VIERNES, 30 de julio 2021, actualizado a las 21:19

VIE, 30/7/2021 | 21:19

PROFESIONALES

Ámbitos que los veterinarios deben priorizar para garantizar el bienestar animal

La Asociación Mundial de Veterinarios ha publicado un nuevo posicionamiento en el que destaca cuáles son los principales puntos en los que los veterinarios deben centrarse para mejorar el bienestar animal

Los veterinarios son fundamentales para garantizar el bienestar de los animales.
Los veterinarios son fundamentales para garantizar el bienestar de los animales.

Ámbitos que los veterinarios deben priorizar para garantizar el bienestar animal

La Asociación Mundial de Veterinarios ha publicado un nuevo posicionamiento en el que destaca cuáles son los principales puntos en los que los veterinarios deben centrarse para mejorar el bienestar animal

Redacción - 08-07-2021 - 12:24 H

La Asociación Mundial Veterinaria (WVA, por sus siglas en inglés) ha publicado un nuevo posicionamiento titulado ‘Política sobre el papel del veterinario en el bienestar animal’. En el documento remarca que es “ampliamente reconocido” que la ciencia del bienestar animal es un campo dinámico y multidisciplinario.

En este sentido, señala que su aplicación incluye obligaciones científicas y éticas para el bienestar físico y mental de los animales, y también tiene implicaciones éticas en lo que respecta a las necesidades sociales y culturales de los seres humanos.

Por ello, la WVA subraya que garantizar un buen bienestar animal es un “pilar fundamental" para toda la comunidad veterinaria en general. “Este concepto está articulado por muchas organizaciones veterinarias en su código de prácticas, juramento, declaración veterinaria u otras declaraciones de compromiso”, indica la asociación.

Tales declaraciones se centran en el tema común de que un veterinario debe dedicarse al beneficio de la sociedad, la conservación de los recursos animales, el alivio del sufrimiento de los animales y la promoción del bienestar animal. “A medida que se amplía el conocimiento científico en el campo del bienestar animal y cambian las expectativas de la sociedad con respecto al cuidado animal, han evolucionado las definiciones comúnmente aceptadas de bienestar animal”, explican desde la WVA.

“Un ejemplo de esto proviene de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que define el bienestar animal en su Código Sanitario para los Animales Terrestres. Esta definición concluye indicando que el bienestar animal puede evaluarse examinando las condiciones de vida de los animales. Además, se puede decir que los animales se encuentran en un estado de bienestar positivo si están sanos, cómodos, bien alimentados, seguros y capaces de expresar un comportamiento innato, y si no sufren estados desagradables, como dolor, miedo, aburrimiento y angustia”, apuntan en el posicionamiento.

Esta definición refleja los “cinco dominios”, que son ampliamente aceptados como la base del buen bienestar animal y que cuentan con el apoyo de la WVA. El concepto de “cinco dominios” incluye cuatro dominios físicos o funcionales (nutrición, medio ambiente, salud y comportamiento), que consideran el funcionamiento biológico o el bienestar físico.

El quinto dominio (estado mental) considera el bienestar psicológico. Tradicionalmente, la comunidad veterinaria se ha centrado en la salud y la producción animal como indicadores de un buen bienestar animal. Cada vez más, se ha reconocido que el buen bienestar animal también incluye la consideración del estado afectivo del animal (es decir, cómo se siente o sensibilidad del animal), así como un énfasis en la vida natural (es decir, la consideración de si el animal puede expresar comportamientos que son específicos para esa especie y si tienen lo que necesitan y quieren).

“Es igualmente importante considerar y promover los estados afectivos positivos, así como prevenir los negativos. La Asociación Mundial Veterinaria reconoce la importancia del buen bienestar animal, no solo para los animales sino también para las personas”, detallan en el posicionamiento.

La WVA reconoce la importancia del buen bienestar animal, no solo para los animales sino también para las personas. “Es bien sabido que un buen bienestar animal puede tener beneficios positivos y de gran alcance en varias facetas, incluida la salud física y psicológica humana, el desarrollo social y cultural, la reducción de la pobreza y el hambre, la gestión de desastres y la sostenibilidad ambiental”, aseguran.

RECOMENDACIONES EN BIENESTAR ANIMAL PARA LOS VETERINARIOS

“A medida que la comprensión y la preocupación mundiales por el bienestar animal continúan cambiando, también debe evolucionar la educación y el papel de la comunidad veterinaria en este sentido, incluido el apoyo a la Declaración Universal sobre Bienestar Animal”, explican.

Por todo ello la WVA sostiene que la comunidad veterinaria en general, y los veterinarios individualmente, deben mantener su compromiso con el bienestar animal y cumplir con sus deberes como defensores de los animales y líderes en el campo del bienestar.

La participación de los veterinarios en el bienestar animal debe abarcar una amplia gama de actividades, que incluyen, entre otras funciones veterinarias tradicionales en la detección de enfermedades, la prevención de enfermedades y el tratamiento de animales enfermos.

Asimismo, la WVA destaca una mayor comprensión y reconocimiento del dolor y su mitigación, e implementación de estándares de buenas prácticas veterinarias que apoyan la mejora del bienestar animal.

Por otro lado, señala como deber de los veterinarios el educar, informar e influir en los propietarios, manipuladores, transportistas, productores, criadores, investigadores y cuidadores de animales sobre las mejores prácticas de cuidado animal.

“La participación en esfuerzos científicos conduce a una mejor comprensión del bienestar animal y la aplicación de este conocimiento en la práctica”, aseguran desde la WVA, y apuntan a la importancia de educar e informar al público en general sobre las buenas prácticas de bienestar animal.

También desde la asociación instan a que los veterinarios influyan “en los responsables de la formulación de políticas para proteger y mejorar aún más el bienestar animal” y a que participen en el desarrollo de políticas y legislación de bienestar animal.

Además, llaman a los veterinarios a participar en evaluaciones de bienestar animal y supervisión en producción animal, investigación, albergue, transporte, cría, actividades deportivas, educativas y recreativas.

La asociación de veterinarios apuesta en su posicionamiento por fomentar los esquemas de garantía que promueven el mejor bienestar animal, así como educar a los consumidores y usuarios de productos animales e influenciarlos para que demanden productos de alta calidad producidos bajo buenas prácticas de bienestar animal.

“La WVA apoya la mejora de la integración de la ciencia y la práctica del bienestar animal en la educación profesional veterinaria. Las competencias del primer día de todos los graduados en veterinaria deben ser adecuadas para permitir que los nuevos veterinarios evalúen y consideren el bienestar animal. Además, toda la profesión veterinaria debe integrar los avances relevantes en el bienestar animal en los programas de desarrollo profesional continuo en curso”, concluye la asociación en su posicionamiento.

ACCEDA AL POSICIONAMIENTO SOBRE BIENESTAR ANIMAL DE LA WVA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.