SÁBADO, 15 de agosto 2020, actualizado a las 16:18

SÁB, 15/8/2020 | 16:18

PROFESIONALES

Los veterinarios de Lugo siguen sin ponerse de acuerdo

Ni el último acta, ni las cuentas del ejercicio de 2017 han sido aprobadas en la última asamblea general. Además, continúa el conflicto entre un sector crítico con la presidenta del Colegio de Veterinarios de Lugo, Ana María López Pombo, y los colegiados afines a ella

Ana María López Pombo, presidenta del Colegio de Veterinarios de Lugo
Ana María López Pombo, presidenta del Colegio de Veterinarios de Lugo

Los veterinarios de Lugo siguen sin ponerse de acuerdo

Ni el último acta, ni las cuentas del ejercicio de 2017 han sido aprobadas en la última asamblea general. Además, continúa el conflicto entre un sector crítico con la presidenta del Colegio de Veterinarios de Lugo, Ana María López Pombo, y los colegiados afines a ella

Fernando Núñez Benítez - 02-07-2018 - 14:00 H

El Colegio de Veterinarios de Lugo celebró el pasado 27 de junio su Asamblea General Ordinaria de Colegiados en la que no se aprobaron las cuentas anuales del año 2017 ni el acta de la última asamblea, según informa el propio Colegio.

Esto se debe al conflicto interno que existe entre un sector crítico que pide a la presidenta del Colegio de Veterinarios de Lugo, Ana María López Pombo, que convoque una moción de censura porque ven incompatibilidad entre su cargo en la viceportavocía del Partido Popular (PP) de Lugo y la presidencia del Colegio, y la propia presidenta.

En este sentido, una de las quejas del sector crítico es que consideran que el último informe de auditoría del Colegio destapa deudas con el Consejo Gallego de Veterinarios que no están reflejadas en las cuentas, sin embargo, desde el Colegio consideran que “no es cierto que en el informe de auditoría revele que existan deudas con el Consejo Gallego que no figuraban reflejadas en las cuentas del Colegio de Veterinarios de Lugo”, y la postura de la presidenta ha sido respaldada por el responsable de la auditoría.

Además, la presidenta hace hincapié en un comunicado en que las acusaciones que están realizándo por parte del sector crítico “son totalmente falsas y lo demuestro documentalmente con todos los documentos contables legales (facturas, transferencias bancarias, albaranes, etc.)”.

Por otro lado, en referencia a la moción de censura, la junta de gobierno (con mayoría afín a la presidenta) ha decidido no convocar una asamblea para debatir la moción de censura porque, según explica, “la moción de censura deberá ser aprobada por la mayoría absoluta de la totalidad de los colegiados y no por la mayoría de los asistentes como pretenden hacer creer los críticos”.

Por último, aclara que ha sido “la única presidenta” que ha pedido responsabilidades sobre las cuentas a otros colegios, y que cuando fue tesorera del Consejo Gallego el saldo era negativo y se marchó dejándolo en positivo, “con lo cual yo no tengo ningún motivo para ocultar cuentas como dicen, sino muy al contrario”, apunta.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.