crecimiento nunca antes vistas en el periodo con datos disponibles en este sector (desde 2017).

El IPC es una medida estadística de la evolución de los precios de los bienes y servicios que consume la población en España. El conjunto de bienes y servicios, que conforman la cesta de la compra, se obtiene básicamente del consumo de las familias y la importancia de cada uno, su peso en la cesta, está determinada por este consumo.

Así, el crecimiento de los precios de los servicios veterinarios en junio de 2021 ha sido de un 3,3% con respecto a junio del año anterior, lo que supone el crecimiento interanual más alto de la serie.

Esta es una cifra que está por encima de la tasa de crecimiento interanual en España (conocida como inflación), que también ha sido alta y que en junio ha marcado un 2,7%, una inflación que no se veía desde el año 2017.

Además, hay que destacar que los datos marcados en los servicios veterinarios se encuentran lejos del siguiente crecimiento interanual más alto que ha vivido el sector en el periodo, que se marcó en abril de 2019 (+1,9%).  

Se podría pensar que este crecimiento podría deberse a que durante el año 2020, por el impacto económico del coronavirus, hubo una fuerte caída de los precios de los servicios veterinarios. Sin embargo, no fue así, pues junio del 2020 ya marcó un crecimiento interanual del IPC del 0,9%, mientras que en España esta cifra caía un 0,3%.

De hecho, si de algo puede presumir el sector veterinario desde 2017, es de no haber sufrido en ningún mes una variación interanual negativa. Ni siquiera durante la crisis del coronavirus, cuando el IPC general en España estuvo en negativo durante 9 meses consecutivos.  

Comparativa de las tasas interanuales del IPC (inflación) del índice general (azul) y el de los servicios veterinarios (naranja)

 

LA PANDEMIA NO HA TENIDO UN EFECTO NEGATIVO EN LOS PRECIOS

Hay que apuntar también que el índice de precios en los servicios veterinarios está más alto que nunca (si bien es cierto que la tendencia en todo el periodo es alcista, incluso en pandemia) y está disparado desde el arranque del año, con una dinámica muy similar a la del índice general de España, que está incluso por encima.

Además, los precios de los servicios veterinarios cerraron el 2020, el año de la pandemia, en positivo, con un 0,9% de crecimiento, cuando España terminó el año en negativo con un -0,5%. Con todo esto, se podría decir que la tendencia de los precios en el sector veterinario parece haberse visto poco marcada por el efecto de la pandemia.

Lo que sí se puede constatar es una tendencia inusual, pues junio, el primer mes del verano, no ha vivido en 2021 una caída, como suele ser habitual. Y es que en el sector veterinario es común que el IPC caiga en junio y se mantenga bajo en el resto de los meses de verano, para recuperarse en septiembre.

Debido a esto, la primera mitad del año tiende a marcar un acumulado que suele ser negativo, y de hecho ha sido así en 3 de los 4 últimos años. Sin embargo, en 2021 marca un crecimiento de enero a junio del 2,1% y presenta además por primera vez una variación mensual positiva en el mes de junio, creciendo un 0,3%, cuando en años anteriores ha llegado a marcar caídas de hasta el 1,3%.

Eso sí, hay que señalar en este punto que el acumulado del IPC de los servicios veterinarios, a diferencia de la tasa interanual, no supera a la media española, que está viéndose impulsada por la recuperación y ha marcado un crecimiento medio en España de enero a junio del 2,5%.

Teniendo en cuenta todo esto, se podría decir que los precios de los servicios veterinarios siguen una tendencia inflacionista y de marcado crecimiento en la primera mitad del año, algo que no se suele dar en el sector. Queda por ver si la segunda mitad se mantiene en esta línea.  

Índice de Precios al Consumo de los servicios veterinarios desde 2017

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.