SÁBADO, 10 de diciembre 2022, actualizado a las 7:48

SÁB, 10/12/2022 | 7:48

PROFESIONALES

Nuevo caso de rabia en un perro en Melilla capturado gracias al aviso de un ciudadano

En este caso se trata de un perro mestizo asilvestrado, macho, adulto joven, de capa negro y fuego y sin vacunar de la rabia, capturado el 11 de junio gracias a la colaboración de una persona

Francisca García Maeso, consejera de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal.
Francisca García Maeso, consejera de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal.

Nuevo caso de rabia en un perro en Melilla capturado gracias al aviso de un ciudadano

En este caso se trata de un perro mestizo asilvestrado, macho, adulto joven, de capa negro y fuego y sin vacunar de la rabia, capturado el 11 de junio gracias a la colaboración de una persona

Redacción - 17-06-2022 - 09:21 H - min.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado un informe en el que comunica un nuevo caso de rabia en la Ciudad Autónoma de Melilla.

En este caso se trata de un perro mestizo asilvestrado, macho, adulto joven, de capa negro y fuego y sin vacunar de la rabia, capturado el 11 de junio en la playa del Hipódromo, donde se localizó tras la llamada de un ciudadano. Fue retirado por la Policía Local y trasladado a las instalaciones del Centro de Acogida y Observación de Animales, donde ingresó ya muerto.

En el momento de la captura el animal mordió el lazo, sin que se pudiese observar otra sintomatología. El encéfalo se envió al Centro Nacional de Microbiología el 13 de junio, confirmándose el resultado el 15 de junio mediante detección de antígenos de lisavirus por inmunofluorescencia.

Agricultura destaca que no se conoce la existencia de personas ni animales agredidos y que se están intentando localizar posibles mordidos o contactos salivales. Este nuevo caso se suma a los declarados en la Ciudad Autónoma desde septiembre de 2021, en la que se han detectado 10 animales positivos a la enfermedad desde esa fecha.

Para el control del foco en la Ciudad Autónoma de Melilla se declaró el nivel de alerta 1 del Plan de Contingencia de la Rabia, que sigue vigente, siendo el área de restricción toda la Ciudad Autónoma, en la que son de aplicación medidas tales como el control de los movimientos de animales susceptibles, la cuarentena inmediata e investigación de todos los casos probables (todo animal agresor es considerado sospechoso, excepto los correctamente vacunados e identificados, y con titulación de anticuerpos de rabia suficientemente alta), la destrucción oficial de los cadáveres de carnívoros, el control reforzado de animales vagabundos, asilvestrados y abandonados, y el refuerzo de la campaña anual de vacunación obligatoria de la rabia en perros, gatos y hurones, entre otras”, señalan desde el Ministerio.

De especial importancia, explican, resulta la captura y gestión adecuada de los perros asilvestrados de acuerdo a lo establecido en el Plan de Contingencia de la Rabia, para evitar que la situación de la enfermedad se torne endémica.

La rabia es una enfermedad vírica producida por un Lyssavirus que afecta a mamíferos, siendo el perro el principal hospedador implicado, pero que también afecta, entre otros, a murciélagos, zorros y al hombre, por lo que es una zoonosis de alta gravedad, debido a que es una enfermedad mortal.

España (territorio peninsular e islas) se encuentra libre de esta enfermedad desde 1978, a excepción del caso de rabia importada de Marruecos declarado en junio de 2013. Únicamente en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se dan, de forma esporádica, casos importados de rabia desde el Norte de África, donde la situación epidemiológica de la enfermedad transmitida por la población canina es muy gravedad, por lo que el control de las fronteras adquiere especial importancia.

En ambas ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se realizan anualmente campañas de vacunación antirrábica obligatoria, permanente y gratuita de la población susceptible, lo que supone grandes niveles de inmunidad entre los animales domésticos.

La rabia es una enfermedad de declaración obligatoria incluida en la lista del Código Zoosanitario para los animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) y en la lista de las enfermedades de animales terrestres de notificación obligatoria a la Unión Europea.

VOLVER ARRIBA