JUEVES, 19 de septiembre 2019, actualizado a las 12:28

JUE, 19/9/2019 | 12:28

PROFESIONALES

Los veterinarios temen ser sustituidos por cámaras en los mataderos

La Federación de Veterinarios de Europa cree útil el uso de un circuito cerrado de televisión, pero opina que esta medida, que va a implantarse en Reino Unido, no debe suponer la desaparición o reducción de las inspecciones de veterinarios oficiales en los mataderos

GALERIA
Rafael Laguens, presidente de la Federación Europea de Veterinarios

Los veterinarios temen ser sustituidos por cámaras en los mataderos

La Federación de Veterinarios de Europa cree útil el uso de un circuito cerrado de televisión, pero opina que esta medida, que va a implantarse en Reino Unido, no debe suponer la desaparición o reducción de las inspecciones de veterinarios oficiales en los mataderos

Fernando Núñez Benítez - 26-06-2018 - 14:00 H

La Federación de Veterinarios de Europa (FVE), cuyo presidente es Rafael Laguens, se ha posicionado sobre el uso de circuito cerrado de televisión (CCTV) en mataderos, con el fin de supervisar y verificar las normas de bienestar animal, un sistema que ya ha sido aprobado en Reino Unido.

Desde la federación consideran que “esta herramienta puede ser útil para las autoridades competentes en el desempeño de sus responsabilidades para proteger el bienestar animal y garantizar un nivel adecuado de seguridad alimentaria”. Sin embargo, advierten de que “en ningún caso, puede ser utilizado como un reemplazo o para reducir las inspecciones de veterinarios oficiales en los mataderos”.

En este sentido, muestran su preocupación ante la tendencia a reducir el número de controles realizados por veterinarios oficiales. “Delegar las tareas de inspección, como el control de la salud y el bienestar de los animales antes del sacrificio, del veterinario oficial independiente al personal del matadero, pondría en riesgo la salud y el bienestar del animal y al consumidor europeo”, afirman.

Por otra parte, destacan la importancia de una buena formación y un alto nivel de conciencia de todos los involucrados en el manejo de animales en vivo, desde el transporte hasta el sacrificio. Por ello, los profesionales indican que “en cada etapa del proceso los animales deben ser tratados y reconocidos como seres sensibles, capaces de experimentar el miedo, sentir dolor y sufrir. Los animales nunca deben ser tratados como objetos sin la capacidad de sentir”.

Desde la Federación recomiendan que si un país introduce el uso obligatorio del circuito cerrado de cámaras en los mataderos, se desarrollen “un documento de buenas prácticas para apoyar la implementación efectiva y coherente” de esta nueva tecnología.

Algunas de estas medidas, según los veterinarios, que deberían aparecer en el documento de buenas prácticas serían “la protección de datos y confidencialidad, que las cámaras estén bien posicionadas y cubran todo el proceso y que puedan operar en un ambiento polvoriento y en condiciones de poca luz; además las grabaciones deben conservarse y estar accesibles por un periodo mínimo de 90 días y las autoridades competentes han de tener suficiente tiempo y recursos para llevar a cabo este control de verificación adicional”, entre otras.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.