MARTES, 17 de mayo 2022, actualizado a las 17:13

MAR, 17/5/2022 | 17:13

PROFESIONALES

Lo peor de trabajar en Navidad para los veterinarios

Estar lejos de familiares y la reducción del personal de las clínicas son dos de las cosas que más afectan a los veterinarios que tienen que trabajar en Navidad y Año Nuevo

La parte más dura de trabajar en Navidad para los veterinarios.
La parte más dura de trabajar en Navidad para los veterinarios.

Lo peor de trabajar en Navidad para los veterinarios

Estar lejos de familiares y la reducción del personal de las clínicas son dos de las cosas que más afectan a los veterinarios que tienen que trabajar en Navidad y Año Nuevo

Jorge Jiménez - 15-12-2021 - 15:30 H - min.

Mientras la mayoría de las personas pasarán la Navidad en sus casas, muchos veterinarios se enfrentarán a los desafíos y la soledad de trabajar durante estas fechas. En este sentido, la Asociación Británica de Veterinarios (BVA) ha publicado unos datos que indican que la mitad de todos los veterinarios que trabajan en clínicas (51%) tienen que trabajar durante la temporada festiva, y solo uno de cada diez (11%) está feliz de hacerlo.

Las estadísticas de la miniencuesta Voice of the Veterinary Profession de enero de 2020 revelaron que estar lejos de familiares y amigos era, con mucha diferencia, el aspecto más desafiante del trabajo navideño, para el 67% de los veterinarios encuestados, seguido del desafío de la reducción de la dotación de personal (51%). Los niveles más altos de eutanasia (señalados por el 22% de los encuestados), la falta de apoyo para los casos difíciles (18%) y el manejo de los clientes molestos (14%) se sumaron a la presión que enfrentan los veterinarios.

Si bien las estadísticas destacan claramente los desafíos de trabajar durante Navidad y Año Nuevo, muchos veterinarios también aportaron sugerencias útiles sobre lo que más les ayudó a sobrellevar la situación.

La buena gestión de la clínica desempeñó un papel clave, ya que el 24% de los veterinarios apuntaron a la importancia de planificar turnos de trabajo justos y garantizar la dotación de personal adecuada. Otros factores que mejoran el trabajo en Navidad a los veterinarios son los incentivos (10%) y un buen ambiente de equipo (9%).

El vicepresidente sénior de BVA, James Russell, ha señalado en un comunicado que, en su experiencia como veterinario, trabajando en fechas navideñas, se ha encontrado con momentos gratificantes, pero también se ha enfrentado a la soledad.

“Sabemos que es especialmente el caso de aquellos que se ven obligados a pasar este tiempo en un lugar alejado de familiares y amigos o de aquellos que están de guardia solos mientras el resto del país celebra”, apunta Russell.

Según el vicepresidente, los datos de la encuesta muestran claramente que la gestión de la clínica marca una gran diferencia en las experiencias de los veterinarios. “

“También es de vital importancia durante estos momentos que toda la clínica trabaje en conjunto para apoyarse mutuamente. Esto puede conseguirse promoviendo una buena comunicación entre compañeros”, señala Russell.

Por otro lado, la BVA ha publicado una serie de consejos, proporcionados por Vetlife para aquellos veterinarios que tengan que trabajar durante Navidad y Año Nuevo. A este respecto se recomienda a los veterinarios que se aseguren de tener suficiente tiempo para relajarse y descansar en sus días libres.

Además, se aconseja reflexionar positivamente sobre el valor del trabajo que habitualmente se realiza y ayudar a otros compañeros veterinarios que puedan estar pasando un mal momento en esta época del año.

VOLVER ARRIBA