LUNES, 25 de mayo 2020, actualizado a las 7:02

LUN, 25/5/2020 | 7:02

PROFESIONALES

Legido deja la presidencia del Colegio de Barcelona: "Ha sido muy duro"

La presidenta del Colegio de Veterinarios de Barcelona, Marta Legido, deja su cargo para “aliviar peso” tras unos meses en los que “se ha dejado la vida” por solucionar el escándalo con el anterior presidente

La expresidenta Marta Legido durante un evento organizado por el Colegio de Veterinarios de Barcelona.
La expresidenta Marta Legido durante un evento organizado por el Colegio de Veterinarios de Barcelona.

Legido deja la presidencia del Colegio de Barcelona: "Ha sido muy duro"

La presidenta del Colegio de Veterinarios de Barcelona, Marta Legido, deja su cargo para “aliviar peso” tras unos meses en los que “se ha dejado la vida” por solucionar el escándalo con el anterior presidente

Francisco Ramón López - 05-04-2019 - 14:00 H

El pasado mes de septiembre el antiguo presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona, Josep Gómez, y el tesorero de la entidad, Jordi Vilà,  eran cesados después de que Hacienda le reclamara a la institución 100.000 euros de IVA de unas facturas que ascendían a 1,5 millones de euros de las que la Junta del colegio barcelonés aseguraba no tener conocimiento.

El martes 2 de abril, cerca de siete meses después de que en una Asamblea extraordinaria se confirmara el cese de Gómez y se eligiera como nueva presidenta a Marta Legido, la nueva persona al frente del Colegio barcelonés  anunciaba su renuncia.

Legido ha confirmado en declaraciones a Animal’s Health que, como comunicaba la nota de prensa, los motivos para dar un paso atrás han sido personales, aunque ha admitido que la “tremenda” situación que ha vivido la organización colegial tras el escándalo han tenido un peso importante en su decisión.

La presidenta saliente, que ahora pasará a ser vocal, no ha querido entrar en temas concretos, sobre todo relativos al proceso legal abierto contra el anterior presidente, y ha explicado que estarán abiertos a cualquier pregunta durante una reunión informativa el próximo lunes 8 de abril, que se celebrará en la sede colegial a las 21 horas.

No obstante, Legido sí que ha aclarado algunos asuntos referentes a su renuncia, que no dimisión, pues sostiene que “no son exactamente lo mismo”. “Yo decidí ser presidenta para servir a mi profesión”, explica la ahora vocal del Colegio, que sostiene que si no hubiera ocurrido todo el asunto sobre el presunto desfalco del expresidente “nunca hubiera llegado al cargo”. “Yo no tengo ambiciones políticas, y los puestos de responsabilidad no me parecen atractivos por sí mismos”, aclara.

En la misma línea, defiende que lo que la ha mantenido en el puesto estos meses ha sido la sensación de que su trabajo servía para algo, de hecho explica que se mantiene de vocal para continuar con los proyectos que ha iniciado y por una cuestión de compromiso y responsabilidad con la profesión.  “La Junta seguirá funcionando igual”, asegura, y explica que lo que ha hecho ha sido "descargar algo de presión" en el vicepresidente Ricard Parés.

“Es como cuando estás en un barco achicando agua para que no se hunda y le pasas el cubo más grande a otro porque ya no te aguantan los brazos”, ha explicado Legido, que señala que el tener que trabajar de noche y las responsabilidades añadidas a su labor como presidenta en una situación “tan difícil” ha generado mucho trabajo y ha terminado afectando a su vida personal.

Es por esto por lo que mantiene que los motivos, como indicaba el comunicado, son personales. “Ha sido algo inesperado y muy duro para lo que quizás no estaba preparada”, ha admitido y ha lamentado que su trabajo en el Colegio le ha hecho descuidar a su familia. “Mi marido casi no sabe quién soy, he sacrificado mi vida personal, mi tiempo libre y mi tiempo de ocio para sacar esto adelante”, ha lamentado.

Dicho esto, niega que se retire por miedo, y ha insistido en que la decisión no ha estado solo motivada por el tiempo, sino por “el peso” y la presión de la situación. “No me puedo imaginar cómo se tiene que sentir el presidente de un país. Si tú eres una persona responsable y tienes a tu cargo a una serie de personas y pasa algo como esto, tiene que ser muy duro”, ha manifestado.

Por último, ha insistido en que la reunión será "meramente informativa" y no se tomarán decisiones, por lo que no habrán nuevas renuncias, ya que la intención de la Junta es resolver la situación en el menor tiempo posible. “Nuestra misión es arreglar esto lo mejor posible y encarrilarlo. Hacer lo que esté en nuestras manos para que el colegio siga funcionando”, mantiene, y señala que los procesos relacionados con la resolución del “complejo tema legal” siguen adelante. En este punto, recuerda que su denuncia en un juzgado de lo penal entró a trámite en febrero, por lo que el proceso puede llegar a alargarse años. “Nos estamos jugando mucho”, afirma.

Rememorando lo sucedido, Legido valora lo conseguido, y señala que todo lo que hacienda reclamó está ya abonado sin necesidad de derramas, y confían en que, cuando se resuelva el juicio, puedan recuperar el dinero.  Asimismo, defiende la actuación de los miembros de la Junta. “Vimos algo que no nos parecía correcto y lo pusimos en conocimiento de las autoridades”, y aclara que ellos no están acusando a nadie hasta que no se demuestre, simplemente vieron irregularidades con una serie de facturas y se lo hicieron saber a las autoridades. “Ellas son las que tienen que decidir”, concluye.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.