SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

PROFESIONALES

La OMS destaca varias zoonosis como las enfermedades más letales en su manual sobre epidemias

La Organización Mundial de la Salud ha publicado el manual ‘Gestión de Epidemias. Datos clave sobre las principales enfermedades mortales’

Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud.
Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud.

La OMS destaca varias zoonosis como las enfermedades más letales en su manual sobre epidemias

La Organización Mundial de la Salud ha publicado el manual ‘Gestión de Epidemias. Datos clave sobre las principales enfermedades mortales’

Alfonso Neira de Urbina - 16-11-2023 - 11:13 H - min.

“Las epidemias y pandemias de enfermedades infecciosas son cada vez más frecuentes y se propagan más rápido y más lejos que nunca en muchas regiones del mundo. Los factores de fondo de esta amenaza son, entre otros, los cambios biológicos, medioambientales y de estilo de vida”. Así lo ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS) al publicar la segunda edición del manual de ‘Gestión de Epidemias. Datos clave sobre las principales enfermedades mortales’, que ha puesto el foco en los datos claves sobre las principales enfermedades mortales, entre las que se incluyen diversas zoonosis.

El objetivo del manual es proporcionar orientación experta sobre la planificación y para la prevención y el control de epidemias. Un punto que consideran “esencial” desde la OMS, ya que “la combinación, potencialmente mortal, de enfermedades recién descubiertas y la reaparición de muchas otras establecidas desde hace tiempo exige respuestas urgentes en todos los países”.

Sobre la base de la primera edición de ‘Gestión de epidemias’, la segunda ofrece conocimientos actualizados, concisos y básicos, con los que los funcionarios de salud pública pueden responder eficaz y rápidamente desde el inicio de un brote.

La primera parte del manual ofrece una visión de las epidemias del siglo XXI y contextualiza el recrudecimiento de las epidemias recientes. La segunda parte se ha actualizado y ofrece 10 datos clave sobre 19 enfermedades mortales, incluidos consejos sobre las intervenciones necesarias para responder, entre las que hay zoonosis letales como la peste, la gripe animal y la enfermedad hemorrágica de Crimea-Congo.

Por otro lado, la tercera parte presenta varias herramientas que resumen orientaciones sobre varios temas importantes. Así, el manual se centra en las cosas prácticas e indispensables que hay que saber sobre las enfermedades infecciosas y que son más importantes para los responsables nacionales, políticos y operativos; también enlaza a los lectores con orientaciones más exhaustivas de la OMS.

LAS ZOONOSIS COPAN LAS LISTAS DE LAS ENFERMEDADES MÁS LETALES

Entre las enfermedades mortales que la OMS destaca en su nuevo manual sobre gestión de epidemias se encuentran varias de carácter zoonósico, como la enfermedad hemorrágica de Crimea Congo, la gripe animal, la peste, la leptospirosis o el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

La OMS también analiza la enfermedad de ébola, la fiebre de lassa, la fiebre amarilla, zika, chikungunya, dengue, malaria, la gripe estacional, la gripe pandémica, el síndrome respiratorio de oriente medio, el Covid-19, el cólera, mpox (antes conocida como viruela del mono), la meningitis meningocócica y la poliomielitis.

De esta forma, cada una de las enfermedades, que son todas potencialmente letales, disponen de su propia ficha que incluye 10 cosas que se deben saber sobre cada una de ellas, varios consejos y apuntes sobre estas patologías e información relevante, que explica temas como el de los vectores.

Muchas de estas enfermedades son víricas, pero también hay algunas producidas por bacterias, como la peste, conocida por haber creado pandemias con una letalidad enorme y que también es una zoonosis. De esta forma, por ejemplo, desde la OMS explican que esta enfermedad se puede tratar y las contramedidas ante una posible crisis, como el control de roedores y de vectores, entre otros asuntos.

LA COLABORACIÓN ONE HEALTH, HERRAMIENTA CLAVE PARA EVITAR LA APARICIÓN DE PANDEMIAS

Desde la OMS, recuerdan que “las epidemias se desencadenan por la reaparición de agentes patógenos conocidos desde hace mucho tiempo, pero que ahora amenazan a poblaciones nuevas e inmunológicamente vulnerables, o por la aparición de nuevos agentes patógenos”.

En este sentido, se trata de una enorme variedad de especies de bacterias, virus, hongos y parásitos, cuya transmisión es muy variada. Algunos se transmiten a través del aire o por el contacto humano, entre otras vías.

Precisamente, la OMS remarca un hecho muy conocido dentro del sector veterinario, que el 70% de los patógenos humanos emergentes proceden de los animales. “Se trata de una amenaza creciente, ya que los animales se crían de forma intensiva, se transportan para el comercio y se mantienen en estrecho contacto con otras especies y con los seres humanos en los mercados”, subrayan en el manual.

A este respecto, desde la organización mundial inciden en que la detección precoz suele depender de una estrecha colaboración entre los sectores de la salud humana, la sanidad animal y la fauna salvaje. Es decir, el conocido como enfoque ‘One Health’ o de ‘Una sola salud’.

El ‘One Health’, insisten, debe ser tenido en cuenta, “de lo contrario, a menudo se pasan por alto las primeras señales de aparición en los animales o el medio ambiente”. “Este enfoque colaborativo, otro elemento fundamental de la seguridad sanitaria mundial, también puede contener los brotes en una fase temprana reduciendo la transmisión de animales a humanos”, apuntan.

LOS VETERINARIOS, EN ESPECIAL PELIGRO Y CON UN PAPEL ESPECIALMENTE IMPORTANTE

Además de la necesaria colaboración entre la salud humana, la veterinaria y la salud del planeta, los veterinarios también son mencionados específicamente en varias partes del manual frente a las epidemias de la OMS.

Así, en el apartado de Crimea-Congo, la OMS resalta que “la mayoría de las personas con riesgo de transmisión de animal a humano son las que trabajan en la industria ganadera, incluidos los trabajadores agrícolas formales e informales, los trabajadores de los mataderos y los veterinarios”.

Del mismo modo, al hablar de la gripe animal se hace énfasis en la importancia de los profesionales de la salud animal en la prevención de algunas epidemias, como las epidemias en salud humana que provienen de la influenza animal.

Igualmente se hace hincapié que los sectores de sanidad animal y seguridad alimentaria tiene el cometido de prevenir y controlar los brotes de enfermedades animales. De hecho, añaden que “controlar las enfermedades en su fuente animal es crucial para disminuir el riesgo para los humanos”, haciendo especial mención a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) y a los servicios veterinarios oficiales de los países.

Por último, cabe destacar que, en algunas de las enfermedades que se encuentran entre las más letales, los veterinarios se encuentran en primera línea y están entre los grupos que más peligro tienen de contraer las mortales patologías, como en el caso del síndrome respiratorio de oriente medio o la leptospirosis, en la que también ejercen un importante papel en su control al deber incluirla en su diagnóstico diferencial en los casos que así se requiera.

ACCEDE AL MANUAL COMPLETO DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

VOLVER ARRIBA