LUNES, 18 de enero 2021, actualizado a las 2:51

LUN, 18/1/2021 | 2:51

PROFESIONALES

Más de 500 veterinarios de Castilla-La Mancha garantizan alimentos seguros

El Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha ha destacado la labor de los veterinarios que velan por la seguridad alimentaria desde la granja a la mesa en la región, a pesar de no tener el reconocimiento que merecen

Más de 500 veterinarios de Castilla-La Mancha garantizan alimentos seguros

Más de 500 veterinarios de Castilla-La Mancha garantizan alimentos seguros

El Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha ha destacado la labor de los veterinarios que velan por la seguridad alimentaria desde la granja a la mesa en la región, a pesar de no tener el reconocimiento que merecen

Redacción - 04-01-2021 - 11:28 H

Más de 500 veterinarios de Castilla-La Mancha trabajan para garantizar el correcto estado sanitario de los alimentos desde la granja a la mesa. “Somos una figura clave en seguridad alimentaria y los responsables de controlar y gestionar la posible emergencia de enfermedades en el origen así como de vigilar todos los procesos a los que son sometidos los alimentos, desde la granja hasta la mesa, asegurando que cumplen con todas las garantías sanitarias”.

Así lo destaca Luis Alberto García Alía, presidente del Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha y del Colegio de Veterinarios de Toledo, quien explica que los veterinarios “realizan inspecciones de sanidad en los establecimientos de comercialización de alimentos y estrictos controles de calidad de los productos que se consumen en los hogares, tanto de origen animal como de origen vegetal”.

"Los veterinarios somos profesionales sanitarios que cumplimos con los conocimientos, las competencias y la experiencia necesaria para el ejercicio de actividades en el ámbito de la seguridad alimentaria”, recuerda.

La seguridad alimentaria supone uno de los grandes desafíos para la profesión veterinaria, ya que, explica el Consejo, los consumidores están expuestos a “innumerables” riesgos tanto biológicos como químicos a través de los alimentos.

“El papel de los veterinarios en la gestión y control de enfermedades como la brucelosis, salmonelosis, la listeriosis, la gripe aviar, y otras muchas enfermedades emergentes hace que el trabajo del veterinario adquiera un papel imprescindible en la protección de la salud pública, a pesar de no tener el reconocimiento que merecemos ante la sociedad”, lamenta García Alía.

“La labor que realizamos los veterinarios en materia de seguridad alimentaria es clave en el Sistema Sanitario. Entre la salud de animales, personas y medio ambiente no hay líneas divisorias. Dos de cada tres enfermedades son compartidas por los animales y las personas, por lo que el veterinario es un actor imprescindible en la estrategia ‘One Health’”, concluye.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.