DOMINGO, 19 de septiembre 2021, actualizado a las 9:21

DOM, 19/9/2021 | 9:21

PROFESIONALES

Piden reforzar los sistemas sanitarios tanto para la salud humana como animal

Los científicos Luis Enjuanes y Joaquim Segalés han participado en la segunda edición de las jornadas ‘¿Cómo podemos prevenir futuras pandemias?', organizadas por Ceva y retransmitidas por el Colegio de Veterinarios de Madrid

De izda a dcha, Joaquim Segalés, investigador del IRTA-CReSA, y Luis Enjuanes, jefe del laboratorio de Covid-19 en el Centro Superior de Investigaciones Científicas.
De izda a dcha, Joaquim Segalés, investigador del IRTA-CReSA, y Luis Enjuanes, jefe del laboratorio de Covid-19 en el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

Piden reforzar los sistemas sanitarios tanto para la salud humana como animal

Los científicos Luis Enjuanes y Joaquim Segalés han participado en la segunda edición de las jornadas ‘¿Cómo podemos prevenir futuras pandemias?', organizadas por Ceva y retransmitidas por el Colegio de Veterinarios de Madrid

Redacción - 04-06-2021 - 10:57 H

El presidente del Colegio de Veterinarios de Madrid (Colvema), Felipe Vilas, fue el encargado de inaugurar la segunda de las jornadas de Ceva Salud Animal ‘El futuro es One Health’, que han sido retransmitidas desde la sede de la institución colegial. "Los veterinarios estamos completamente comprometidos en todo lo que conlleve un enfoque de una sola salud, animal, humana y del medioambiente", defendió Vilas.

En la jornada bajo el título '¿Cómo podemos prevenir futuras pandemias?' participaron los prestigiosos científicos Luis Enjuanes y Joaquim Segalés, a los que dio la bienvenida y destacó sus amplios méritos en la investigación de vacunas animales y humanas.

Luis Enjuanes, profesor de virología en Madrid, es el jefe del laboratorio de Covid-19 en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde dirige el equipo que está desarrollando en la actualidad una vacuna, que ya está en fase avanzada y requiere de una técnica diferente a otras, ya que se trata de una de las denominadas vacunas ‘esterilizantes’. El presidente se mostró muy satisfecho de tener en el Colegio a este eminente científico que además ha tenido en su trayectoria, mucho contacto con los veterinarios.

De Joaquim Segalés, Vilas destacó su alto nivel científico y la gran defensa que ha hecho, desde que comenzó la pandemia, del papel fundamental que deben tener los veterinarios en ésta y en cualquier otra que pudiera producirse en el futuro.

El profesor Enjuanes, por su parte, comenzó hablando de la gran capacidad de mutación que tienen los virus, ya que son grandes generadores de variabilidad genética y ofreció el dato de que, sólo en el tracto entérico humano, existen más de 1.200 virus distintos.

También quiso resaltar la gran influencia del cambio climático en la diseminación de enfermedades infecciosas. El clima, dijo, y en concreto la temperatura y la humedad, afecta a la diseminación de vectores virales como garrapatas y mosquitos y puso como ejemplo la lengua azul, que se transmite a través del mosquito del género Culicoides.

El aumento de temperaturas, ha hecho que estos mosquitos sobrevivan incluso en épocas invernales y que la enfermedad se propague de forma más amplia y prolongada en el tiempo. Es decir, las condiciones meteorológicas influyen en la capacidad del vector de infectarse, replicar y transmitir el virus, como ha ocurrido también con el virus del Nilo Occidental.

Respecto a los coronavirus, explicó que se conocen 7 que puedan afectar a humanos y todos proceden de los murciélagos, de donde pasan luego a otro animal hospedador intermediario y, de ahí al hombre. El problema, dijo, “es que estos murciélagos están ahora volando por todo el mundo y puede aparecer en cualquier momento una epidemia o pandemia nuevas”.

Sobre los más recientes: SARS-CoV (2002), MERS-CoV (2012) y SARS-Cov-2 (2019), mencionó la diferencia existente en cuanto a su capacidad infectiva y mortalidad relacionada.

EXPLICAN EL DESARROLLO DE LA VACUNA ESPAÑOLA

Tanto en el SARS-CoV como el SARS-Cov-2 , se ha visto que la civeta es un animal en el que se encontraron ambos virus, con lo que es un hospedador intermediario entre el murciélago (origen) y el hombre, algo que ya está demostrado. En China, la civeta se considera un 'manjar' y se venden vivas en los llamados mercados “húmedos” por lo que la transmisión del virus a otros animales y a humanos es fácil y así ha ocurrido.

