JUEVES, 19 de septiembre 2019, actualizado a las 12:50

JUE, 19/9/2019 | 12:50

PROFESIONALES

La vacunación como medida para prevenir la rabia en colonias felinas

El reciente mordisco de un gato feral con rabia en Estados Unidos pone de relieve la importancia de la vacunación antirrábica en la gestión de las colonias de estos animales

GALERIA
Autoridades sanitarias recomiendan precaución al acercarse a gatos ferales por el riesgo de zoonosis.

La vacunación como medida para prevenir la rabia en colonias felinas

El reciente mordisco de un gato feral con rabia en Estados Unidos pone de relieve la importancia de la vacunación antirrábica en la gestión de las colonias de estos animales

Francisco Ramón López - 12-04-2019 - 15:20 H

La gestión de las colonias de gatos ferales es un punto que suele estar en la agenda de buena parte de los colegios veterinarios y ayuntamientos, que realizan campañas de concienciación y de esterilización para reducir el número de gatos sin hogar en las ciudades y promover su bienestar.

Sin embargo, en ocasiones, el enfoque deja en un segundo plano la importancia de la gestión de las colonas felinas desde la perspectiva de la salud pública. Y es que, en países donde enfermedades zoonóticas como la rabia son endémicas, los animales sin hogar —principalmente perros, aunque también gatos— que habitan las ciudades son el principal transmisor de la enfermedad, y por ello se están estudiando fórmulas alternativas para extender las campañas de vacunación a animales sin hogar.

Aunque en menor medida, esto puede también ocurrir en países desarrollados que están libres de la rabia en animales domésticos gracias a las campañas de vacunación de animales de compañía dentro del enfoque 'One Health'. No se ha conseguido del todo en animales salvajes, que pueden entrar en contacto con gatos ferales o perros callejeros a los que pueden transmitir la enfermedad.

Algo así ha ocurrido esta semana en el condado de Onslow, en Estados Unidos, donde un hombre recibió un mordisco en la pierna por parte de un gato con rabia mientras alimentaba una colonia. El gato fue capturado y eutanasiado por el servicio de gestión de animales de la zona cuando identificaron los síntomas neurológicos del animal, y las autoridades sanitarias de Carolina del Norte confirmaron el caso de rabia.

En estos momentos el hombre se encuentra recibiendo tratamiento contra la enfermedad. "La rabia es una enfermedad mortal; las personas que han manipulado o han sido mordidos o arañados por un animal posiblemente infectado con rabia deben consultar a un médico", explicó la directora del Departamento de Salud del Condado de Onslow, Angela Lee, a un medio local.

“Si una persona está infectada, es imperativo buscar tratamiento inmediato. También instamos a las personas a informar al Departamento de Salud, a los Servicios para Animales, al hospital o a su médico si han tenido contacto con un animal potencialmente portador de rabia", aconsejó.

Asimismo, instó a los oficiales de control de animales de que aleccionen a la población para que entienda que debe tener cuidado al acercarse a gatos salvajes y mantener una distancia segura con cualquier animal salvaje desconocido, especialmente si muestran un comportamiento agresivo o inusual.

Durante los últimos 100 años, la rabia en los Estados Unidos ha cambiado drásticamente. En la actualidad, más del 90% de todos los casos que se notifican anualmente a los Centros de Control de Enfermedades (CDC) corresponden a animales salvajes; antes de 1960, la mayoría de los casos ocurrían en animales domésticos. Hoy en día, los principales animales portadores de la rabia son los animales carnívoros salvajes y los murciélagos.

En los Estados Unidos, el número de muertes en seres humanos relacionadas con la rabia se ha reducido a uno o dos casos por año en la década de los 90, en comparación con más de 100 casos anuales a comienzos del siglo XX. La profilaxis ha demostrado una eficacia en casi el 100%.

LA RABIA EN ESPAÑA

En el mundo, la rabia ha desaparecido de prácticamente todo Occidente, gracias a la vacunación. Según la Organización Mundial de la Salud, 59.000 personas mueren al año en el mundo por rabia, el 95% de ellos en Asia y África, especialmente niños.

En Europa, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la rabia canina está completamente eliminada gracias a las campañas de vacunación, a excepción de los países bálticos y de Europa del Este.

España, por su parte, está libre de rabia desde 1978 y la mayoría de Comunidades Autónomas la introducen en su calendario vacunal, a excepción de Galicia, País Vasco y Cataluña. En este sentido, desde el sector se reclama la necesidad de homogeneizar el calendario de vacunación, ya que la obligatoriedad de aplicar la vacuna antirrábica varía mucho por comunidades. Cabe destacar que la OMS recomienda que las tasas de vacunación en perros estén por encima del 70%.

La divergencia es aún mayor en las especies afectadas, pues la vacuna es obligatoria para perros, gatos y hurones en Castilla-La Mancha, Murcia, la Comunidad Valenciana y Andalucía; mientras que en Cantabria, Navarra, La Rioja, Extremadura, Islas Baleares y Canarias solo lo es para los perros. En el caso de Ceuta y Melilla, las campañas de vacunación son más estrictas y frecuentes dada la cercanía a la frontera de Marruecos donde la rabia no está erradicada.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.