SÁBADO, 30 de mayo 2020, actualizado a las 16:33

SÁB, 30/5/2020 | 16:33

PROFESIONALES

Nueva prueba de ADN para predecir la ceguera del schnauzer gigante

Desarrollan un nuevo test para identificar la atrofia progresiva de retina en schnauzer gigantes, una dolencia hereditaria que no tiene cura pero cuya identificación puede apuntalar la cría responsable

La nueva prueba genética servirá para que la atrofia progresiva de retina de los schnauzer gigantes no se pase de generación en generación.
La nueva prueba genética servirá para que la atrofia progresiva de retina de los schnauzer gigantes no se pase de generación en generación.

Nueva prueba de ADN para predecir la ceguera del schnauzer gigante

Desarrollan un nuevo test para identificar la atrofia progresiva de retina en schnauzer gigantes, una dolencia hereditaria que no tiene cura pero cuya identificación puede apuntalar la cría responsable

Redacción - 22-07-2019 - 18:40 H

La atrofia progresiva de retina es una enfermedad hereditaria que afecta a los perros que empeora con el tiempo y acaba produciendo ceguera. Existen múltiples formas de esta enfermedad que son variables en todas las razas caninas. Además, la mutación genética que causa esta dolencia suele ser exclusiva de una raza de perro, y se ha descubierto que algunas razas presentan más de una mutación que causa la enfermedad.

Ahora, una de esas razas, el schnauzer gigante, está de enhorabuena. El Kennel Club, organización encargada de la selección y estandarización de las razas caninas, acaba de aprobar un nuevo esquema oficial de pruebas de ADN para la atrofia progresiva de retina en el schnauzer gigante.

Después de haber consultado al coordinador de salud de dicha raza en los distintos clubes de raza, el Kennel Club ha generado este nuevo test genético que determinará si el perro sufre de esta enfermedad degenerativa.

Según han explicado en una nota de prensa, para la atrofia degenerativa de retina no hay cura, por lo que el test tiene una función profiláctica, en el sentido de que busca que la dolencia deje de pasarse de generación en generación.

Así, la prueba genética ayudaría a prevenir que más cachorros nazcan con esta condición que les lleva inexorablemente a la ceguera, y así evitar que esté más generalizada en el futuro mediante la cría responsable de la raza.

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.