DOMINGO, 18 de noviembre 2018, actualizado a las 2:46

DOM, 18/11/2018 | 2:46

MADRID

PROFESIONALES

La Facultad de Veterinaria de Murcia, en pie de guerra

Ante la inminente creación de una nueva Facultad de Veterinaria en la Región de Murcia, la actual Junta de la Facultad de Veterinaria de Murcia ha mostrado su rechazo a tal proyecto y exigen a las autoridades competentes que no permitan “la mercantilización de este Grado”

GALERIA
Gaspar Ros, decano de la Facultad de Veterinaria de Murcia, y Josefina García Lozano, rectora de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM).

La Facultad de Veterinaria de Murcia, en pie de guerra

Ante la inminente creación de una nueva Facultad de Veterinaria en la Región de Murcia, la actual Junta de la Facultad de Veterinaria de Murcia ha mostrado su rechazo a tal proyecto y exigen a las autoridades competentes que no permitan “la mercantilización de este Grado”

Fernando Núñez Benítez - 08-11-2018 - 12:10 H

En España existen actualmente 13 facultades de Veterinaria, situación que contrasta con Dinamarca, Suecia o Austria donde tienen una facultad, y, según el último informe de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (Amvac), existe un exceso medio de 9.406 veterinarios.

Una situación que el propio presidente de la Conferencia de Decanos de Veterinaria de España, Pedro Luis Lorenzo, ha denunciado en declaraciones a Animal’s Health, “si abren más facultades estaremos soltando al mercado a veterinarios que trabajarán en precario”.

A pesar de esta situación, en la Región de Murcia están planteando abrir una nueva Facultad de Veterinaria, en esta ocasión será privada y pertenecerá a la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), como han confirmado fuentes de la Universidad a Animal’s Health.

Por ello, en la última Junta de la Facultad de Veterinaria de Murcia, a través de un comunicado de su decano, Gaspar Ros, han mostrado su rechazo a tal proyecto y exigen a las autoridades competentes de la Región de Murcia que no permitan “la mercantilización de este Grado”.

Ros resalta la dificultad que tienen para ajustarse a las necesidades del mercado de una profesión que está regulada por Directiva Europea y que asegura unos estándares de calidad formativa que requieren de unas infraestructuras singulares como Hospital Veterinario, Granja Docente o Planta Piloto de Tecnología de Alimentos, así como una cualificación profesional de su profesorado altamente especializado, y un proceso de acreditación Europeo (por la EAEVE, Asociación Europea de Establecimientos de Formación Veterinaria) que es tremendamente exigente.

Concretamente, aseguran que para mantener esa calidad “nos autolimitamos en el número de estudiantes admitidos buscando la ratio adecuada entre profesores y estudiantes, y proporcionado a la capacidad formativa del Centro”.

Sin embargo, desde la Junta de la Facultad Veterinaria explican que “otros centros privados abusan de este número y admiten de modo descontrolado un número excesivo de estudiantes”.

Por último, solicitan a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) que velen por la “calidad” y no permitan que se siga usando los estudios de Veterinaria como un modelo de negocio “que empeorará las condiciones formativas de los estudiantes y el futuro profesional de los egresados”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.