En cuanto a la llamada “vacuna española”, que está desarrollando el equipo que lidera, explicó que se trata de una vacuna de un tipo diferente a las que conocemos y que solo hay otras 4 en el mundo que se estén desarrollando, de similares características.

Ellos trabajan en unas  vacunas que llaman ‘Replicones RNA’ que están basadas en moléculas de RNA pero que llevan un sistema de auto amplificación del RNA de manera que se puede amplificar entre 1.000 y 5.000 veces.

Para crearla, partieron de un clon infectivo del virus que tiene un genoma extremadamente largo. Fueron eliminando de la secuencia genética los genes uno a uno y cuando eliminaron el gen E, observaron que eso había atenuado al virus. Si infectaban a  los ratones transgénicos  con el virus con el gen E morían a los 6 días, pero si era con el que no llevaba el gen E no tenían infección.

Luego probaron a inmunizar a unos ratones si y a otros no y someterles a una carga viral grande del SARS-CoV-2 y vieron que la vacuna era efectiva y sobrevivían el 100%. Comprobaron que este virus sin gen E se podía amplificar y cuando estudiaron su replicación vieron que no se diseminaba, es decir, se generaban viriones dentro de las células con la estructura polimérica del virus nativo, pero no podían pasar de una célula a otra, por lo que se trata de una vacuna muy inmunogénica, que ya no puede revertir a virulenta, como pasaba en otras vacunas clásicas

Cuando a ratones inmunizados con la nueva vacuna, se les inoculaban 100.000 dosis infectivas del virus original, a los 3-4 días no encontraban ese mismo virus que se había inoculado y por eso se llama “inmunidad esterilizante”, porque estos ratones estaban tan bien inmunizados, que no permitían la replicación de las dosis infectivas que se les había administrado.

Para finalizar su intervención, quiso destacar que, para luchar frente a futuras pandemias no se puede improvisar y hay que tener todo institucionalizado, con laboratorios con experiencia e instalaciones adecuadas y debemos estar preparados para combatir las enfermedades animales y humanas. “Los virus no conocen fronteras y por tanto hay que reforzar los sistemas sanitarios tanto para personas como para animales”, concluyó.

  • GALERIA

    De izda a dcha, Eloy Marino, secretario de Colvema; Felipe Vilas, presidente del Colegio de Veterinarios de Madrid; el científico Luis Enjuanes; y la vicepresidenta de Colvema, Ana Perez

DESTACAN LA IMPORTANCIA DEL VETERINARIO EN LA PREVENCIÓN

A continuación, el catedrático de sanidad animal de la facultad de veterinaria CEU Cardenal Herrera, Santiago Vega, que moderaba la jornada, presentó a Joaquim Segalés, investigador del IRTA-CReSA, quien habló del papel que pueden jugar los cerdos en futuras pandemias. 

En el caso de los cerdos, según el experto, es difícil que se produzca un contagio masivo a humanos porque, con la higiene necesaria, la contaminación oro-fecal es complicada. Sería posible si la contaminación fuera aerógena y el patógeno afectase a vías respiratorias altas. Serían por tanto los más “probables”, los virus de la influenza (en general, no solo porcina) y el virus Nipah, que ya ha provocando epidemias a nivel local y en diferentes partes del mundo.

Ya se declaró pandemia en su momento la influenza aviar en 2009-2010 y ha habido varías epidemias en Rusia y Hong Kong.

En opinión del experto, a modo de conclusiones, zoonosis las hay en todas las especies domésticas, pero el cerdo tiene un potencial pandémico bastante limitado. Aun así hay que mantenerse alerta porque la ecología de los animales domésticos es cambiante y también sus microorganismos y, finalmente, destacó el papel fundamental del veterinario en el ‘One Health’ya que lo más importante en cualquier pandemia es la infección en origen y se está viendo que suelen ser principalmente animales.

Explicó que los costes de combatir una pandemia son muchísimo mayores que los de prevenirla y por ello hay que invertir en investigación, laboratorios y formación del personal, para estar preparados y no llegar tarde. Para Segalés es fundamental la preparación y la anticipación, lo que significa necesariamente inversión en investigación y colaboración internacional.

Para terminar, la representante de Ceva Salud Animal, Susana Mesonero, agradeció su intervención  a los ponentes, al Colegio de Veterinarios de Madrid y en especial al moderador de ambas sesiones, Santiago Vega, quien a modo de conclusión de ambas jornadas recalcó, una vez más, que la relación entre salud animal y humana y el medio ambiente es absoluta y se debe tratar como una salud única (‘One Health’).

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.