DOMINGO, 10 de diciembre 2023, actualizado a las 7:38

DOM, 10/12/2023 | 7:38

PROFESIONALES

La mitad de los propietarios utilizan métodos obsoletos para enfriar a sus perros tras un golpe de calor

Un estudio ha descubierto que muchos propietarios no conocen los mejores procedimientos para enfriar a perros que han sufrido un golpe de calor

Se recomienda la inmersión en agua fría y el uso de ventiladores o aire acondicionado.
Se recomienda la inmersión en agua fría y el uso de ventiladores o aire acondicionado.

La mitad de los propietarios utilizan métodos obsoletos para enfriar a sus perros tras un golpe de calor

Un estudio ha descubierto que muchos propietarios no conocen los mejores procedimientos para enfriar a perros que han sufrido un golpe de calor

Redacción - 20-07-2023 - 09:51 H - min.

Un nuevo estudio realizado por el equipo VetCompass del Royal Veterinary College (RVC) ha descubierto que los perros con insolación pueden sufrir aún más debido a prácticas de primeros auxilios obsoletas.

La investigación exige que se promueva más ampliamente una guía actualizada para perros con insolación, incluida la inmersión en agua fría y el uso de ventiladores o aire acondicionado, para ayudar a los propietarios a brindar la mejor atención posible.

Las enfermedades relacionadas con el calor (HRI), como el golpe de calor, son potencialmente fatales para los perros y pueden ocurrir después del ejercicio o por la exposición a ambientes calurosos.

Desde el RVC admiten que, si bien muchos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de que ocurra una HRI, la prioridad es enfriar a los perros cuanto antes y garantizar una reducción rápida de la temperatura corporal central para limitar la progresión de la enfermedad.

Veterinarios y científicos caninos del RVC, el Colegio Rural de Escocia y el proveedor de atención veterinaria de emergencia, Vets Now, realizaron el estudio sobre HRI utilizando datos de una cohorte de 945.543 perros bajo atención veterinaria primaria en 886 clínicas veterinarias del Reino Unido entre 2016 y 2018. En general, 856 perros presentados para manejo veterinario de HRI.

Los hallazgos mostraron que menos de una cuarta parte (21,7%) de los perros presentados con un golpe de calor a los veterinarios del Reino Unido durante este período habían sido enfriados activamente antes de ser transportados a la clínica veterinaria, y solo el 24% de estos perros habían sido enfriados utilizando los métodos de enfriamiento actualmente recomendados, ya sea inmersión o remojo combinado con movimiento de aire.

Además, más de la mitad (51,3%) de estos perros enfriados se habían enfriado siguiendo consejos obsoletos mediante la aplicación de toallas húmedas. Si bien es mejor que ningún enfriamiento activo, la aplicación de toallas húmedas no es tan efectiva como la inmersión en agua o el enfriamiento por evaporación para una reducción rápida y pronunciada de la temperatura corporal.

LOS MITOS SOBRE LOS REMEDIOS CONTRA GOLPES DE CALOR

“Muchos sitios web continúan ofreciendo consejos obsoletos de primeros auxilios a los propietarios de perros que recomiendan un enfriamiento ‘lento’ usando ‘agua tibia pero no fría’, a pesar de que no hay evidencia sustancial que respalde esta guía”, señalan.

Mitos similares sobre el uso de agua tibia en la medicina humana han sido disipados por una extensa investigación que demuestra que la inmersión en agua fría y el enfriamiento por evaporación son los tratamientos más efectivos para el golpe de calor.

El estudio VetCompass también mostró que no hubo un aumento en el uso de los métodos de enfriamiento recomendados durante el período de estudio de tres años, a pesar de la publicación de las pautas recomendadas en 2016 por el Comité Veterinario de Trauma del Colegio Americano de Emergencias Veterinarias y Cuidados Críticos.

“Esta nueva investigación requiere que los consejos de primeros auxilios se actualicen a las pautas veterinarias actuales de mejores prácticas que recomiendan ‘enfriar primero, transportar después’ como respuesta inmediata de primeros auxilios para perros con insolación”, defienden.

Así, los métodos de enfriamiento recomendados incluyen la inmersión en agua fría para perros jóvenes y sanos, o verter agua a cualquier temperatura que sea más fría que la del perro sobre ellos, combinado con el movimiento de aire de una brisa, un ventilador o aire acondicionado (enfriamiento por evaporación) para perros mayores o perros con problemas de salud subyacentes. Los propietarios también deben buscar asesoramiento veterinario lo antes posible.

HIDRATACIÓN EN LOS CASOS DE GOLPE DE CALOR

Aunque en el estudio se centran en los procedimientos para enfriar a los perros, existen también opciones para hidratarlos. Así, entre los productos disponibles, hay soluciones como Oralade Advanced GI+, de Ecuphar, que promueve la hidratación de los perros.

Se trata de una solución isotónica altamente palatable, con sabor a pollo, lista para servir y desarrollada por veterinarios. Con bajo contenido en grasas y sólo un 1% de proteínas, Oralade no necesita digestión, tiene fácil absorción y es seguro durante todas las etapas de la vida.

Debido a su composición formulada científicamente, tiene la justa proporción de azúcares de fácil digestión y electrolitos necesarios para activar y favorecer la absorción de agua y electrolitos.

Sumado a todo esto, su combinación de azúcares simples y aminoácidos funcionales contribuye a mantener la integridad y la funcionalidad intestinal, mientras que los fructooligosacáridos (FOS) presentes son prebióticos de fácil digestión que ayudan a mantener la barrera mucosa, reforzando la integridad intestinal y mejorando la absorción de nutrientes.

 

VOLVER ARRIBA