MIÉRCOLES, 15 de agosto 2018, actualizado a las 5:12

MIÉ, 15/8/2018 | 5:12

MADRID

PROFESIONALES

Las agresiones a veterinarios, en aumento en los últimos años

Las redes sociales y la inactividad a la hora de denunciar se encuentran entre los motivos que empujan al incremento de agresiones físicas y verbales a los veterinarios, especialmente en las clínicas de animales de compañía

GALERIA
Imagen: Transform Healthcare.

Las agresiones a veterinarios, en aumento en los últimos años

Las redes sociales y la inactividad a la hora de denunciar se encuentran entre los motivos que empujan al incremento de agresiones físicas y verbales a los veterinarios, especialmente en las clínicas de animales de compañía

Ángel Espínola - 08-08-2018 - 14:00 H

Al igual que ocurre con otros profesionales sanitarios como médicos o enfermeros, las agresiones a veterinarios, especialmente en el ámbito clínico, son cada vez más habituales. Así lo aseguran José Ignacio Francés, director jurídico de IFS abogados, y Francisco Redondo, miembro del equipo jurídico del mismo despacho, que a finales de abril impartieron un curso organizado por la Asociación Empresarial Malagueña de Veterinarios (AEMAVE) para asesorar a los profesionales ante estos casos.

Aunque no existen cifras exactas, Francés explica en declaraciones para Animal’s Health, que en los últimos años los casos de agresiones han crecido mucho, “seguramente más del 200%”, y que entre los posibles motivos de este aumento están, por un lado, las redes sociales y, por otro, la inactividad ante las agresiones, especialmente las verbales. “Si se denunciaran más estos casos seguramente acabarían reduciéndose”.

Y es que, los expertos recuerdan que es importante saber distinguir entre los distintos tipos de agresiones, ya que los casos denunciables no sólo se reducen a las agresiones físicas. “A veces el profesional no sabe que el hecho de que se hable mal de una persona o se le coaccione también puede ser considerado como una agresión”, señalan los letrados de IFS abogados.

En este apartado, las redes sociales juegan un papel importante, ya que pueden perjudicar mucho a los veterinarios. “Las redes han creado un daño grave, por eso explicamos a los profesionales cómo actuar ante casos de difamación o bulos a través de portales como Facebook o Twitter”, añade Francés.  

Entre los motivos que ocasionen las agresiones de los clientes a los veterinarios se encuentran la sensación de que se hace un mal trabajo, las amenazas en caso de que no se salve la mascota “e incluso amenazas de muerte si no se salva al animal”, recuerdan los expertos.

AGRESIONES POR MOTIVOS ECONÓMICOS

A nivel económico, por su parte, también se generan problemas. “A veces llegan a la clínica animales graves, y cuando el veterinario traslada al profesional el coste de la atención dicen que no pueden pagarlo y amenazan con denunciar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el veterinario no es un médico y no tiene la obligación de realizar todas las acciones de forma gratuita”, señala Francés.

Ante el incremento de agresiones, por tanto, los abogados consideran fundamental las propuestas de entidades como AEMAVE para organizar actos en los que poder trasladar estos aspectos a los veterinarios. De hecho, el curso promovido por la asociación malagueña logró una puntuación máxima en una encuesta de satisfacción trasladada a los veterinarios que asistieron, según informa la propia organización.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.