DOMINGO, 19 de enero 2020, actualizado a las 17:20

DOM, 19/1/2020 | 17:20

PROFESIONALES

Una operación veterinaria ayuda a respirar a un perro braquicéfalo

La cirugía para ensanchar la nariz y acortar el paladar mejora la calidad de vida de perros braquicéfalos como Texas, un boston terrier que ha dejado de sufrir problemas respiratorios gracias a la intervención veterinaria

GALERIA
Boston terrier es una de las razas que pueden presentar problemas respiratorios debido a su morfología.

Una operación veterinaria ayuda a respirar a un perro braquicéfalo

La cirugía para ensanchar la nariz y acortar el paladar mejora la calidad de vida de perros braquicéfalos como Texas, un boston terrier que ha dejado de sufrir problemas respiratorios gracias a la intervención veterinaria

Alfonso Neira de Urbina - 05-06-2019 - 12:38 H

Los boston terrier, los pugs y los bulldogs franceses son razas de perro muy populares, y de las cuales hay amantes a lo largo y ancho del mundo, pero sus hocicos achatados no son una buena señal en cuanto a salud se refiere, ya que a menudo sufren dificultades para respirar. De hecho, Holanda recientemente ha prohibido la cría de estos animales con rasgos exagerados.

Muchos de los ejemplares de estas razas acaban sufriendo el síndrome respiratorio de los braquicéfalos, o síndrome braquiocefálico, una patología obstructiva de las vías respiratorias que se genera por un aumento de la resistencia de las vías aéreas, que a menudo provoca exceso de jadeos en los perros.

Este es el caso de Texas, un boston terrier de dos años que sufría problemas respiratorios que le llevaron a colapsar cuando caminaba con sus dueños. Entonces, un veterinario, gracias a una intervención quirúrgica, ha transformado la vida del animal a mejor, y el perro vuelve a respirar tranquilo.

Tim Borthwick, cirujano veterinario de Clyde Vet Group en Lanark (Reino Unido), fue el encargado de dar un respiro a Texas. Concretamente, Borthwick realizó una cirugía para ensanchar el hocico del perro y acortar su paladar blando, una anomalía común en las razas braquicéfalas.

“Tenía la nariz muy aplastada y sufría problemas respiratorios. Cuando hacía calor no podía correr ya que no podía respirar y, a menudo, se despolmaba cuando estábamos caminando”, ha explicado Margaret Irving, dueña de Texas.

Los veterinarios británicos alertan de que están viendo como aumenta el número de braquicéfalos que sufren problemas de salud, como en el control de la temperatura y en la respiración.

En este sentido, la cirugía puede ser una buena opción, ya que los problemas se atribuyen generalmente al hocico y el paladar blando, aunque recientes investigaciones han revelado que la genética puede desempeñar un importante papel.

“Debido a que su estructura esquelética es más corta, el resultado es más tejido blando con un flujo de aire a menudo reducido, que tiene efectos secundarios”, ha explicado el veterinario que ha operado a Texas, quien ha señalado que los braquicéfalos “también pueden sufrir cuando hace calor o si se excitan o caminan durante más tiempo del habitual”.

En este sentido, varias razas pueden sufrir de esta dolencia, ya que, como ha apuntado Borthwick, “cualquier perro con un hocico corto puede sufrir síndrome respiratorio de los braquicéfalos, por lo que es necesario educar a los dueños sobre los problemas respiratorios que pueden encontrarse e informarles de las opciones para mejorar la salud y el bienestar de los animales de compañía”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.