DOMINGO, 27 de septiembre 2020, actualizado a las 12:39

DOM, 27/9/2020 | 12:39

PROFESIONALES

Polémica reducción del 60% de infracciones en bienestar animal

La reducción del 60% de las infracciones en bienestar animal en el año 2018 en EEUU ha levantado polémica en ciertos sectores que acusan a la Administración de realizar menos inspecciones y reducir el personal

Polémica reducción del 60% de infracciones en bienestar animal

Polémica reducción del 60% de infracciones en bienestar animal

La reducción del 60% de las infracciones en bienestar animal en el año 2018 en EEUU ha levantado polémica en ciertos sectores que acusan a la Administración de realizar menos inspecciones y reducir el personal

Jorge Jiménez - 28-02-2019 - 15:00 H

La reducción en el registro de infracciones en sanidad animal en Estados Unidos (EEUU) por los inspectores del Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) ha sido calificado como “falta de cumplimiento de sus obligaciones” por parte de diversas asociaciones de protección de los animales.

Según los más críticos, el USDA no está cumpliendo correctamente sus obligaciones a la hora de garantizar el bienestar de los animales en criaderos de mascotas, laboratorios de investigación o zoológicos.

Alrededor de 8.000 instalaciones autorizadas por el USDA para el mantenimiento de animales están sujetas a inspecciones por sorpresa por un periodo de 1 a 3 años. Aunque desde el organismo señalan que, ahora, proporcionan una notificación anticipada para algunas de estas instalaciones.

En el año 2017, los inspectores registraron más de 4.000 infracciones, de las que 331 fueron clasificadas como “críticas”, según el Instituto de Bienestar Animal, organización que contabilizó las cifras utilizando informes de inspección publicados por el USDA.

En este sentido, en el año 2018 el número de infracciones se redujo hasta situarse por debajo de las 1.800 registradas, 128 de las cuales fueron clasificadas como críticas.

Esta caída significativa ha sido calificada por las voces críticas como una “falta” de supervisión por parte del USDA en las industrias animales. Estas infracciones pueden conllevar consecuencias penales y sanciones, las cuales también se desplomaron el pasado año.

Por su parte, desde el Instituto de Bienestar Animal, han señalado que, tras hablar con los inspectores de la USDA, estos habrían declarado que la nueva guía sobre supervisión de instalaciones animales “les dejó confundidos”. Ante esto, desde el Instituto han apuntado a que se está “paralizando” al personal de inspección.

Desde el USDA, confirmaron la caída del número de infracciones apuntado que, aunque la reducción es efectiva, “todavía se seguían reportando infracciones, aunque se detectaron menos elementos que no cumplían con los estándares de inspección”.

En este sentido, Lyndsay Cole, portavoz de la Agencia de Servicio de Inspección de Animales y Plantas del USDA, relacionó este descenso con una disminución del 5% de las inspecciones en 2018 debido a la escasez de inspectores.

Aunque Cole destacó que la adaptación de la guía de inspección a la Ley de Bienestar Animal ha resultado en “un mejor cumplimiento” de la normativa en muchas instalaciones y, en algunos casos, en el cierre de instalaciones crónicas que, “no cumplían la normativa”.

Sin embargo, los críticos apuntan que los cambios han sido el equivalente a una cierta “indulgencia”, donde no se señalan todos los hechos que constituirían infracciones.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.