SÁBADO, 23 de marzo 2019, actualizado a las 11:34

SÁB, 23/3/2019 | 11:34

PROFESIONALES

Los veterinarios recomiendan un test de salud “pre-apareamiento”

Durante este mes, los veterinarios británicos centrarán sus esfuerzos en concienciar sobre la importancia del test de salud “pre-apareamiento” canino, para evitar la transmisión de enfermedades hereditarias

GALERIA
Daniella Dos Santos, vicepresidenta junior de la BVA junto con Simon Doherty (en el centro), presidente de la BVA y John Fishwick, director de la BVA

Los veterinarios recomiendan un test de salud “pre-apareamiento”

Durante este mes, los veterinarios británicos centrarán sus esfuerzos en concienciar sobre la importancia del test de salud “pre-apareamiento” canino, para evitar la transmisión de enfermedades hereditarias

Jorge Jiménez Rodríguez - 08-01-2019 - 14:00 H

Este mes de enero se celebra el Canine Health Schemes Month (CHS por sus siglas en inglés), que se trata de un programa constituido por una serie de pruebas o test de salud diseñadas para potenciar la cría responsable de perros mediante la detección de enfermedades hereditarias, con el fin de mejorar la salud de las distintas razas en Reino Unido. Es por ello que este mes, los veterinarios británicos centrarán sus esfuerzos en la concienciación de propietarios y criadores sobre la importancia de la realización de estas pruebas, antes de los apareamientos o cruces, para lograr una mejora en la salud de los canes.

En este sentido, desde la BVA se ejecutan los denominados “programas de displasia de cadera y codo”, para detectar en los canes enfermedades hereditarias. Gracias a estas pruebas de salud, los propietarios y criadores pueden utilizar los resultados obtenidos para tomar decisiones relativas a la cría, como conseguir cachorros más sanos eliminando las condiciones hereditarias debilitantes.

En este sentido, desde la BVA, durante este mes, se hace un llamamiento para que los veterinarios “aporten su granito de arena” para mejorar la salud de los perros, recomendando esta serie de pruebas previas al apareamiento no solo en animales de pedigrí, sino para otros cruces. Y es que, según las estadísticas, un 70% de los veterinarios británicos que trabajan con pequeños animales encuentran, con bastante frecuencia, cachorros a cuyos padres no se les han realizado los test de salud “pre-apareamiento” correspondientes. Estos test, permitirían a los criadores detectar enfermedades hereditarias tales como la displasia de cadera y codo, o enfermedades oculares, entre otras, con posibilidades de transmitirse a la descendencia.

DESCONOCIMIENTO 

Desde la BVA se subraya que el conocimiento de este tipo de pruebas de salud canina es “particularmente bajo” entre los propietarios de razas cruzadas “de diseño”, como labradoodles (perro mestizo creado a partir del cruce de razas entre el Labrador retriever y el Caniche estándar) o cockapoos (cruce entre las razas Cocker Spaniel y Caniche). En este sentido, el 77% de los veterinarios británicos afirma que ninguno de sus clientes propietarios de estas razas conoce este tipo de pruebas.

Ante esta situación, la vicepresidenta junior de la BVA, Daniella Dos Santos, ha expresado que, “Celebramos el Canine Health Schemes Month, este enero, con la esperanza de aumentar la conciencia sobre el papel vital que estos programas pueden desempeñar en la mejora de la salud del perro”. En esta misma línea, Dos Santos añade: “esperamos que nuestros miembros, dedicados a tratar la salud de los perros, cumplan con su misión y hablen sobre estas pruebas de salud “pre-apareamiento” con cualquier propietario que tenga la intención de criar a partir de sus canes, ya sean de razas cruzadas o de pedigrí”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.