LUNES, 25 de mayo 2020, actualizado a las 19:21

LUN, 25/5/2020 | 19:21

PROFESIONALES

La unión de la medicina veterinaria y humana salva la vida a un perro

Crash, un pastor alemán de 6 años, ha conseguido superar una malformación arteriovenosa intracraneal gracias a la unión de médicos y veterinarios. Esta enfermedad es muy poco común en animales, sin embargo, es más frecuente en humanos

Crash totalmente recuperado tras su operación.
Crash totalmente recuperado tras su operación.

La unión de la medicina veterinaria y humana salva la vida a un perro

Crash, un pastor alemán de 6 años, ha conseguido superar una malformación arteriovenosa intracraneal gracias a la unión de médicos y veterinarios. Esta enfermedad es muy poco común en animales, sin embargo, es más frecuente en humanos

Fernando Núñez Benítez - 06-07-2018 - 14:00 H

La historia de Crash, un pastor alemán de 6 años, ha conseguido unir a la medicina veterinaria y humana. Sus dueños, Sally Fuess y Steve Yant, comenzaron a notar que su mascota se cansaba fácilmente durante sus paseos y parecía apático. También detectaron lo que creían que podían ser fuertes dolores de cabeza, “él enterraba su cabeza y entrecerraba los ojos, sugiriendo que algo le estaba molestando”, explican.

Así, ambos acudieron al mismo veterinario que ya estaba tratando a Crash por problemas gastrointestinales no relacionados, el doctor Bill Culp de la Universidad de California Davies. El veterinario realizó una resonancia magnética de la cabeza del animal que reveló una malformación arteriovenosa (MAV) intracraneal ubicada dentro del cerebro y detrás de los ojos, según informa la propia Universidad.

"Las MAV, en general, son muy poco comunes en pacientes veterinarios. Una MAV cerebral es extremadamente rara y no es una situación que haya encontrado antes ", comenta el Dr. Culp. "Debido a que esta situación ocurre relativamente con frecuencia en pacientes humanos, tenía la esperanza de que pudiéramos colaborar con los médicos de la UC Davis para tratar a Crash".

De este modo, el doctor se puso en contacto con la neurocirujana veterinaria Beverly Sturges y los médicos Brian Dahlin y Paul Dong, radiólogos intervencionistas de UC Davis Health.

Juntos, diseñaron un plan para realizar una embolización, un procedimiento que aplica un producto para "coagular" o cerrar los vasos sanguíneos en la MAV de Crash y redirigir el flujo sanguíneo. Después de la operación, el flujo sanguíneo dentro del cerebro de Crash mejoró significativamente y ralentizó el flujo sanguínero a través de la MAV.

Tras una breve recuperación en el hospital, Crash regresó tras 4 meses a una revisión que ha demostrado que la embolización está intacta, ya no siente dolor en su cabeza, y la presión sobre sus cuencas oculares ha desaparecido.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.