LUNES, 26 de octubre 2020, actualizado a las 17:18

LUN, 26/10/2020 | 17:18

PROFESIONALES

Los perros de asistencia mejoran la salud psicosocial humana

Las personas con perros de asistencia suelen gozar de una mejor salud psicosocial, desarrollándose mejor en el entorno laboral y académico

Los perros de asistencia mejoran la salud psicosocial humana

Los perros de asistencia mejoran la salud psicosocial humana

Las personas con perros de asistencia suelen gozar de una mejor salud psicosocial, desarrollándose mejor en el entorno laboral y académico

Redacción - 28-01-2019 - 12:50 H

Los perros de asistencia pueden tener efectos medibles en la salud psicosocial para las personas con discapacidades físicas o condiciones crónicas, según señala un estudio de la Universidad de Pardue en EEUU. De esta manera, los canes contribuyen a que sus propietarios tengan niveles más elevados de desarrollo en sus funciones sociales y emocionales, desempeñándose mejor tanto a nivel laboral como académico.

La investigación ha sido realizada por la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Purdue. Durante el desarrollo del estudio, las personas que disponían de perro de asistencia mostraron una salud psicosocial significativamente mejor en comparación con aquellas que se encontraban en lista de espera para recibir uno de estos canes.

A este respecto, Tony Rumschlag, director del departamento de consultoría veterinaria de Elanco Animal Health en EEUU, aseguró que, “estudios anteriores, más pequeños y principalmente cualitativos, han encontrado evidencia preliminar de que los perros de asistencia pueden tener beneficios psicosociales entre personas con discapacidades físicas, pero estas investigaciones fueron muy limitadas”.

En esta línea, Rumschlag añadió que, “es gratificante ayudar a una mayor comprensión científica sobre el vínculo humano-animal. Como veterinarios, el conocimiento profundo de los mecanismos de esa relación nos permitirá asociarnos verdaderamente con los propietarios en el cuidado de las mascotas”.

Durante el estudio, 154 individuos participaron en una encuesta transversal, que incluyó 97 propietarios de un perro de movilidad o de servicio médico y 57 en la lista de espera para recibir uno. Mediante diferentes pruebas, se estudió el efecto de tener un perro de servicio en medidas estandarizadas de salud psicosocial, así como la susceptibilidad de enfado y trastornos del sueño, entre otros.

El estudio, llamado “El impacto de los perros de asistencia en el funcionamiento psicosocial de los miembros de la familia”, fue dirigido por Maggie O’Haire, profesora asociada en interacción entre humanos y animales en la Universidad de Pardue.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.