JUEVES, 22 de octubre 2020, actualizado a las 5:45

JUE, 22/10/2020 | 5:45

PROFESIONALES

Los veterinarios, “en primera línea” contra el maltrato animal

Los veterinarios y sus equipos se encuentran en la primera línea contra el maltrato animal, y su correcta formación para identificar y denunciar supuestos casos resulta vital para combatir esta lacra social

Los veterinarios, “en primera línea” contra el maltrato animal

Los veterinarios, “en primera línea” contra el maltrato animal

Los veterinarios y sus equipos se encuentran en la primera línea contra el maltrato animal, y su correcta formación para identificar y denunciar supuestos casos resulta vital para combatir esta lacra social

Redacción - 06-06-2019 - 12:30 H

El doctor Alfredo Fernández Álvarez, perito del Consejo General de Colegios Veterinarios de España (CGCVE) y miembro de la Comisión Nacional de Bienestar Animal de la Organización Colegial Veterinaria, impartió el pasado 18 de mayo un curso sobre 'Elementos básicos del maltrato animal en la clínica veterinaria' en la sede del Colegio de Veterinarios de Las Palmas.

El objetivo del curso fue tratar de sensibilizar al veterinario clínico de la responsabilidad que tiene frente a situaciones compatibles con el maltrato animal durante el ejercicio cotidiano de su profesión, así como contribuir a la identificación de estos comportamientos en el acto veterinario, logrando trabajar eficazmente frente a esta “lacra social”.

Para ello, es necesario definir con claridad los conceptos fundamentales relativos a toda la problemática relacionada con la violencia y la crueldad animal. “En la actualidad, el número de casos con pruebas o evidencias compatibles, o al menos sospechosas, de actos de violencia contra los animales en las consultas veterinarias se ha incrementado significativamente”, señaló Fernández.

El rol que el veterinario debe asumir ante estas circunstancias demanda una formación específica, tanto en el área científica como en el ámbito legal. Así el perito destacó que “es necesario dotarle de los conocimientos básicos en el área forense, así como de las herramientas necesarias en su formación continuada, con el objeto de identificar y atender convenientemente estos casos que afectan gravemente a la salud de los animales y que pueden indicar, también, otras formas de violencia en los ámbitos interfamiliares con graves consecuencias sobre las personas”.

  • GALERIA

    Alfredo Fernández Álvarez, perito del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, durante su ponencia

“La creación de procedimientos y protocolos básicos de identificación de posibles formas de abuso y violencia sobre los animales en las consultas veterinarias es imprescindible, permitiendo su identificación y comunicación a las autoridades correspondientes”, indicó Fernández, destacando que el veterinario y sus equipos profesionales se sitúan en la primera línea de lucha frente el maltrato animal.

Estos protocolos deben destacar por su rigor y precisión científica, pero al mismo tiempo deben dotarse de una importante capacidad de comunicación, “pues serán compartidos por profesionales formados en distintas disciplinas, muchas de ellas alejadas del ámbito sanitario. Por ello, estos informes deben cumplir convenientemente su función”.

En este sentido, Fernández coincide con la opinión de otros veterinarios como es el caso de Luis Javier Yus Cantín, gerente del Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, quien, en declaraciones para Animal’s Health, destacó que sería “bueno que hubiese un protocolo” contra el maltrato animal, ya que ahora lo único que existe es “una obligación moral del veterinario y de todos los ciudadanos de denunciar cualquier caso de maltrato”. Asimismo, Cantín subrayaba la necesidad de implantar un protocolo que protegiera también al profesional en los casos de denuncia, ya que se deben tener en cuenta los riesgos que corren éstos en determinadas ocasiones, y con determinados perfiles de propietarios, al proceder a la denuncia.

Por lo tanto, las guías de actuación frente al abuso y la violencia animal tienen que ser prácticas, “facilitando su incorporación eficaz en el ejercicio clínico cotidiano, guiando a los veterinarios en sus actuaciones sanitarias, con el objeto de elaborar los informes veterinarios necesarios para su comunicación a las autoridades correspondientes”, detalló Fernández.

El objetivo del curso impartido por el perito del CGCVE es que el veterinario incorpore en sus procedimientos de diagnóstico diferencial habituales la posibilidad etiológica del maltrato animal como causa de análisis de las distintas lesiones que pudiese atender.

Para concluir, se abordó que “solo existe una forma de maltrato global, aunque puede presentar distintas expresiones, considerando una de ellas la que afecta a la salud y al bienestar de los animales”. Se trata así de un fenómeno complejo que puede ser reconocido en diferentes áreas, pudiendo extenderse a otros ámbitos si no se identifican y atienden precozmente. También se hizo hincapié en que la violencia, la crueldad y el abuso animal pueden tener un carácter predictivo de otras formas de maltrato que pueden afectar a las personas como el maltrato infantil, de género, familiar, geriátrico o, entre otros, de personas dependientes.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.