SÁBADO, 24 de octubre 2020, actualizado a las 11:00

SÁB, 24/10/2020 | 11:00

PROFESIONALES

La angustia moral, un problema generalizado entre los veterinarios

Un estudio revela que los profesionales de la veterinaria suelen enfrentarse a dilemas éticos debido a la responsabilidad que genera su actividad con respecto a las mascotas, a sus dueños y a la sociedad en general

La angustia moral, un problema generalizado entre los veterinarios

La angustia moral, un problema generalizado entre los veterinarios

Un estudio revela que los profesionales de la veterinaria suelen enfrentarse a dilemas éticos debido a la responsabilidad que genera su actividad con respecto a las mascotas, a sus dueños y a la sociedad en general

Javier López Villajos - 24-10-2018 - 12:00 H

Un grupo de investigadores procedentes del Colegio Americano de Medicina Interna Veterinaria (o Acvim por sus siglas en inglés) han concluido a través de un estudio sobre la angustia moral en la profesion veterinaria que se trata de una tendencia extendida en el sector debido a las obligaciones que genera su actividad en diferentes aspectos y la posibilidad de que entren en conflicto con las normas morales del profesional.

Según Lisa Moisés, investigadora en el Centro de Bioética de la Escuela de Medicina de Harvard y una de las autoras del estudio, la presencia de dilemas éticos se debe a la "compleja estructura ética" de la medicina veterinaria donde los veterinarios se enfrentan a las obligaciones que tienen con las mascotas, sus dueños y la sociedad en general, poniéndoles a menudo en "situaciones en las que no está clara cuál es la decisión correcta". El motivo, apuntan los investigadores, es que “dichas obligaciones pueden entrar en conflicto con las propias normas morales del veterinario, generando en el profesional una angustia moral”.

RADIOGRAFÍA DE LOS CONFLICTOS INTERNOS

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores encuestaron a 889 veterinarios de Estados Unidos y Canadá con el objetivo de aclarar si experimentan estos dilemas éticos de manera regular y, de ser así, cómo influyen en su vida diaria.

Como resultado, el 78% de los encuestados reveló que a menudo sufren conflictos internos ante un desacuerdo con el cliente por hacer lo que creen que es mejor para el paciente, recibiendo en el 29% de los casos la petición de eutanasias innecesarias, algo que también les causa angustia al 63% de los encuestados. Y es por todo ello que un 63% de los encuestados considera que con frecuencia no puede hacer lo que cree que es correcto.

Los resultados del estudio demuestran, no sólo la presencia de conflictos éticos y la consecuente angustia moral, sino que la mayoría de los veterinarios han recibido poca o ninguna capacitación sobre cómo hacer frente a este tipo de situaciones, según los autores del estudio, quienes revelan que el 70% de los encuestados afirmaron no haber recibido ningún tipo de instrucción sobre la resolución de conflictos.

"El estudio confirma que el conflicto ético causa mucho estrés y, específicamente, angustia moral en la práctica veterinaria, y que a menudo los veterinarios no tienen las herramientas para lidiar con ello”, detalla Moisés, quien espera que las herramientas utilizadas para abordar la angustia moral en los profesionales de la salud humana puedan adaptarse al campo veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.