DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a las 2:02

DOM, 25/10/2020 | 2:02

PROFESIONALES

¿Podría el coronavirus felino inspirar tratamientos contra la Covid-19?

Un grupo de investigadores ha publicado un artículo en el que describe los aspectos más importantes de la peritonitis infecciosa felina causada por el coronavirus felino y la Covid-19

¿Podría el coronavirus felino inspirar tratamientos contra la Covid-19?

¿Podría el coronavirus felino inspirar tratamientos contra la Covid-19?

Un grupo de investigadores ha publicado un artículo en el que describe los aspectos más importantes de la peritonitis infecciosa felina causada por el coronavirus felino y la Covid-19

Francisco Ramón López - 29-09-2020 - 12:45 H

Poco a poco la investigación científica encuentra nuevos tratamientos contra el coronavirus. Quizá los dos más reconocidos hasta el momento hayan sido la dexametasona, un corticoide con efectos inmunosupresores que permite frenar la inadecuada respuesta inmune de algunos de los cuadros más graves de Covid-19, y el Remdesivir, el primer antiviral aprobado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para tratar esta enfermedad.

Desde el sector veterinario, se ha venido advirtiendo que estos tratamientos no son tan novedosos como pudiera parecer. De hecho, el catedrático de Medicina Animal de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria Alberto Montoya ya señaló en declaraciones para Animal’s Health que la dexametasona venía utilizándose décadas para tratar la peritonitis infecciosa felina (FIP), una enfermedad poco común, aunque mortal, de los gatos causada por el coronavirus felino (FCoV).

Ahora, un equipo de investigadores del Departamento de Medicina Veterinaria de la Universidad de Milán ha publicado un artículo en el que realizan un estudio comparativo del FCoV y el SARS-CoV-2, así como de las enfermedades que causan para, desde la experiencia veterinaria, conocer mejor el virus y mejorar el tratamiento de la Covid-19.

Los autores señalan que el FCoV, al ser uno de los numerosos coronavirus que son bien conocidos en medicina veterinaria, podría ser de interés y brindar sugerencias sobre aspectos patogénicos del SARS-CoV-2 que aún no están claros.

Los investigadores describen en el artículo los aspectos más importantes de FIP y la Covid-19 y las similitudes y diferencias entre estas importantes enfermedades, y señalan que se ha demostrado que las medidas preventivas recomendadas actualmente para prevenir la propagación del SARS-CoV-2 están fomentando la erradicación de la PIF en los hogares felinos.

Así, por ejemplo, apuntan que el SARS-CoV-2 y el FCoV son virus taxonómicamente distantes, pero conocer el coronavirus felino podría aportar ideas sobre la capacidad de recombinación del SARS-CoV-2 con otros coronavirus, algo que se ha reportado con el FCoV.

Además, apuntan que el SARS-CoV-2 y el FCoV difieren en términos de algunas características patogénicas, clínicas y patológicas. Sin embargo, algunos de los eventos patógenicos e inmunopatogénicos que son bien conocidos en los gatos FIP parecen estar presentes también en personas con Covid-19.

Un ejemplo de esto es lo que Montoya denominaba como “bomba inflamatoria”, que dispara las citosinas, y puede generar algunos de los cuadros más graves de la Covid-19. La dexametasona, de hecho, además de para controlar la inflamación, se ha mostrado eficaz por reducir esta respuesta inflamatoria exagerada.

EL REMDESIVIR YA SE UTILIZABA PARA TRATAR EL CORONAVIRUS FELINO

Por tanto, queda acreditado que este tratamiento de la peritonitis infecciosa felina es efectivo contra el coronavirus. Ocurre exactamente lo mismo con el Remdesivir, y es que los autores apuntan que su sustancia activa, el GS-441524, es ampliamente conocido por el sector veterinario desde hace años, y de hecho es “uno de los compuestos terapéuticos más prometedores contra la FIP”, una enfermedad que se ha considerado “irremediablemente mortal” hasta hace poco.

De hecho, investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de California Davis (UC Davis ) publicaron en febrero de 2019 un estudio en el que concluyeron que esta sustancia activa era segura y efectiva para el tratamiento del FIP.

Tal ha sido el impacto de este tratamiento para los gatos que, aunque no se comercializaba legalmente, algunos propietarios habían accedido al fármaco a través  de empresas farmacéuticas chinas. La propia UC Davis ha lanzado varios comunicados sobre el asunto, advirtiendo de un uso inapropiado.

En la misma línea, investigadores de la Universidad de Alberta publicaban recientemente otro estudio, en este caso sobre la sustancia activa  GC376 que también se utilizaba en el tratamiento de la FIP de los gatos, en el que señalaban que era efectiva a la hora de frenar la replicación del virus.

Además, los investigadores apuntan que debido a que este medicamento ya se ha utilizado para tratar gatos con coronavirus, y es eficaz con poca o ninguna toxicidad, ya pasó las etapas preclínicas de pruebas en animales, lo que facilitaría su uso.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.