DOMINGO, 23 de septiembre 2018, actualizado a las 2:36

DOM, 23/9/2018 | 2:36

MADRID

PROFESIONALES

La puesta en marcha del MIR en Veterinaria, en manos de Montón

La nueva ministra de Sanidad tendrá que retomar el proyecto de Troncalidad de la formación sanitaria especializada, y los veterinarios esperan que se aproveche la ocasión para incluir la especialidad de Salud Pública Veterinaria, ya que es la única profesión sanitaria que no cuenta con ninguna especialidad dentro del Sistema Nacional de Salud

GALERIA
Marco Aurelio Sánchez, presidente de la Sociedad Científica de Veterinaria de Salud Pública y Comunitaria y Carmen Montón, ministra de Sanidad

La puesta en marcha del MIR en Veterinaria, en manos de Montón

La nueva ministra de Sanidad tendrá que retomar el proyecto de Troncalidad de la formación sanitaria especializada, y los veterinarios esperan que se aproveche la ocasión para incluir la especialidad de Salud Pública Veterinaria, ya que es la única profesión sanitaria que no cuenta con ninguna especialidad dentro del Sistema Nacional de Salud

Ángel Espínola - 14-06-2018 - 12:00 H

Entre los retos que tiene por delante la nueva ministra de Sanidad, Carmen Montón, se encuentra la renovación de la formación sanitaria especializada (el llamado MIR de los médicos, FIR de los farmacéuticos, etc.), que iba a realizarse mediante el llamado Real Decreto de Troncalidad aprobado en 2014, pero que fue anulado en 2016 por el Tribunal Supremo por errores en su memoria económica.

Ante la posibilidad de que se retome este proyecto, algo que el propio Partido Socialista ha exigido en varias ocasiones, los profesionales veterinarios esperan que se aproveche la ocasión para incluir entre las especialidades sanitarias la de Veterinaria de Salud Pública y Comunitaria, cuyo proyecto lleva años sin conseguir ningún avance.

Así lo considera Marco Aurelio Sánchez, presidente de la Sociedad Científica de Veterinaria de Salud Pública y Comunitaria (Socivesc), que reconoce que “el proyecto para el reconocimiento y desarrollo de la especialidad propia de Veterinaria de Salud Pública debería seguir avanzando con el nuevo gobierno y no veo motivos para que no lo haga”, indica en declaraciones para Animal’s Health.

Y es que, la profesión veterinaria es la única profesión sanitaria reconocida por la Ley de las Profesiones Sanitarias de 2003 que no cuenta con una especialidad dentro del Sistema Nacional de Salud (sí la tienen los médicos, enfermeros, farmacéuticos, biólogos o químicos).

“Desde nuestra sociedad simplemente reclamamos el sistema de especialización que ya está previsto en España para las profesiones sanitarias. La legislación sanitaria prevé ese sistema y además considera como actividad básica del sistema sanitario la que pueda incidir sobre el ámbito propio de la veterinaria de Salud Pública, de modo que lo que no se entiende es que no se lleve a cabo”, añade Sánchez.

¿QUÉ SUPONDRÍA EN LA PRÁCTICA?

Contar con una especie de MIR de Veterinaria supondría en la práctica que los veterinarios, tras acabar la carrera, pudieran formarse como especialistas en Salud Pública mediante un período de residencia similar al que realizan otras profesiones sanitarias como médicos y enfermeros.

Esto permitiría que aquellos veterinarios que quisieran trabajar en el ámbito de la salud pública tuvieran que tener la especialidad. “Si hay una especialidad, el veterinario que se dedique a la salud pública tendrá que haber pasado por una serie de departamentos, laboratorios, mataderos, oficinas veterinarias de zona o centros de salud, y tener una experiencia demostrada. Ya que ahora un veterinario que lleva 20 años trabajando solo con animales de compañía puede apuntarse a una bolsa de empleo y al poco tiempo estar controlando un matadero que se dedica a exportar carnes a otros países. No se le pide que tenga ninguna especialización”, argumenta el experto.

Un asunto clave de esta futura especialización sería decidir si la especialidad se comparte con otras profesiones, (la Organización Veterinaria Colegial propone que haya al menos un tronco común con médicos y farmacéuticos y después distintas ramas para cada profesión) o si tiene que haber una especialidad en Salud Pública exclusiva para los veterinarios.

En este caso, Marco Aurelio Sánchez aboga por esta segunda opción ya que la troncalidad lo permite. “La Pediatría, por ejemplo, es multidisciplinar, pero sus especialidades no lo son. Medicina tiene la especialidad en Pediatría y Enfermería tiene la suya propia. Y es que, aunque el objetivo de ambos es la Pediatría, cada profesión trabaja desde planos perfectamente diferenciados. En el caso de la Salud Pública de ser igual”, comenta.

A LA ESPERA DEL PRIMER INTERTERRITORIAL DE SANIDAD

En todo caso, retomar esta propuesta está en manos de Montón, ya que es Sanidad quien tiene la capacidad para ello, como señala Pedro Luis Lorenzo, presidente de la Conferencia de Decanos de Veterinaria. Para ello, la ministra tendría que llevar primero el asunto al Consejo Interterritorial de Sanidad, donde acuden todos los consejeros autonómicos. De momento, sin embargo, no hay fecha para el próximo encuentro de estas características.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.