SÁBADO, 25 de mayo 2024

SÁB, 25/5/2024

PROFESIONALES

La ONU advierte del peligro para la salud humana del comercio ilegal de fauna silvestre

La Organización de las Naciones Unidas ha publicado su Informe Mundial sobre Delitos contra la Vida Silvestre, en el que abordan el impacto del comercio ilegal de animales

La Organización de las Naciones Unidas ha investigado las tendencias recientes en el tráfico ilegal de especies protegidas de fauna silvestre.
La Organización de las Naciones Unidas ha investigado las tendencias recientes en el tráfico ilegal de especies protegidas de fauna silvestre.

La ONU advierte del peligro para la salud humana del comercio ilegal de fauna silvestre

La Organización de las Naciones Unidas ha publicado su Informe Mundial sobre Delitos contra la Vida Silvestre, en el que abordan el impacto del comercio ilegal de animales

Francisco Ramón López - 15-05-2024 - 18:23 H - min.

La tercera edición del Informe Mundial sobre Delitos contra la Vida Silvestre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) investiga las tendencias recientes en el tráfico ilegal de especies protegidas de fauna silvestre y proporciona una amplia evaluación del conocimiento actual sobre las causas e implicaciones de los delitos asociados a nivel global.

Como fue el caso de las dos primeras ediciones, publicadas en 2016 y 2020, la investigación realizada para este informe incluyó una evaluación cuantitativa del tráfico mundial de vida silvestre y una serie de estudios de casos en profundidad.

Un énfasis adicional para esta edición está en el análisis sistemático de los daños e impactos de los delitos contra la vida silvestre, los factores que impulsan las tendencias delictivas y la evidencia sobre qué intervenciones correctivas funcionan mejor.

El informe incluye todo un apartado sobre los peligros sanitarios que supone el comercio ilegal de animales silvestres. “Los riesgos de enfermedades asociados con el comercio de vida silvestre han sido señalados periódicamente en las últimas décadas por especialistas en los campos de la salud humana y animal”, afirman en el documento.

Las preocupaciones están relacionadas tanto con los riesgos directos de transmisión de enfermedades a las personas (zoonosis), a partir de animales, carne de animales silvestres y otros productos como también con la amenaza a las poblaciones de animales silvestres o los ecosistemas naturales.

“Durante mucho tiempo se había predicho que el creciente alcance y volumen del comercio de vida silvestre como componente de la creciente y cada vez más interconectada economía mundial globalizada aumentaba el riesgo de aparición y propagación de nuevas enfermedades peligrosas de los animales a las personas”, afirman.

Es por esto por lo que, señalan que “no sorprende que la atención a esta cuestión aumentara drásticamente en 2020, cuando los primeros comentarios sobre el posible origen de la pandemia de Covid-19 sugirieron vínculos con mercados donde se creía que se vendían animales salvajes como mascotas y como alimento”.

“Aunque las investigaciones posteriores sobre el origen de la enfermedad no han llegado a una conclusión definitiva, una revisión exhaustiva de la evidencia publicada a finales de 2022 señaló que la mayoría de los artículos sobre este tema apuntan a un origen zoonósico del coronavirus”, destacan.

LA RELACIÓN ENTRE LA VIDA SILVESTRE Y LAS ENFERMEDADAES EMERGENTES

En este sentido, apuntan que un análisis realizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) en 2022 examinó la evidencia de la relación entre la vida silvestre y las enfermedades emergentes y los patógenos humanos, sus orígenes, impulsores y factores de riesgo, y concluyó que la gran mayoría de tales enfermedades e infecciones se derivan de animales domesticados o como resultado de la alteración humana de hábitats naturales.

“Otras revisiones han observado evidencia de niveles significativos de aparición de patógenos preocupantes para la salud pública en animales vivos y carne de vida silvestre que se encuentran en el comercio ilegal, por lo que no se pueden descartar los riesgos de contagio a la población humana”, insisten.

El análisis de la UICN instó a mejorar la vigilancia de los casos de enfermedades relacionadas con el comercio de vida silvestre y destacó las operaciones de reproducción de vida silvestre y los flujos comerciales a mayor escala que involucran animales vivos y carne de vida silvestre como prioridades para el monitoreo de patógenos. “El informe destaca que el comercio ilegal plantea riesgos particulares, en parte porque es probable que eluda las medidas de control y control sanitario”, indican.

Por otro lado, un estudio reciente basado en datos de incautaciones evaluó la presencia en el comercio ilegal de animales vivos de especies silvestres asociadas con 11 enfermedades prioritarias que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que representan el mayor problema para la salud pública debido a su potencial epidémico y a la falta de contramedidas suficientes.

En los datos de incautaciones globales correspondientes al período 2011-2020 se identificaron especies de 31 familias de mamíferos, aves y reptiles asociadas con las enfermedades prioritarias.

ACCEDE AL INFORME DE LA ONU

VOLVER ARRIBA