LUNES, 23 de septiembre 2019, actualizado a las 17:29

LUN, 23/9/2019 | 17:29

PROFESIONALES

La USC confía en poder renovar su acreditación europea en septiembre

El decano de la Universidad de Santiago de Compostela ha programado a comienzos del próximo curso una inspección de la Asociación Europea de Centros de Educación Veterinaria, tras la que espera conseguir la acreditación completa

GALERIA
Germán Santamarina, decano de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

La USC confía en poder renovar su acreditación europea en septiembre

El decano de la Universidad de Santiago de Compostela ha programado a comienzos del próximo curso una inspección de la Asociación Europea de Centros de Educación Veterinaria, tras la que espera conseguir la acreditación completa

Francisco Ramón López - 01-02-2019 - 14:00 H

La Universidad de Santiago de Compostela (USC) recibió el pasado mes de septiembre la visita del comité evaluador de la Asociación Europea de Centros de Educación Veterinaria (EAEVE) que se encarga de homologar la enseñanza veterinaria en el continente. Finalmente, el centro obtuvo una acreditación condicional supeditada a solucionar en un plazo de dos años las deficiencias detectadas por los inspectores.

El decano de la USC, Germán Santmarina, ha explicado a Animal’s Health que las tres facultades españolas evaluadas hasta el momento con el nuevo procedimiento de evaluación SOP (Standard Operating Procedure) que se estableció en 2016 y es más estricto — la de la Universidad Complutense de Madrid, la de Murcia y la suya —, obtuvieron en la primera visita de los inspectores una acreditación condicional que luego consiguieron convertir en una completa.

“Nosotros lo consideramos una buena noticia, lo valoramos como algo positivo”, ha manifestado Santamarina, que ha explicado que una acreditación condicional significa que el centro mantiene la acreditación aunque presenta lo que se considera una deficiencia mayor. “Si obtienes dos no te acreditan”, aclara, para después añadir que también se detectaron deficiencias menores, pero estas no influyen en la renovación de la acreditación.

En el caso de la USC su deficiencia fue una falta de prácticas de Higiene e Inspección de los Alimentos en cerdos y de prácticas clínicas en cerdos y caballos. “Ya estamos en ello”, ha señalado el decano, que ha informado de que el grupo de trabajo encargado de solucionar estas deficiencias ya se ha reunido y está ultimando todo lo necesario para que la facultad gallega consiga su acreditación completa.

“El comité EAEVE, como le llamamos, ya se ha reunido este mismo mes de enero y la perspectiva es que lo tengamos todo arreglado para recibir la revisita en septiembre, un año después de la primera”, adelanta Santamarina, que apunta que han elegido esa fecha porque los cambios requieren reorganizar el plan de estudios de algunas asignaturas para incluir esas prácticas y los programas se aprueban entre mayo y junio.

En general, la USC se plantea reforzar el peso de los créditos de las prácticas clínicas con caballos en el hospital Rof Codina, para lo que están barajando incluso la contratación de un nuevo profesor asociado, aunque todavía no se ha llegado a concretar tanto.

LA GAYOSO CASTRO, PARA MARZO

En cuanto a los cerdos, el centro ha puesto en marcha un convenio, “ya muy avanzado”, con la diputación de Lugo y la Asociación de criadores de ganado celta (Asoporcel), una raza autóctona de la zona, para contar con una pequeña piara en unas instalaciones de 3 hectáreas a 10 kilómetros de Lugo.

Esta nueva granja, que se une a otras dos explotaciones conveniadas con las que ya cuenta la facultad, quiere servir de solución temporal a los retrasos en la granja clínica de La Gayoso Castro, que no estuvo preparada a tiempo para la primera visita de la EAEVE.

“Ya sabes como son las obras”, apunta Santamarina, que explica que el convenio inicial con la diputación, que se firmó en diciembre de 2017,  proyectaba que las instalaciones estuvieran “prácticamente acabadas” para la visita de los inspectores, pero por motivos de licencias las obras no comenzaron hasta agosto.

Tras todos los inconvenientes, en la última reunión con la diputación, el nuevo plazo es el 22 de marzo de este año. “Puede que haya más retrasos y se vaya a abril o a mayo, o incluso al verano, pero con que esté preparada para el curso académico 2019/2020 está bien”, manifiesta.

En cuanto a las deficiencias menores que detectó la AEVE, relativas a falta de personal en algunos departamentos y a una acumulación de estudiantes de quinto curso, el decano ha dicho que, en el caso de la primera no depende de ellos y en la segunda se debió a un error con la base de datos de estudiantes.

“La contratación de personal en España pasa por seguir el sistema legal universitario vigente, no tenemos autonomía”, aclara Santamarina, que señala que es la universidad y no las propias facultades la que, en base a sus presupuestos, decide aceptar las solicitudes de personal de los departamentos.

Por último, el error en la base de datos se debió a que cuando prepararon la lista de estudiantes durante la inspección, el sistema señaló como estudiantes de quinto curso a todos los que tenían al menos una asignatura de ese año, en lugar de registrarlos en el curso en el que más asignaturas matriculadas tenían.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.