LUNES, 27 de enero 2020, actualizado a las 6:46

LUN, 27/1/2020 | 6:46

PROFESIONALES

Los veterinarios previenen intoxicaciones alimentarias en verano

El Colegio de Veterinarios de Cádiz ha publicado una serie de pautas para prevenir las intoxicaciones infecciosas alimentarias en verano, en el marco de una campaña que persigue concienciar a la sociedad

GALERIA

Los veterinarios previenen intoxicaciones alimentarias en verano

El Colegio de Veterinarios de Cádiz ha publicado una serie de pautas para prevenir las intoxicaciones infecciosas alimentarias en verano, en el marco de una campaña que persigue concienciar a la sociedad

Redacción - 24-07-2019 - 12:53 H

El Colegio Oficial de Veterinarios de Cádiz alerta de que, con la llegada del verano, algunos de los principales problemas de salud que pueden presentarse entre la población son las denominadas toxiinfecciones alimentarias.

Es por eso que la institución ha elaborado una campaña informativa que tiene como objetivo concienciar a la sociedad sobre la importancia de la prevención para que no se vean afectados por algunas de estas dolencias, porque la mejor manera de evitar una situación indeseable es hacer todo lo posible para que ello no suceda.

Con la llegada del verano, es muy normal experimentar un cambio de hábitos alimentarios. Esos cambios afectan tanto al tipo de alimentos y a su preparación, como a los hábitos de consumo, y es que, en una zona, como, por ejemplo, la Provincia de Cádiz, el verano es una temporada habitual de vacaciones, periodo donde el tiempo de ocio de las personas se multiplica y ello conlleva entre otros hábitos a realizar más comidas fuera de casa. Es por eso que el riesgo de contraer una infección o intoxicación alimentaria se multiplica.

Lo primero que el público debe saber es la diferencia entre infección e intoxicación alimentaria, términos que se tienden a confundir. Una infección alimentaria se produce por el consumo alimentos en los que han proliferado una serie de microorganismos, que se multiplican e invaden el organismo a través de las mucosas del aparato digestivo provocando una serie de cuadros clínicos de mayor o menor gravedad según el germen invasor.

En el caso de la intoxicación alimentaria, se produce por la ingesta de alimentos que contienen las toxinas ya preformadas y liberadas por los microorganismos que habían proliferado en dichos alimentos. Estas toxinas son las responsables de generar los procesos patológicos en el tracto digestivo con cuadros clínicos de diversa consideración.

 

 

Por ello, desde el Colegio gaditano indican cuáles son algunas de las infecciones e intoxicaciones alimentarias más comunes. Así, entre las infecciones más frecuentes se encuentra la campylobacteriosis, que se puede contraer por el consumo de leche sin pasteurizar, carnes o aves crudas o poco cocidas y aguas contaminadas. Para prevenirla se deben conservar los alimentos a temperaturas de refrigeración para inhibir su crecimiento y cocinándolos a suficiente temperatura para eliminar al microorganismo.

Por otro lado, entre las intoxicaciones más frecuentes se encuentran las provocadas por las toxinas de Staphylococcus aureus, un microorganismo que se transmite por la ingestión de alimentos que han sido elaborados a temperatura insuficiente o que se han mantenido a temperatura ambiente.

También, los veterinarios apuntan a la intoxicación por presencia de toxinas de la especie Clostridium botulinium en alimentos enlatados (conservas de frutas, carnes o verduras), ante lo cual recomiendan no comprar latas abolladas, rotas o abombadas y calentar las materias primas y los envases, en el caso de elaborar conservas caseras, a temperaturas superiores a 110 grados durante 35 minutos y en ollas a presión para así eliminar la toxina, que se considera la toxina biológica más potente que existe.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.