MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 16:00

MAR, 28/9/2021 | 16:00

PROFESIONALES

La OIE destaca el papel de la salud animal y humana contra el bioterrorismo

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha destacado la colaboración en la interfaz animal–salud–seguridad para la reducción de todo tipo de amenazas biológicas en el mundo

"Los brotes de enfermedades infecciosas pueden paralizar el planeta y tener repercusiones sin precedentes en todos los ámbitos de la sociedad".
"Los brotes de enfermedades infecciosas pueden paralizar el planeta y tener repercusiones sin precedentes en todos los ámbitos de la sociedad".

La OIE destaca el papel de la salud animal y humana contra el bioterrorismo

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha destacado la colaboración en la interfaz animal–salud–seguridad para la reducción de todo tipo de amenazas biológicas en el mundo

Redacción - 10-08-2021 - 09:18 H

En un editorial publicado recientemente, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) señala que las amenazas que plantean el bioterrorismo y las armas biológicas son muy reales. Por ello, la OIE subraya que la colaboración en la interfaz animal–salud–seguridad puede desempeñar un papel fundamental en la reducción de todo tipo de amenazas biológicas, ya sean de origen natural, accidental o intencional.

“La pandemia de Covid-19 ha demostrado que los brotes de enfermedades infecciosas —ya sean naturales, accidentales o intencionales— pueden paralizar el planeta y tener repercusiones sin precedentes en todos los ámbitos de la sociedad”, aseguran desde la OIE.

Asimismo, apuntan que ahora que la comunidad internacional lucha unida contra la Covid-19, también debe prestar atención a la advertencia del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, de que “las debilidades y la falta de preparación expuestas por esta pandemia muestran la forma en que podría desarrollarse un ataque bioterrorista, y pueden incrementar sus riesgos”.

“Aunque las amenazas del bioterrorismo y las armas biológicas son abrumadoras, no son algo nuevo, y, por ende, la buena noticia es que la comunidad internacional sabe cómo afrontarlas. Desde hace casi dos decenios, el Programa para la reducción de la amenaza de las armas (WTRP) de Canadá y otros miembros de la Alianza mundial contra la proliferación de armas y materiales de destrucción masiva dirigida por el G7 han estado trabajando en la interfaz salud–seguridad para llevar a cabo programas de fortalecimiento de las capacidades y reducir las amenazas biológicas mundiales”, señala la OIE.

Además, subrayan que durante más de un decenio la OIE y la Alianza mundial han colaborado para fortalecer la bioseguridad mundial. “Juntos, hemos trabajado para mantener el mundo libre de la peste bovina, para convocar conferencias mundiales sobre la reducción de las amenazas biológicas, para proteger a los países del agroterrorismo y para diseñar laboratorios más sostenibles", apunta la organización mundial.

“Los sectores veterinario y de seguridad pública han obtenido grandes logros juntos, pero aún queda mucho por hacer para alcanzar nuestro objetivo común de prevenir, detectar y responder a las amenazas sanitarias en todas sus formas”, concluyen desde la OIE.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.