LUNES, 6 de febrero 2023, actualizado a las 14:23

LUN, 6/2/2023 | 14:23

PROFESIONALES

Más de 130 veterinarios fueron atendidos en 2022 por el Servicio de Atención Psicológica de Colvema

Gran aceptación del Servicio de Atención Psicológica y Psiquiátrica del Colegio de Veterinarios de Madrid que se puso en marcha en 2020 para cuidar la salud mental de los colegiados

Felipe Vilas, presidente del Colegio de Veterinarios de Madrid.
Felipe Vilas, presidente del Colegio de Veterinarios de Madrid.

Más de 130 veterinarios fueron atendidos en 2022 por el Servicio de Atención Psicológica de Colvema

Gran aceptación del Servicio de Atención Psicológica y Psiquiátrica del Colegio de Veterinarios de Madrid que se puso en marcha en 2020 para cuidar la salud mental de los colegiados

Redacción - 20-01-2023 - 08:53 H - min.

Desde el Colegio de Veterinarios de Madrid (Colvema) han indicado que 132 de sus colegiados fueron atendidos en 2022 por el Servicio de Atención Psicológica y Psiquiátrica lo que, según han señalado desde Colvema, “evidencia la importancia de las medidas de prevención y protección de la salud mental”.

“El Servicio de Atención Psicológica y Psiquiátrica (SAAP), que se puso en marcha en 2020 en respuesta a la creciente demanda por parte de los profesionales veterinarios de atención especializada, se ha consolidado y está teniendo una amplia aceptación y valoración por los colegiados atendidos”, celebran desde el colegio madrileño.

Además, destacan que la demanda de este servicio, que ofrece de manera gratuita el Colegio de Veterinarios de Madrid a sus colegiados, es elevada y se mantuvo estable a lo largo del año 2022.

De los 132 colegiados que han utilizado el SAAP este pasado año, con una media de edad aproximada de 34 años y en su mayoría mujeres, 112 veterinarios recibieron atención psicológica, con 5 sesiones enfocadas a aprender pautas que ayuden al manejo del estrés ante determinadas situaciones laborales (por la carga de trabajo o por otro tipo de dificultades) o personales que lo aumenten.

“Este hecho pone de relieve lo que muchos medios han recogido recientemente por el ‘Día Mundial de la Depresión’ y es que la veterinaria es una de las profesiones con mayor incidencia de trastornos emocionales como estrés, ansiedad e incluso depresión. Existen numerosos informes que señalan que el ‘síndrome de burnout’ es muy frecuente entre los profesionales veterinarios e incluso, que se trata de una de las profesiones sanitarias con mayor índice de suicidios”, explican desde el colegio.

En el caso concreto de los colegiados de Colvema que demandaron el SAAP, el 75% trabajan como contratados en clínicas veterinarias, y la mayoría de estos describe situaciones laborales precarias que aumentan su estrés que, con frecuencia, está en la base de su demanda de ayuda. La patología más prevalente de los 52 pacientes que tuvieron que recibir atención psiquiátrica fueron trastornos de ansiedad y trastornos adaptativos con síntomas depresivos y solo 10 presentaban un trastorno mental grave.

En general, los veterinarios atendidos trabajan numerosas horas, con horarios prolongados y jornadas partidas, que pueden incluir noches y fines de semana, y la patología más recurrente se corresponde con trastornos adaptativos con sintomatología ansiosa, trastornos de ansiedad y trastornos depresivos y un 70% de ellos relaciona directamente sus problemas con estrés laboral.

Para reforzar la atención del estado emocional de sus colegiados, el Colegio ha llevado a cabo dos talleres de 4 horas de manejo del estrés: 'De la ansiedad a la habilidad o cómo mejorar el afrontamiento del estrés cotidiano', con una alta valoración por parte de los colegiados asistentes.

“Según evidencia la evolución del servicio es necesario continuar la promoción de medidas de prevención y protección de la salud mental entre los profesionales veterinarios. Un dato significativo es que, para el 72% de los veterinarios atendidos, supuso el primer contacto con un servicio de salud mental. Ello hace que el objetivo de Colvema sea conseguir que los colegiados conozcan el programa y así llegar a los veterinarios en activo con trastornos psiquiátricos importantes y que tengan dificultades para contactar con los equipos de salud mental comunitarios”, concluyen desde el Colegio.

VOLVER ARRIBA