MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 10:08

MAR, 27/10/2020 | 10:08

PROFESIONALES

Los veterinarios alertan del aumento de infecciones por la tenia del cerdo

Según el Sindicato de Veterinarios de Asturias (Sivepa), esta zoonosis está en riesgo creciente en la sociedad y puede agravarse por una mala gestión del cuerpo de veterinarios facultativos

José Fernández Romojaro es el presidente del Sindicato Veterinario de Asturias
José Fernández Romojaro es el presidente del Sindicato Veterinario de Asturias

Los veterinarios alertan del aumento de infecciones por la tenia del cerdo

Según el Sindicato de Veterinarios de Asturias (Sivepa), esta zoonosis está en riesgo creciente en la sociedad y puede agravarse por una mala gestión del cuerpo de veterinarios facultativos

Ángel Espínola - 25-04-2018 - 14:00 H

A raíz de un estudio del Instituto Carlos III de Madrid que destaca el aumento en los últimos años de casos de la cisticercosis humana, una de las principales causas de convulsiones y epilepsia en muchas partes del mundo, el Sindicato de Veterinarios de Asturias (Sivepa) recuerda que el control de este tipo de zoonosis corresponde mayoritariamente a los propios veterinarios.

Concretamente, según señala el sindicato en un comunicado, la cisticercosis humana es una anomalía del ciclo natural del parásito taenia solium, que normalmente utiliza al porcino como hospedador intermedio. En él se desarrolla la forma larvaria o cisticerco y el humano, al ingerir partes de ese animal poco cocinadas, desarrolla el parásito intestinal conocido comúnmente como tenia o solitaria.

Esta tenia produce huevos que el hombre elimina en las heces al medio y el porcino se infesta desarrollando nuevamente cisticercosis. El problema surge, según los veterinarios, cuando los huevos que elimina el ser humano por las heces son ingeridos por otro ser humano por contaminación fecal-oral; aquí el parásito, “se confunde” ya que el hombre y el porcino comparten numerosos aspectos fisiológicos, y se desarrolla la cisticercosis en la persona.

“Para que el ser humano no se infecte y desarrolle la tenia, el cuerpo sanitario veterinario realiza el control de canales de matadero donde se elimina la carne detectada con cisticercosis, disminuyendo el riesgo de que llegue al consumo; añadido a esto, los veterinarios realizan las inspecciones de sanidad en las que se controla que en la hostelería y otras empresas alimentarias se realicen los tratamientos térmicos que destruyen los cisticercos no detectados en matadero”, como explica el presidente del sindicato, José Fernández Romojaro.

Por otro lado, para que un humano afectado por la tenia no infecte a otro ser humano y le produzca la peligrosa cisticercosis, estos facultativos “controlan que las prácticas de higiene y manipulación de alimentos sean las adecuadas en todo tipo de negocios relacionados con la alimentación humana”.

GESTIÓN DEL CUERPO FACULTATIVO VETERINARIO

Si bien, desde el sindicato critican que esta y otras zoonosis son un riesgo creciente que podría estar agravándose “por una pésima política de gestión el Cuerpo Facultativo de Veterinarios de Salud Pública” en autonomías como Asturias.

En este sentido, Fernández Romojaro recuerda que desde que se traspasaran las competencias en sanidad a Asturias, se expulsó del sistema sanitario asistencial al antiguo veterinario titular dependiente del Ministerio de Sanidad y, el cuerpo veterinario resultante, se fraccionó entre varias entidades. “Esto ha producido muchos problemas discriminatorios que, sin duda, afectan a la calidad de la vigilancia de la Salud Pública”, concluye el sindicato, que propone que los veterinarios vuelvan a estar integrados de nuevo dentro del Sistema Nacional de Salud, y en una única categoría o cuerpo que dependa orgánicamente de las autoridades sanitarias.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.