LUNES, 5 de diciembre 2022, actualizado a las 23:13

LUN, 5/12/2022 | 23:13

PROFESIONALES

La OMS no considera la viruela del mono una emergencia de salud pública internacional

La organización considera que el brote de la zoonosis viruela del mono no representa en la actualidad una emergencia de salud pública de importancia internacional

Tedros Adhanom Ghebreysus, director general de la Organización Mundial de la Salud.
Tedros Adhanom Ghebreysus, director general de la Organización Mundial de la Salud.

La OMS no considera la viruela del mono una emergencia de salud pública internacional

La organización considera que el brote de la zoonosis viruela del mono no representa en la actualidad una emergencia de salud pública de importancia internacional

Redacción - 27-06-2022 - 13:37 H - min.

El brote de la zoonosis viruela del mono no constituye en la actualidad un problema de salud pública a nivel mundial, según ha defendido la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque señala que son necesarios "intensos esfuerzos de respuesta" para controlar una mayor propagación.

El anuncio se produjo dos días después de que el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreysus, convocara un Comité de Emergencia sobre la enfermedad, en el marco del Reglamento Sanitario Internacional (RSI), para abordar el creciente número de casos.

"El director general de la OMS está de acuerdo con el asesoramiento ofrecido por el Comité de Emergencia del RSI en relación con el brote de viruela del mono en varios países y, por el momento, no determina que el evento constituya una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (PHEIC)", ha explicado la organización mundial en un comunicado.

La declaración de PHEIC es el nivel más alto de alerta mundial, que actualmente sólo se aplica a la pandemia de COVID-19 y a la poliomielitis.

La viruela del mono, una enfermedad vírica poco frecuente, se da principalmente en las zonas de selva tropical de África Central y Occidental, aunque ocasionalmente se exporta a otras regiones.

Sin embargo, desde mayo han aparecido más de 3.000 casos en 47 países, muchos de los cuales nunca habían notificado la enfermedad. Las cifras más altas se encuentran actualmente en Europa, y la mayoría de los casos se dan entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, tal y como señalan desde la OMS.

PREVENCIÓN DE LA PROPAGACIÓN

Hasta la fecha se han producido, según la OMS, pocas hospitalizaciones y una muerte. "El Comité ha reconocido unánimemente el carácter de emergencia del brote y que el control de una mayor propagación requiere intensos esfuerzos de respuesta", dice el comunicado.

Además, también han recomendado que se vigile de cerca la situación y se revise al cabo de unas semanas.

Las condiciones que podrían motivar una reevaluación de la situación son, por ejemplo, la evidencia de un aumento de la tasa de crecimiento de los casos en los próximos 21 días, la aparición de casos entre los profesionales del sexo, la propagación significativa hacia y dentro de otros países, y el aumento de los casos entre los grupos vulnerables, como las personas con infección por el VIH mal controlada, las mujeres embarazadas y los niños.

Otras situaciones mencionadas son las pruebas de propagación inversa a la población animal, o el cambio significativo del genoma viral.

LA RÁPIDA PROPAGACIÓN ES PREOCUPANTE

En una declaración, Tedros Adhanom ha expresado que está profundamente preocupado por la propagación de la enfermedad, y que tanto él como la OMS están siguiendo muy de cerca la evolución de la amenaza.

"Lo que hace que el brote actual sea especialmente preocupante es la rápida y continua propagación a nuevos países y regiones, y el riesgo de una mayor transmisión sostenida a poblaciones vulnerables, como las personas inmunodeprimidas, las mujeres embarazadas y los niños", ha remarcado.

Asimismo, subrayó la necesidad de una atención colectiva y una acción coordinada a través de medidas de salud pública que incluyan la vigilancia, el rastreo de contactos, el aislamiento y la atención de los pacientes, y la garantía de que las vacunas, los tratamientos y otras herramientas estén disponibles para las poblaciones de riesgo y se compartan de forma equitativa.

El director general de la OMS señaló que el Comité había apuntado que la viruela del mono ha estado circulando en varios países africanos durante décadas y se ha descuidado en términos de investigación, atención y financiación.

"Esto debe cambiar, no sólo en el caso de la viruela del mono, sino también en el de otras enfermedades desatendidas en los países de bajos ingresos, ya que se recuerda al mundo, una vez más, que la salud es una propuesta interconectada", ha subrayado.

Por ello, la OMS ha convocado a cientos de científicos e investigadores para acelerar la investigación y el desarrollo de la viruela del mono, y ha instado a los países a colaborar, compartir información y comprometerse con las comunidades afectadas, para que las medidas de seguridad de la salud pública se comuniquen con rapidez y eficacia.

VOLVER ARRIBA