LUNES, 4 de marzo 2024

LUN, 4/3/2024

PROFESIONALES

La mortalidad anestésica en perros de España se ha reducido un 60% en los últimos 10 años

Un nuevo estudio sitúa la mortalidad anestésica en perros de España en el 0,52%, produciéndose la mayoría de las muertes en el periodo postoperatorio

La mortalidad anestésica en perros de España es menor que la registrada a nivel mundial.
La mortalidad anestésica en perros de España es menor que la registrada a nivel mundial.

La mortalidad anestésica en perros de España se ha reducido un 60% en los últimos 10 años

Un nuevo estudio sitúa la mortalidad anestésica en perros de España en el 0,52%, produciéndose la mayoría de las muertes en el periodo postoperatorio

Jorge Jiménez - 02-02-2024 - 11:00 H - min.

Una nueva investigación realizada por científicos del Departamento de Medicina y Cirugía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha evaluado la mortalidad anestésica canina en perros en España.

Para llevar a cabo la investigación se realizó un estudio de cohorte multicéntrico y prospectivo que incluyó 29.772 procedimientos anestésicos en 172 centros veterinarios del país. Además, se identificaron factores de riesgo y protectores y se caracterizó la práctica clínica en España. El proyecto se desarrolló entre febrero de 2016 y diciembre de 2022.

Del total de las 29.772 anestesias en perros, 14.921 fueron en hembras y 14.851 en machos. Su edad y peso medios fueron 6,5 ± 4,1 años y 17,0 ± 13,0 kg, respectivamente. En cuanto a la raza, el 30,5% de los perros fueron mestizos y el 69,5% de raza pura.

Las razas más representadas fueron el Yorkshire terrier (8,5 % de los casos), el bulldog francés (4,8 %) y el Labrador retriever (3,9 %).

En cuanto al uso de fármacos, los investigadores indican que los agonistas alfa 2 fueron los sedantes más utilizados en la premedicación anestésica (83%). Asimismo, el propofol fue el agente hipnótico predominante para la inducción (81,9%), mientras que el isoflurano fue el agente más utilizado para el mantenimiento de la anestesia (69,5%).

Por otro lado, la metadona fue el opioide más utilizado en la medicación preanestésica (78,4%) y el meloxicam fue el AINE más empleado en esta fase (9%). Además, el fentanilo fue el opioide más utilizado durante el mantenimiento (19,9%).

En el postoperatorio inicial, los analgésicos más citados fueron la buprenorfina (15,7%) y la metadona (8,5%) como opioides, y el meloxicam (22,2%) y el carprofeno (10,1%) como AINEs.

En cuanto a la mortalidad, en total, según se indica en el estudio, de los casos analizados murieron 401 perros. La muerte se atribuyó a la anestesia en 155 casos. Otros 175 animales se eutanasiaron y 71 murieron debido a lesiones preexistentes o por razones quirúrgicas o médicas.

De esta manera, la tasa de mortalidad relacionada con la anestesia se sitúa en el 0,52% en perros en España. Es decir, un perro de cada 189 muere entre la administración de la medicación preanestésica y las primeras 48 horas tras la extubación por causas total o parcialmente relacionadas con la anestesia.

DESCENSO SIGNFICATIVO EN LA MORTALIDAD ANESTÉSICA EN PERROS EN ESPAÑA

Esta cifra es considerablemente menor que las tasas de mortalidad registradas en estudios anteriores realizados en España en 2001 y 2013, que fueron del 1,28% y 1,29%, respectivamente. Es decir, en los últimos 10 años ha habido un descenso del 60% en la mortalidad anestésica.

Estos datos, señalan los investigadores, respaldan la hipótesis de que ha habido una reducción significativa en la mortalidad relacionada con la anestesia en los últimos años en nuestro país.

La mejora observada puede ser resultado de varios factores. Aunque el diseño de nuestro estudio impide identificar con certeza las causas subyacentes de esta disminución de la mortalidad anestésica, se pueden explorar algunos elementos a la luz de la evolución de nuestra especialidad en las últimas décadas en España”, explican.

En primer lugar, apuntan a la implantación de nuevos protocolos anestésicos y mejores equipos de monitorización que aumentan la seguridad de los procedimientos anestésicos. “Otro factor clave podría ser el reconocimiento y la adopción de la figura del anestesiólogo como parte fundamental del equipo en los procedimientos anestésicos”, destacan.

Y es que, remarcan que la presencia de una persona capacitada y con experiencia ha podido tener un impacto positivo en la seguridad y el cuidado de los pacientes. “La formación y la especialización de los profesionales dedicados a la anestesia han mejorado muy significativamente, lo que se traduciría en una mayor atención y conocimiento especializado para garantizar la seguridad durante los procedimientos anestésicos”, aseguran.

Por otro lado, los investigadores indican que la mortalidad observada en este trabajo es superior a la indicada en perros en otros países, pero menor a la registrada recientemente a nivel mundial.

Asimismo, en el estudio se indica que los procedimientos abdominales, traumatológicos/neuroquirúrgicostorácicos y las intervenciones urgentes mostraron una mayor probabilidad de mortalidad. Los investigadores también apuntan que el uso combinado de opioides puros y AINEs en la premedicación, y las técnicas de anestesia locorregional redujeron la probabilidad de muerte.

“Los resultados ofrecen información valiosa para el desarrollo de directrices y estrategias destinadas a mejorar la seguridad anestésica de perros en España, haciendo hincapié en la necesidad de seguir investigando para reducir la mortalidad anestésica y explorar medidas adicionales que mitiguen los riesgos”, concluyen.

VOLVER ARRIBA