DOMINGO, 19 de mayo 2024

DOM, 19/5/2024

PROFESIONALES

Posicionamiento veterinario contra la restricción internacional de la ketamina

La Asociación Mundial Veterinaria se opone a restringir el uso de la ketamina colocándola como una sustancia catalogada en la Convención de las Naciones Unidas sobre sustancias psicotrópicas

Rafael Laguens, presidente de la Asociación Mundial Veterinaria.
Rafael Laguens, presidente de la Asociación Mundial Veterinaria.

Posicionamiento veterinario contra la restricción internacional de la ketamina

La Asociación Mundial Veterinaria se opone a restringir el uso de la ketamina colocándola como una sustancia catalogada en la Convención de las Naciones Unidas sobre sustancias psicotrópicas

Redacción - 28-08-2023 - 08:53 H - min.

La Asociación Mundial Veterinaria (WVA) ha publicado un posicionamiento en el que “se opone firmemente al control internacional de la ketamina, ya que esto podría llevar a que la ketamina ya no esté disponible para los veterinarios y médicos para uso clínico”.

Desde la WVA explican que la ketamina es un fármaco importante para la anestesia y la inmovilización en medicina veterinaria. Sin embargo, indican que se han presentado propuestas a organizaciones internacionales para restringir su uso colocándola como una sustancia catalogada en la Convención de las Naciones Unidas sobre sustancias psicotrópicas de 1971.

“Dado que a menudo es el único anestésico inyectable disponible, su uso no debe restringirse como medicamento incluido en listas internacionales”, afirman los veterinarios. Es por todo esto por lo que la WVA hace referencia a la decisión del Comité de Expertos en Farmacodependencia de la Organización Mundial de la Salud, que evaluó críticamente la ketamina en 2006, 2012, 2014 y 2015 y recomendó que la ketamina no se someta a control internacional.

“El Comité de la OMS concluyó que el abuso de ketamina no representa una amenaza para la salud pública mundial, mientras que la clasificación internacional podría limitar el acceso a un importante agente anestésico e inmovilizador”, recuerdan.

La WVA admite que es consciente de los posibles problemas de salud pública causados por el uso ilícito de ketamina; sin embargo, destaca que el impacto de una disponibilidad reducida perjudicaría significativamente el bienestar humano y animal.

Dicho esto, reconoce que algunos países pueden terminar optando por limitar el uso de ketamina a profesionales autorizados o registrados, como veterinarios y médicos.

VOLVER ARRIBA