LUNES, 26 de septiembre 2022, actualizado a las 11:17

LUN, 26/9/2022 | 11:17

PROFESIONALES

La gripe aviar se extiende entre los cetáceos: Nuevo caso en Estados Unidos

Tras detectarse gripe aviar en una marsopa en Suecia, la Universidad de Florida ha informado de otro caso en un delfín mular, el primero en cetáceos registrado en Estados Unidos

El caso de gripe aviar se ha producido en un delfín mular.
El caso de gripe aviar se ha producido en un delfín mular.

La gripe aviar se extiende entre los cetáceos: Nuevo caso en Estados Unidos

Tras detectarse gripe aviar en una marsopa en Suecia, la Universidad de Florida ha informado de otro caso en un delfín mular, el primero en cetáceos registrado en Estados Unidos

Redacción - 08-09-2022 - 10:00 H - min.

Recientemente, desde el Instituto Veterinario de Noruega confirmaban el primer caso de gripe aviar detectado en una marsopa en todo el mundo. El animal había quedado varado en una playa y posteriormente murió en el mar.

Tras realizar la autopsia, la institución veterinaria noruega confirmó la presencia del virus en el animal en varios órganos, causándole además meningitis a la marsopa. A diferencia de las focas, donde se han demostrado repetidamente brotes de enfermedades causados por virus de influenza, solo hay informes aislados de virus de influenza en cetáceos.

Ahora, tras este caso de gripe aviar en una marsopa, la Universidad de Florida (EEUU) ha informado del hallazgo de un delfín mular encontrado muerto en el condado de Dixie (Florida) infectado con el virus de la influenza aviar altamente patógena.

Este hecho, según destaca la Universidad de Florida, supone la primera vez que se encuentra un cetáceo con este virus en Estados Unidos y el segundo conocido en todo el mundo, después del de la marsopa.

El joven delfín macho fue encontrado en marzo en Horseshoe Beach por el equipo de rescate de animales marinos de la Universidad de Florida (UF). Una colaboración entre investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria de la UF y laboratorios estatales y federales identificó la infección inesperada con virus de la gripe aviar altamente patógena, comúnmente conocida como gripe aviar. El virus recuperado del delfín pertenecía al clado 2.3.4.4b del linaje viral euroasiático H5.

Las aves silvestres han extendido la gripe aviar ampliamente en América del Norte y Europa este año. El virus afecta principalmente a las aves silvestres y las domésticas, pero rara vez infecta a las personas. Los investigadores sospechan que el delfín probablemente se infectó al interactuar con un ave silvestre muerta por el virus, aseguran desde la Universidad de Florida.

“Si bien, obviamente, la presencia de gripe aviar es una preocupación, la conclusión clave para nosotros es que quienes manipulan o se encuentran con delfines salvajes deben tener precaución adicional durante los eventos de rescate o mientras realizan necropsias”, advierte Mike Walsh, profesor clínico asociado de Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Florida, quien dirige el equipo de rescate de animales y realizó la necropsia del delfín con otros.

Richard Webby, director del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para Estudios sobre la Ecología de la Influenza en Animales y Aves apunta que “el virus tiene algunas características que hacen que el estudio y el seguimiento de los casos de mamíferos sean importantes, pero el virus actualmente no contiene las características que sabemos que se requieren para la transmisión entre humanos y probablemente otros huéspedes mamíferos”.

“Además, el reciente descubrimiento de gripe aviar en una marsopa en Suecia sugiere casi con certeza que el hallazgo de delfines en Florida no es un evento único”, subraya Webby.

Andrew Allison, profesor asistente de virología veterinaria en la Universidad de Florida, estudia los virus que normalmente circulan en las poblaciones de vida silvestre, principalmente aves y mamíferos silvestres. Allison afirma que sabía que la gripe aviar estaba creciendo entre las poblaciones de aves silvestres en Florida.

“Aunque nunca se había documentado la infección de la gripe aviar en un delfín, la alta incidencia del virus en las aves silvestres en la primavera —específicamente en especies de aves acuáticas como patos, gaviotas, charranes y garzas— sugirió que los encuentros entre delfines y aves muertas o enfermas cerca de la costa era una posibilidad”, señala.

Las aves silvestres que sucumben a HPAIV a menudo tienen signos neurológicos con virus en sus cerebros. Dado que el delfín tenía una inflamación del cerebro y las meninges que podría haber sido causada por un virus, Allison creía que el delfín podría haber muerto a causa de una infección por HPAIV.

Sobre la base de estas sospechas iniciales, los investigadores de la UF enviaron muestras de cerebro y pulmón del delfín al Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Animales Bronson del estado en Kissimmee, una instalación acreditada a nivel nacional y miembro de la red del Laboratorio Nacional de Salud Animal. Allí se confirmaron las sospechas, ya que las muestras dieron positivo a gripe aviar.

VOLVER ARRIBA