MIÉRCOLES, 27 de mayo 2020, actualizado a las 2:23

MIÉ, 27/5/2020 | 2:23

PROFESIONALES

La lucha contra la resistencia antimicrobiana evoluciona positivamente

El nuevo informe de la OIE sobre los agentes antimicrobianos destinados a ser utilizados en los animales revela una evolución positiva a nivel mundial de la regulación y el seguimiento del uso de antibióticos en animales

La lucha contra la resistencia antimicrobiana evoluciona positivamente

La lucha contra la resistencia antimicrobiana evoluciona positivamente

El nuevo informe de la OIE sobre los agentes antimicrobianos destinados a ser utilizados en los animales revela una evolución positiva a nivel mundial de la regulación y el seguimiento del uso de antibióticos en animales

Alfonso Neira de Urbina - 14-02-2019 - 12:34 H

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha publicado el Informe anual sobre los agentes antimicrobianos destinados a ser utilizados en los animales. Se trata de la tercera edición de este trabajo y los resultados son en general positivos. Además, La OIE ha desarrollado un sistema voluntario de colecta de datos en el que pueden participar todos los países del mundo que lo deseen.

El informe presenta los resultados generales de la colecta anual de datos y proporciona un análisis global y regional de 2015 a 2017. En esta ocasión han participado 155 países, una cifra record que subraya la mayor comprensión que hay sobre la problemática de la resistencia antimicrobiana, así como la priorización de este tema a escala internacional.

“La base de datos de la OIE es una iniciativa importante que desarrolla la capacidad de vigilancia sobre el uso de antimicrobianos en animales a nivel nacional y mundial”, ha explicado Monique Eloit, directora general de la OIE.

USO DE ANTIMICROBIANOS COMO FACTOR DE CRECIMIENTO

“La OIE pretende ayudar a los países, independientemente de los recursos financieros que tengan, a garantizar que los antibióticos y otros medicamentos veterinarios importantes se utilicen de forma prudente y responsable. Una de las recomendaciones clave de la OIE es que los países suspendan progresivamente el uso como promotores del crecimiento de los agentes antimicrobianos considerados de importancia crítica", ha señalado Eloit.

Una situación que está mejorando, ya que el informe muestra que el uso de antimicrobianos como promotores del crecimiento ha disminuido de 60 a 45 países desde la última colecta de datos.

Sin embargo, los antimicrobianos claves, clasificados por la OMS como “Antimicrobianos de Importancia Crítica,” como la colistina, se continúan utilizando frecuentemente en varias regiones con este propósito. Debido a esta práctica, señalan desde la OIE, muchos de los medicamentos que consideramos eficaces en la actualidad están en peligro, tanto para los animales como para las personas.

LA IMPORTANCIA DE LA LEGISLACIÓN

El desarrollo de un marco regulatorio sólido constituye un componente clave para proteger a los agentes antimicrobianos asegurando su uso responsable y prudente tanto en la sanidad como en la producción animal. También se trata de un instrumento poderoso para eliminar su uso como promotores del crecimiento, al tiempo que reconoce que los enfoques voluntarios pueden ser efectivos en ciertos países.

El informe muestra una evolución positiva, con 72 países que no disponen de un marco reglamentario sobre el uso de promotores del crecimiento, lo cual representa una disminución con respecto al primer informe, que indicaba que 110 países carecían del mismo. Esta disminución sugiere un progreso considerable en la implementación de regulaciones sobre el uso de agentes antimicrobianos.

"Si bien muchos países ya han tomado medidas clave, como el establecimiento de sistemas de vigilancia y la regulación del uso de antimicrobianos en la salud humana y animal, todavía nos queda un largo camino por recorrer", ha referido Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, quien ha defendido que "trabajar juntos es la única manera de evitar el enorme coste humano, social, económico y ambiental de la resistencia a los antimicrobianos".

EVOLUCIÓN POSITIVA DE LA RECOLECTA DE DATOS

Para muchos países, el proceso que implica establecer sistemas de colecta de datos a nivel nacional es tan importante como los datos mismos. Asimismo, dicha colecta demuestra su predisposición para cooperar.

Gracias al proceso de colecta de datos a nivel nacional, se pudieron entender e identificar varias barreras para la recolección de datos de calidad. Los fallos más importantes que se han encontrado en este sentido son que la estructura y aplicación inadecuadas de los marcos regulatorios para el uso de antimicrobianos; ausencia de herramientas y recursos humanos adecuados para facilitar la colecta y el análisis de datos; y falta de coordinación y colaboración entre las autoridades nacionales con el sector privado.

El hecho de que cada año más países suministren no sólo datos cualitativos sino también cuantitativos, como las cantidades de agentes antimicrobianos utilizados, es alentador, defienden desde la OIE.

De hecho, el tercer informe registra un aumento del 32% de los datos cuantitativos desde que comenzó la colecta de datos. Un dato esperanzador, ya que, según el organismo internacional, la participación de todos los sectores involucrados en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos tanto reguladores, como veterinarios, agricultores, empresas y la industria alimentaria, es fundamental.

USO RESPONSABLE DE ANTIMICROBIANOS, UN FACTOR FUNDAMENTAL

“Los antimicrobianos son importantes para proteger la salud de las personas y de los animales, así como los medios de subsistencia y la seguridad e inocuidad de los alimentos, pero estos medicamentos deben usarse de manera responsable,” ha declarado José Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, quien ha querido fomentar la colaboración al respecto al afirmar que “alentamos a los países a que se comprometan con todos los sectores involucrados en promover el uso prudente y responsable de estos medicamentos fundamentales, incluso en los sectores agrícolas”.

A pesar de las mejoras observadas, desde la OIE recuerdan que la comunidad internacional debe mantener como objetivo el refuerzo de la capacidad de las autoridades competentes de los países para regular el uso de antimicrobianos en animales a nivel nacional.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.