MIÉRCOLES, 3 de junio 2020, actualizado a la 1:58

MIÉ, 3/6/2020 | 1:58

PROFESIONALES

Un pienso enriquecido permite obtener carne de cordero más sana

Una investigadora de la Universidad Pública de Navarra concluye que usando semillas de lino, chía y especialmente algas ayudan a que la carne de cordero sea nutricionalmente más enriquecida

Un pienso enriquecido permite obtener carne de cordero más sana

Un pienso enriquecido permite obtener carne de cordero más sana

Una investigadora de la Universidad Pública de Navarra concluye que usando semillas de lino, chía y especialmente algas ayudan a que la carne de cordero sea nutricionalmente más enriquecida

Isabel Gómez - 05-04-2018 - 14:00 H

Una investigadora de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) ha descubierto que la carne de cordero de Raza Navarra es nutricionalmente más saludable si a los animales se le alimenta con un pienso enriquecido con semillas de lino o chía o con algas marinas, según un comunicado emitido por la propia universidad.

Esta carne lleva un mayor número de ácidos grasos esenciales omega-3. Esta es la conclusión que ha sostenido Olaia Urrutia Vera al exponer su tesis doctoral. La carne de cordero es fuente de proteínas, contiene minerales como el hierro o cinc, vitaminas como la A y D, lípidos bioactivos o grasas, explica la ingeniera agrónoma e investigadora del IS-FODD (Institute for Innovation & Sustainable Development in Food Chain), instituto de la propia universidad. Además, también presenta ácidos grasos saturados, concentraciones variables de ácidos grasos “trans” y ácido lionelico conjugado, un ácido graso esencial omega-6 que ha mostrado beneficios potenciales para la salud humana.

Los sanitarios recomiendan incrementar la ingesta de ácidos grasos esenciales omega-3 ya que éstos no los produce el organismo. Por ello, Olaia Urrutia ha investigado la incorporación de materias primas ricas en omega-3 como las semillas de lino, chía o microalgas marinas en la dieta de los corderos de Raza Navarra, explica la nota de la universidad.

Ha llevado a cabo tres experimentos. La investigadora alimentó a los corderos con proporciones variables de estas materias primas enriquecidas con omega-3 y lo comparó con un grupo de control que se alimentaba a base de un concentrado comercial de cebada y soja.

CONCLUSIÓN DEL ESTUDIO

El cambio de la dieta enriquecida no ha variado el rendimiento productivo. No hubo diferencias en la edad del sacrificio, ni en la ingesta del pienso, ni en la velocidad de crecimiento, explica la nota de universidad. Tampoco hubo cambios en el olor, sabor, la terneza o jugosidad de la carne frente a aquellos animales que se alimentaron con piensos sin enriquecer.

En cambio, aquella dieta que se basaba en algas con lino, sí presentó cambios en la oxidación lípidica de la carne. Esto provocó un cambio en el olor y un sabor extraño. El deterioro de la carne se debe por una reacción del oxígeno y los ácidos grasos, normalmente insaturados.

La alimentación que mejor ha funcionado y la que da mayor calidad nutricional a la carne ha sido la de algas. Pero las tres materias primas han supuesto un perfil de ácidos grasos más saludable en la carne gracias al mayor contenido de omega-3. “La incorporación de ácidos grasos omega-3 ha modulado la expresión de varios genes relacionados con el metabolismo de los ácidos grasos”, concluye Olaia Urrutia en su tesis que ha obtenido un sobresaliente con “cum laude”.

  • GALERIA

    Olaia Urrutia Vera, ingeniera agrónoma e investigadora del IS-FODD de la UPNA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.