SÁBADO, 7 de diciembre 2019, actualizado a las 9:53

SÁB, 7/12/2019 | 9:53

PROFESIONALES

Los pacientes geriátricos, esenciales para las clínicas veterinarias

El estudio de una veterinaria estadounidense sugiere que las mascotas ancianas no acuden con tanta frecuencia a las clínicas veterinarias como debieran, por lo que anima a los veterinarios a concienciar a la población de cuidar a las mascotas en los últimos años de sus vidas, lo que además puede ayudar a mejorar la rentabilidad de las clínicas

GALERIA

Los pacientes geriátricos, esenciales para las clínicas veterinarias

El estudio de una veterinaria estadounidense sugiere que las mascotas ancianas no acuden con tanta frecuencia a las clínicas veterinarias como debieran, por lo que anima a los veterinarios a concienciar a la población de cuidar a las mascotas en los últimos años de sus vidas, lo que además puede ayudar a mejorar la rentabilidad de las clínicas

Javier López Villajos - 05-09-2018 - 13:20 H

La veterinaria Mary Gardner, cofundadora de Lap of Love Veterinary Hospice, una red norteamericana de veterinarios dedicados a la formación de los propietarios de mascotas geriátricas, midió la cantidad de perros mayores que visitan las clínicas veterinarias para una de sus investigaciones, descubriendo que alrededor del 70% no acudían, según recoge el portal Veterinary Practice News.

Gardner explica que esta tendencia se debe a dos razones. La primera apunta a que las familias no tienen conocimiento de los síntomas de envejecimiento de su perro, además de las dolencias o enfermedades crónicas que ello conlleva. Y por otro lado, la veterinaria cree que algunas familias se vuelven conformistas ante el hecho de que su perro es viejo y “no se puede hacer nada”, llegando a sugerir la eutanasia cuando en realidad podrían hacer más por su mascota.

Todo ello se debe, en opinión de Gardner, a la falta de educación o de concienciación de los problemas que puede sufrir un animal en su última etapa de la vida, factor que también es responsabilidad de las clínicas veterinarias, que no informan lo suficiente sobre los problemas asociados a la vejez de las mascotas.

Como parte de esta educación por parte de los profesionales veterinarios a los dueños de perros mayores, Gardner recomienda que se informe sobre el proceso de envejecimiento así como los principales síntomas que experimentan este grupo de perros como es la movilidad, la senilidad, trastornos de sueño, bajos niveles de energía, dolor, problemas cardíacos, renales y dentales, pérdida de visión o cáncer.

Diagnosticando estas patologías, los veterinarios pueden realizar tratamientos especializados, entre los que se incluyen la rehabilitación, mejorando así la calidad de vida del perro en su última etapa, matiza Gardner.

UNA ESTRATEGIA QUE FOMENTA EL SERVICIO VETERINARIO

Y es que, con la información que ofrecen los profesionales de las clínicas veterinarias a los dueños de las mascotas, no sólo se garantiza la concienciación por un mayor bienestar de los perros de avanzada edad, sino una mayor cobertura de servicios veterinarios al incluir a un grupo como es del de animales mayores que suelen requerir tratamientos profesionales.

Por esa razón, Gardner aconseja que los contenidos de la web de la clínica veterinaria vayan orientados a satisfacer las necesidades de sus clientes, como en este caso, información para que un perro anciano disponga de una buena calidad de vida. Dichos contenidos a su vez, pueden distribuirse a través de boletines informativos o compartidos en diferentes redes sociales, haciendo que esta campaña de concienciación llegue al máximo número de personas. Todo ello, argumenta, acabará repercutiendo en la propia rentabilidad económica de la clínica.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.