VIERNES, 20 de mayo 2022, actualizado a las 18:55

VIE, 20/5/2022 | 18:55

PROFESIONALES

Nueva guía europea de ectoparásitos en perros y gatos

El Consejo Científico Europeo sobre Parásitos de Animales de Compañía ha publicado una nueva edición de su ‘Guía de ectoparásitos en perros y gatos’

La nueva edición de la 'Guía de ectoparásitos en perros y gatos' contiene texto, tablas y ciclos de vida actualizados.
La nueva edición de la 'Guía de ectoparásitos en perros y gatos' contiene texto, tablas y ciclos de vida actualizados.

Nueva guía europea de ectoparásitos en perros y gatos

El Consejo Científico Europeo sobre Parásitos de Animales de Compañía ha publicado una nueva edición de su ‘Guía de ectoparásitos en perros y gatos’

Jorge Jiménez - 19-01-2022 - 11:25 H - min.

Este mes de enero el Consejo Científico Europeo sobre Parásitos de Animales de Compañía (ESCCAP, por sus siglas en inglés) ha publicado una nueva edición de su ‘Guía de ectoparásitos en perros y gatos’. Según indican desde el ESCCAP, la nueva edición se ha revisado exhaustivamente y contiene texto, tablas y ciclos de vida actualizados.

En la guía se explica que los parásitos externos o ectoparásitos incluyen una amplia gama de artrópodos parásitos, que pertenecen taxonómicamente a la subclase Acari (garrapatas y ácaros) y a la clase Insecta, donde se incluye a pulgas, piojos masticadores y chupadores, mosquitos, moscas y flebótomos, pudiendo estos últimos ser transmisores de Leishmania infantum.

Según apuntan desde el ESCCAP en la guía, los parásitos externos son importantes porque pueden causar lesiones cutáneas, inducir respuestas inmunopatológicas, transmitir patógenos; así como generar infecciones zoonósicas, interfiriendo en el vínculo humano-animal.

Además, se advierte que las lesiones cutáneas causadas por los ectoparásitos pueden dar lugar a infecciones bacterianas o fúngicas secundarias (Malassezia spp.) y a diversos tipos de dermatitis.

“La respuesta inmunitaria inducida, especialmente por la saliva del ectoparásito, puede dar lugar a reacciones alérgicas, siendo la dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP) la más importante”, señalan desde el ESCCAP.

De hecho, la DAPP, según explicaron desde LabianaPets, es el proceso dermatológico más común en el perro y el gato, pudiendo llegar a ser la causa de hasta el 50% de las dermatitis observadas en estos animales en áreas endémicas.

Su tratamiento se basa en una combinación entre la eliminación de las pulgas tanto del hospedador como del ambiente con productos adulticidas, larvicidas y ovicidas; la corticoterapia sistémica y/o inmunoterapia para controlar los signos clínicos; y, en caso de complicaciones, la aplicación de tratamientos específicos según su etiología, como antibioterapia, baños antisépticos, etc.

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR VECTORES

Desde el ESCCAP advierten en la guía que los patógenos transmitidos pueden causar enfermedades, las llamadas enfermedades transmitidas por vectores, que son, en muchos casos, de mayor relevancia clínica que la propia infestación por ectoparásitos.

Por otro lado, indican que algunos ectoparásitos de los animales de compañía, por ejemplo, las pulgas, también pueden infestar a los humanos. “Las implicaciones sanitarias directas de la infestación por ectoparásitos pueden ir más allá de la piel; por ejemplo, los artrópodos que chupan mucha sangre pueden causar anemia”, señalan.

Por todo ello, el objetivo de la guía elaborada por el ESCCAP es ofrecer información completa y apoyo para ayudar tanto a los veterinarios como a los propietarios de animales de compañía a controlar con éxito la infección por ectoparásitos y prevenir la transmisión de enfermedades a sus mascotas.

De esta manera, la guía se centra en los grupos más importantes de ectoparásitos, como las pulgas, las garrapatas, los piojos (que taxonómicamente consisten en dos grupos diferentes: piojos chupadores y piojos masticadores) y los ácaros.

Otros ectoparásitos, como los flebótomos (moscas de la arena) y los mosquitos, son principalmente importantes como vectores de enfermedades y, aunque se mencionan brevemente en la guía, el Consejo Científico dispone de documentos elaborados específicamente sobre enfermedades transmitidas por vectores en los animales de compañía.

SITUACIÓN DE LOS ECTOPARÁSITOS EN EUROPA Y AMENAZAS EMERGENTES

A lo largo de la guía también se desgrana la distribución de los ectoparásitos. En este sentido, se explica que en Europa el aumento de los viajes de los animales de compañía y el cambio climático influirán probablemente en la situación epidemiológica actual de algunos ectoparásitos y de los agentes patógenos que portan, pudiendo introducirlos en diferentes regiones.

Las enfermedades raras podrían aumentar su frecuencia debido al aumento de la importación o el establecimiento de los agentes causantes y sus vectores en zonas actualmente no endémicas”, aseguran desde el ESCCAP.

Así, por ejemplo, según detallan, en los últimos años se ha observado la presencia de babesiosis canina en todo el centro y norte de Europa, saliendo de las anteriores regiones endémicas en torno a la cuenca mediterránea y los países del este de Europa hacia zonas más septentrionales.

“Dentro de la Unión Europea, la supresión de los controles fronterizos en virtud del acuerdo de Schengen ha facilitado los viajes entre los distintos países de la Europa continental. Lamentablemente, esto también contribuye a los traslados no autorizados e incluso ilegales de animales de compañía dentro de Europa. Salvo en el Reino Unido, los controles aduaneros de los animales de compañía que se desplazan de un país a otro son nulos o limitados”, apuntan.

Aunque, según el ESCCAP, los animales de compañía que viajan con sus dueños representan una parte importante del total de los desplazamientos de mascotas, un gran número de perros y, en menor medida, de gatos, están siendo reubicados por organizaciones de bienestar social desde, por ejemplo, los países mediterráneos a hogares privados de toda Europa.

“Esto es especialmente significativo, ya que el Mediterráneo es una zona en la que las infestaciones con numerosos ectoparásitos o los patógenos transmitidos por ellos son muy frecuentes”, señalan desde el ESCCAP.

Respecto a los medicamentos veterinarios utilizados contra ectoparásitos, explican que los compuestos ectoparasiticidas para animales de compañía pueden utilizarse de forma profiláctica o terapéutica para controlar los ectoparásitos. “La mayoría de los ectoparasiticidas modernos tienen un efecto residual y, por tanto, pueden utilizarse de forma profiláctica para evitar la reinfestación”, concluyen.

ACCEDE A LA GUÍA ACTUALIZADA SOBRE ECTOPARÁSITOS

VOLVER ARRIBA