JUEVES, 5 de diciembre 2019, actualizado a las 22:49

JUE, 5/12/2019 | 22:49

PROFESIONALES

Palma fijará un número máximo de mascotas por vivienda

Palma de Mallorca ha anunciado una nueva ordenanza sobre bienestar animal que no está exenta de polémica. La nueva norma incluye novedades como establecer un número máximo de mascotas por vivienda o la esterilización obligatoria

GALERIA
Antoni Noguera, alcalde de Palma de Mallorca, y Ramón García, presidente del Colegio de Veterinarios de las Islas Baleares.

Palma fijará un número máximo de mascotas por vivienda

Palma de Mallorca ha anunciado una nueva ordenanza sobre bienestar animal que no está exenta de polémica. La nueva norma incluye novedades como establecer un número máximo de mascotas por vivienda o la esterilización obligatoria

Alfonso Neira de Urbina - 22-02-2019 - 14:20 H

El Ayuntamiento de Palma de Mallorca ha aprobado la 'Ordenanza para la tenencia y el bienestar de los animales de familia y domésticos en la sociedad urbana’, que llevarán al pleno el 28 de febrero, y posteriormente pasará por un periodo de exposición pública.

Entre las novedades que incluye la norma, no exenta de polémica, destaca el cambio de nomenclatura de las mascotas, que pasarán de ser animales ‘de compañía’, a animales ‘de familia’. Pero concretamente esta medida, no es la causante de la polémica suscitada.

El presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de las Islas Baleares, Ramón García, ha expuesto en declaraciones a Animal’s Health  su opinión sobre la nueva ordenanza, en la que ve “más luces que sombras”. Entre los puntos más polémicos de la nueva norma municipal, se encuentra una medida que es “una gran novedad”, la instauración de un número máximo de mascotas que pueden habitar en una vivienda.

Una medida que el presidente del Colegio deduce que ha sido tomada por “denuncias o molestias”, aunque afirma desconocer “los criterios concretos que han utilizado para poder llegar un número determinado de animales en una u otra vivienda”. Y es que, según apunta García, el Ayuntamiento no ha tomado en consideración al Colegio de Veterinarios de la Islas Baleares a la hora de redactar la nueva ordenanza. De hecho, asegura que han tenido noticia de ella gracias a la prensa, algo que le ha “llamado la atención”, debido a que la relación que mantienen con el consistorio "es buena".

Ateniéndose a la nueva ordenanza, el número máximo de animales que se podrán tener en una vivienda será de tres perros en los pisos, aunque variará dependiendo del tipo de casa. En este punto, García considera que poner un número concreto es algo "un poco aleatorio”. "Puedes tener un único animal, que no te ocupes de él y que esté montando un pollo cada vez que te vas, y esto produce un efecto mucho más negativo que el hecho de que tengas cuatro yorkshire y los tengas fenomenal en un piso de 20 metros y los vecinos ni sepan que están ahí. Y digo yorkshire como podría decir cuatro o cinco gatos”, explica.

OBLIGACIÓN DE ESTERILIZAR EN 3 SUPUESTOS

Otra de las medidas que introduce la nueva norma es la obligación de esterilizar a las mascotas en tres supuestos: los gatos que acceden a zonas públicas, los perros catalogados como potencialmente peligrosos y aquellos que estén en fincas rústicas.

En cuanto a la obligación de esterilizar a los gatos que acceden a las zonas públicas, al presidente del Colegio de Veterinarios de las Islas Baleares le parece “una medida razonable” y recuerda que, en este caso, la norma no es novedosa, ya que un ayuntamiento cercano a Palma de Mallorca, Calviá, ya sacó una ordenanza "exactamente con los mismos términos”.

Este supuesto “puede ser evidentemente positivo”, según García, debido a que podría suponer “una alternativa para eliminar el exceso de camadas indeseadas y a los animales que están saliendo a la calle sin ningún control”.

En cambio, para el presidente los otros dos supuestos: la esterilización obligatoria de perros catalogados como potencialmente peligrosos y los que se encuentran en fincas rústicas, “es más discutible”. Así, García explica que si bien es cierto que los veterinarios consideran que “la esterilización es una cuestión que puede ser recomendable para una serie de efectos tanto de comportamiento anómalo particular, como en temas que pueden beneficiar a nivel patológico”, también “es una cuestión ligada a la voluntad del propietario”.

En cuanto a las fincas rústicas, García ve falta de concreción. “¿A qué nos estamos refiriendo? ¿A un chalet o a una zona rústica vallada con animales y con personas que no les permiten salir de esa zona, de esa finca? ¿Y les obligas a esterilizarlos? Me parece un poco absurdo”, se pregunta.

En lo referente a los perros potencialmente peligrosos, el presidente del Colegio de Veterinarios de las Islas Baleares considera que también es un supuesto “cuestionable”. En este caso, se pregunta cuál es la diferencia entre una persona que tenga un rottweiler como animal de compañía, si se trata de un animal equilibrado y con todas las necesidades cubiertas, y un propietario de un pastor belga.

Asimismo, García hace referencia a otras iniciativas de la norma como la creación de una Oficina Municipal de Bienestar Animal, campañas para alcanzar el ‘sacrificio cero’ o la implantación de un plan de colonias felinas. Aunque este último punto no es novedoso, ya que en el Ayuntamiento ya tenían una regulación y unos protocolos aprobados y colgados en su web. Es más, según señala el presidente, ya lo estaban aplicando. Un tema en el que el Colegio ha tenido “alguna colaboración al respecto” y que se ha incluido dentro de la nueva norma.

VALORACIÓN GENERAL: “MÁS LUCES QUE SOMBRAS”

Pero aunque la ordenanza se haya teñido por la polémica, García ve puntos positivos. “La normativa presenta aspectos que son muy interesantes y creo que positivos, ya que fomenta la tenencia responsable, que es la clave de este asunto”, explica.

“Tener un animal es que lo tengas en condiciones, que tengas garantizando lo que son todos los cuidados, la alimentación, todo el tema sanitario que es un tema fundamental, y  que puedas dedicarle tiempo, que no tenga problemas de comportamiento y puedas convivir con las personas que te rodean”, añade.

En cuanto a la valoración general, el presidente de los veterinarios baleares considera que la ordenanza “tiene más luces que sombras”, ya que hay aspectos que se potencian mucho, como el concepto de tenencia responsable. "Al fin y al cabo este punto va a ser la clave para que tengas a tu animal en condiciones y que no genere problemas a los vecinos, que es lo que le interesa al ayuntamiento: conseguir una convivencia adecuada entre animales y personas en un entorno urbano”, explica.

“Algunos puntos hablan mucho de la necesidad de tener un buen cuidado del animal, tenerlo en condiciones de bienestar máximas, de evitar la mayor parte de molestias posibles y, sobre todo, incide mucho en la responsabilidad del propietario tanto en los cuidados como en lo que es la convivencia en espacios públicos o teniendo cuidado con los orines. En fin, hay una serie de cuestiones que son positivas de cara a lo que es la convivencia”, expone el presidente.

Aunque García matiza que las bondades de la norma se ven empañadas en cierto sentido por “dos o tres aspectos” que “son más o menos discutibles”. Aunque, como explica el presidente del Colegio de Veterinarios de las Islas Baleares, habría que “conocer por qué se ha llegado a esa conclusión”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.