JUEVES, 13 de junio 2024

JUE, 13/6/2024

PROFESIONALES

“Más tiempo de cirugía o de anestesia se traduce en más riesgo de infección”

Gustavo Ortiz, jefe de área de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la UCM, analiza la importancia de prevenir las infecciones en la práctica diaria e insta a vigilar los protocolos en un nuevo debate de Animal's Health

Gustavo Ortiz, jefe de área de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la UCM, durante el debate de Animal's Health.
Gustavo Ortiz, jefe de área de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la UCM, durante el debate de Animal's Health.

“Más tiempo de cirugía o de anestesia se traduce en más riesgo de infección”

Gustavo Ortiz, jefe de área de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la UCM, analiza la importancia de prevenir las infecciones en la práctica diaria e insta a vigilar los protocolos en un nuevo debate de Animal's Health

Jorge Jiménez - 28-05-2024 - 12:01 H - min.

Las infecciones nosocomiales son aquellas que los pacientes adquieren en relación con un procedimiento médico en un centro sanitario. Este tipo de infecciones están presentes en medicina veterinaria y son un problema al que los profesionales tienen que hacer frente con asiduidad.

A este respecto, las infecciones nosocomiales no solo suponen un riesgo para los pacientes que las contraen, sino también para la salud pública en general, dado que en caso de ser necesarios los antibióticos para abordarlas, pueden favorecer la aparición de resistencias, un problema sanitario mundial de primer orden.

Para tratar la importancia que tiene la prevención de las enfermedades nosocomiales, Animal’s Health ha organizado un debate, con el apoyo de B. Braun VetCare, que ha contado con tres de los mayores expertos de España en cuidado de heridas, cirugía de pequeños animales e investigación en resistencia a los antibióticos.

En el debate, titulado ‘La importancia de prevenir las infecciones en veterinaria’, han participado Araceli Calvo, miembro del grupo de Cirugía de Avepa y responsable en Evidensia de los protocolos sobre Prevención de Infección; Gustavo Ortiz, jefe de área de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Complutense de Madrid (UCM); y Bruno González Zorn, catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la UCM y del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet).

VETERINARIA NECESITA UN PROFESIONAL DEDICADO A LA PREVENCIÓN DE INFECCIONES

Durante su intervención, Ortiz recalca que las infecciones nosocomiales más frecuentes son aquellas que se producen en el sitio quirúrgico; las infecciones de orina; las asociadas a catéteres intravenosos; y las neumonías, aunque estas últimas son menos comunes, dado que no se mantiene a los pacientes intubados por largos periodos.

“Las infecciones nosocomiales son frecuentes en veterinaria”, destaca Ortiz, señalando que la infección de sitio quirúrgico oscila en torno al 8%, las de orina en torno al 30% y las de catéteres intravenosos no centrales sobre el 40%. “Como sucede también en la humana, a medida que pasan los días aumentan la tasa de infección”, detalla.

En cuanto a la concienciación de los veterinarios en la prevención de las infecciones, el experto celebra que cada vez estos profesionales son más conscientes. No obstante, reconoce que existe un problema.

Así, explica que, a diferencia de lo que sucede en medicina humana, que tienen en los hospitales especialistas (preventivistas) dedicados a esa vigilancia activa y pasiva de las infecciones y registros a nivel nacional, en veterinaria aún no se ha instaurado del todo esta figura, por lo que se complica conocer las infecciones que hay y dónde están los factores de riesgo, siendo difícil prevenirlas.

Asimismo, Ortiz recuerda la importancia de seguir con los protocolos establecidos para evitar las infecciones e insiste en la necesidad de que, al igual que en medicina humana, en veterinaria haya una figura dedicada al control de estos.

El experto recomienda también vigilar los protocolos frente a infecciones en todas las áreas de hospitales y clínicas veterinarias, recordando la importancia que tienen las salas de espera, donde a menudo llegan pacientes inmunocomprometidos y otros portadores de bacterias resistentes a los antibióticos.

EL TIEMPO DE LA CIRUGÍA Y LA ANESTESIA EN VETERINARIA INFLUYEN EN EL RIESGO DE INFECCIÓN

Otro de los temas que aborda Ortiz durante su intervención en el debate son los factores de riesgo en las infecciones. Aquí, subraya cómo influye la duración de las cirugías y de la anestesia. “Más tiempo de cirugía o de anestesia se traduce en más riesgo de infección. Las causas no se explican claramente, tienen que ver con el sistema inmune, hipotermia o hipotensión, pero no hay nada concluyente”, remarca Ortiz.

Por ello, el experto aconseja a los veterinarios que realicen una checklist para tener controlado todo lo que tiene que estar preparado para cada intervención quirúrgica, con el objetivo de optimizar los tiempos de cirugía y anestesia y ser más eficaces.

En cuanto al uso de antibióticos contra las infecciones, Ortiz indica que está basado en guías heredadas de medicina humana. “Básicamente dividimos las cirugías en cuatro tipos, unas que se llaman limpias, limpias contaminadas, contaminadas y sucias. En función de estas se utilizan diferentes fármacos", afirma.

Además, el responsable del área de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la UCM destaca con optimismo el aumento en la concienciación con el uso responsable de estos fármacos, que ya se deja notar, incluso en los estudiantes de Veterinaria.

El veterinario también lamenta la actitud de algunos tutores de mascotas en relación a los antibióticos. “Cuando no recetas antibiótico después de las cirugías, mucha gente se enfada. Aunque es verdad que cada vez lo veo menos, porque ven que su animal no se infecta y si se infecta aplicamos el tratamiento necesario”, señala.

A modo de conclusión, Ortiz apunta que se deben realizar más estudios para conocer el impacto de las infecciones nosocomiales en los hospitales, es decir, cuántas hay por centro. “Hay que intentar que haya una red para tener más datos a nivel nacional y una vez establecido el dónde estamos, identificar los factores de riesgo y aplicar las medidas preventivas”, defiende. Mientras tanto, sugiere ir aplicando los protocolos de limpieza y desinfección.

DEBATE COMPLETO

VOLVER ARRIBA