SÁBADO, 10 de diciembre 2022, actualizado a las 5:45

SÁB, 10/12/2022 | 5:45

PROFESIONALES

La OIE pide mejorar la gestión de la población canina para lograr erradicar la rabia

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha pedido la intensificación de la gestión de las poblaciones de perros para lograr la eliminación de la rabia

Las campañas de vacunación frente a la rabia en las poblaciones de perros son fundamentales para erradicar la zoonosis.
Las campañas de vacunación frente a la rabia en las poblaciones de perros son fundamentales para erradicar la zoonosis.

La OIE pide mejorar la gestión de la población canina para lograr erradicar la rabia

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha pedido la intensificación de la gestión de las poblaciones de perros para lograr la eliminación de la rabia

Redacción - 25-05-2022 - 09:17 H - min.

La gran mayoría de los perros en todo el mundo son vagabundos. Si bien pueden ser excelentes compañeros para los humanos, también pueden plantear algunos problemas para las comunidades.

Por lo tanto, desde la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) señalan que se necesitan programas eficientes de gestión de la población canina para mejorar la salud y el bienestar de los perros y, al mismo tiempo, minimizar sus posibles impactos negativos en la salud, uno de los cuales es la rabia transmitida por perros.

El Estándar revisado de la Organización Mundial de Sanidad Animal sobre el manejo de la población canina proporciona una guía clara sobre el tema, considerando el bienestar animal y apoyando los programas de control de la rabia. Según las últimas estimaciones, la población canina mundial supera los 700 millones de individuos, de los cuales el 75% deambula libremente, lo que significa que escapa a la supervisión humana.

Ya sea que pertenezcan a un hogar o una comunidad, o que ayuden a los granjeros con el ganado, se puede encontrar una gran cantidad de perros deambulando al aire libre. En muchas áreas del mundo, los perros ocupan un lugar especial: son parte de la sociedad. Incluso cuando no tienen propietario, desde la organización indican que los perros son frecuentemente alimentados por personas y los niños juegan con ellos, exponiéndose a posibles mordeduras.

Casi el 99% de los casos de rabia en humanos se atribuyen a mordeduras de perros y los perros que vagan libremente contribuyen a mantener la presencia de la enfermedad en muchos países. "La rabia se puede prevenir si se aborda su principal origen animal: los perros. Vacunarlos es la forma más eficiente de eliminar la enfermedad", defiende la OIE.

Asimismo, explican que el manejo de la población canina es un pilar clave de una estrategia exitosa de control de la rabia. Este enfoque multifacético abarca medidas que tienen como objetivo mejorar la salud y el bienestar de los perros y mitigar los problemas de seguridad y salud pública que causan a la sociedad. Algunas medidas también pueden tratar de influir en la dinámica de la población canina cuando sea necesario. En el marco del control y la eliminación de la rabia, es un requisito previo asegurar que se vacuna una cantidad suficiente de perros para obtener inmunidad a nivel de población.

Sin duda, vacunar al menos al 70% de la población canina en zonas de riesgo, entre otras medidas relevantes, llevará a eliminar la rabia transmitida por perros. La vacunación masiva de perros es, de hecho, uno de los principios fundamentales del Plan Estratégico Mundial para poner fin a las muertes humanas por rabia transmitida por perros para 2030, que fomenta el enfoque ‘One Health’.

Para ayudar a los países a lograr una mejor cobertura de vacunación en las poblaciones caninas, la Norma de la OIE sobre el manejo de la población canina se actualizó recientemente para cubrir a todos los perros, ya sea con o sin propietario.

MANEJO DE PERROS EN LIBERTAD 

Por otro lado, aseguran que la gestión de las poblaciones de perros ayuda a garantizar que todos los ejemplares tengan acceso a la atención veterinaria, lo que aumenta la proporción de animales vacunados. En entornos donde la mayoría de los perros que deambulan libremente y que son objeto de vacunación no tienen propietario, el enfoque "Capturar, castrar, vacunar, devolver" es otro aspecto clave que probablemente tenga un impacto significativo. 

La esterilización previene el nacimiento de perros no deseados que probablemente serán abandonados y, por lo tanto, no estarán vacunados, lo que conducirá a una peor cobertura de vacunación. Además, este enfoque también beneficia el bienestar animal, mejorando la esperanza de vida de los perros vacunados. Cuando se aplican, estas medidas pueden evitar recurrir al sacrificio masivo de perros, que a menudo se lleva a cabo sin respetar las recomendaciones de bienestar animal.

Así, sostienen que es importante tener en cuenta que las intervenciones de gestión como estas deben adaptarse adecuadamente al contexto local. “Hay diferentes tipos de perros, para los que van a funcionar diferentes intervenciones”, recuerda la doctora Elly Hiby, directora de la Coalición Internacional para el Manejo de Animales de Compañía (ICAM) y presidenta del Grupo ad hoc de la OIE sobre la revisión del Estándar de manejo de poblaciones caninas.

"Es fundamental comprender la dinámica de las poblaciones de perros en un lugar determinado y las actitudes de la comunidad hacia ellos para determinar qué herramientas serían las más exitosas y funcionarían a largo plazo", remarcan. 

MIRANDO LA POBLACIÓN CANINA DEL MAÑANA 

En este sentido, subrayan que el manejo de la población canina requiere esfuerzos a largo plazo y no solo un conjunto puntual de acciones. Tratar solo con la población canina actual no es una solución sostenible. Se debe comprender el origen de la próxima generación de perros que vagan libremente para ayudar a mantener una alta cobertura de vacunación, apuntan desde la OIE.

Elly Hiby insiste en que "los perros con dueño son una fuente realmente importante de las futuras poblaciones de perros que vagan libremente. Por lo tanto, hacer que los propietarios de perros rindan cuentas por sus animales y su descendencia potencial es fundamental, a través de la legislación, los programas educativos y las comunicaciones para el cambio de comportamiento".

Para promover la tenencia responsable de perros, la Organización Mundial de Sanidad Animal ha implementado una campaña de sensibilización regional en los Balcanes como parte de la Plataforma de la OIE sobre bienestar animal para Europa, con una serie de herramientas, como carteles y folletos para dueños de perros, así como libros para niños. Involucrar a los propietarios y/o cuidadores de la comunidad es un paso clave para facilitar el proceso de vacunación, teniendo en cuenta el objetivo de la inmunidad colectiva, considera la OIE.

UNA RESPUESTA COMPLEJA PERO NECESARIA

De esta forma, explican que al tener que lidiar con muchos factores al mismo tiempo, el manejo de la población canina representa un desafío multisectorial y requiere el uso de un enfoque integral. Todos los países deben evaluar la demografía de sus perros, tener en cuenta la participación y las actitudes de la comunidad y desarrollar estrategias nacionales a largo plazo.

La inversión de tiempo y recursos en el manejo de la población canina sin duda apoya el fin de la rabia, al ayudar a obtener una alta cobertura de vacunación entre las causas principales de la transmisión a los humanos. Por último, revelan que podrían evitar alrededor de 59.000 muertes cada año, y este enfoque es un trampolín hacia el objetivo común de cero muertes por rabia humana para 2030

VOLVER ARRIBA