SÁBADO, 7 de diciembre 2019, actualizado a las 10:02

SÁB, 7/12/2019 | 10:02

PROFESIONALES

La anestesia en gatos y perros destaca por su baja mortalidad

Un nuevo estudio presentado en el World Congress of Veterinary Anaesthesiology remarca la seguridad de los protocolos veterinarios y señala la baja tasa de mortalidad en gatos y perros a consecuencia de la anestesia

GALERIA
Abajo a la izquierda, José Ignacio Redondo, profesor de Anestesiología Veterinaria del CEU-UCH, junto a su equipo de investigación a las puertas del World Congress of Veterinary Anaesthesiology 2018 celebrado en Venecia.

La anestesia en gatos y perros destaca por su baja mortalidad

Un nuevo estudio presentado en el World Congress of Veterinary Anaesthesiology remarca la seguridad de los protocolos veterinarios y señala la baja tasa de mortalidad en gatos y perros a consecuencia de la anestesia

Alfonso Neira de Urbina - 13-12-2018 - 10:40 H

Un estudio internacional desarrollado por el español José Ignacio Redondo, profesor en el departamento de Medicina y Cirugía Animal de la Universidad CEU-Cardenal Herrera (CEU-UCH) ha señalado la baja mortalidad anestésica en las operaciones veterinarias en gatos y perros. El profesor de Anestesiología Veterinaria del CEU-UCH ha presentado los resultados de su trabajo en el World Congress of Veterinary Anaesthesiology 2018, celebrado en la ciudad italiana de Venecia. Dichos resultados provienen del estudio de alrededor de 16.000 casos, que han enviado a Redondo 146 clínicas veterinarias de varios países diferentes, como el Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Argentina, Australia y España, entre otras naciones.

El estudio destaca la reducción de la mortalidad anestésica en perros y gatos, así como la seguridad de los protocolos empleados por el personal veterinario, entre la fase de preanestesia y las 48 horas posteriores a la extubación.

ANESTESIA EN PERROS

José Ignacio Redondo ha analizado, junto a su equipo de investigación, 12.876 casos caninos de todo el mundo. De este número de casos evaluado, solo 71 murieron, por lo que el índice de mortalidad en perros, en el que la anestesia puede ser uno de los factores desencadenantes, se fija en el 0,55%. Unos datos que remarcan la seguridad de los protocolos que utilizan los veterinarios.

ANESTESIA EN GATOS

En el caso de los felinos, los datos son aún más positivos. De los 2.958 casos estudiados, solo 14 de ellos fallecieron, por lo que la mortalidad es más baja que en el caso de los perros. De hecho, la tasa se sitúa en el 0,47%. “Los resultados revelan, además, que el 86% de las muertes por anestesia en perros y el 78,6% en gatos se producen en el postoperatorio y que los factores que más influyen en la mortalidad son el estado físico del animal, su edad y su peso”, ha señalado Redondo.

Pero la mortalidad anestésica no es la única variable que recoge el estudio internacional, otras variables, como el tipo de intervenciones más frecuentes en los que se utiliza la anestesia en gatos y perros, como las cirugías menores y la abdominales, o los fármacos más empleados a nivel internacional, evalúan la evolución de la anestesiología veterinaria y su desarrollo a nivel internacional.

UN ESTUDIO EN EL QUE LA CANTIDAD CUENTA

“Cuantos más casos procedentes de clínicas de todo el mundo podamos recopilar, identificaremos mejor las causas de mortalidad y morbilidad de la anestesia y podremos desarrollar mejoras para hacerla todavía más segura”, ha explicado el profesor universitario. De hecho, Redondo ha recopilado alrededor de 16.000 casos, remitidos para su análisis entre febrero de 2016 y septiembre de 2018.

Esta información ha sido enviada por 146 clínicas veterinarias de todo el globo, a través de un formulario que los veterinarios han podido completar con su teléfono móvil, con una tablet o un ordenador. 

La observación de los gatos y perros va desde la medicación preanestésica hasta 48 horas después de ser extubados, señalando tanto el motivo de la anestesia, el protocolo seguido, el manejo del paciente y los fármacos empleados.

DOS DECADAS DE INVESTIGACIÓN  EN ANESTESIOLOGÍA 

Ya son veinte años los que lleva José Ignacio Redondo investigando la evolución de los riesgos de la anestesia en perros y gatos. Los primeros resultados, fruto de los datos obtenidos en clínicas veterinarias de España entre 1997 y 1999, fueron publicados en el 2001. En el año 2007 comenzó la segunda fase del proyecto, que tuvo como resultado la publicación de un estudio en Veterinary Anaesthesia and Analgesia, un trabajo que dio lugar a la tesis doctoral de la investigadora Laura Gil y por el que el profesor Redondo fue galardonado con el premio Blackwell-Wiley de la Association of Veterinary Anaesthetics, en el 2013.

La nueva fase del estudio, en cambio, analiza casos de todo el mundo. “La presentación de los resultados, tanto en el Congreso Mundial  de los especialistas en anestesiología, celebrado en Venecia, como en el Europeo (SEVC), que ha tenido lugar en Madrid, han despertado gran interés entre profesionales de distintos países. Contamos cada vez con más clínicas veterinarias que, desde cualquier rincón del mundo, nos remiten sus casos para continuar con este análisis, que nos permitirá seguir aportando datos para mejorar la seguridad anestésica de nuestras mascotas”, ha destacado Redondo.

Cabe mencionar que el proyecto sigue en marcha. Así que los veterinarios que estén interesados en participar pueden contactar con el profesor Redondo en el email nacho@uchceu.es o a través de su blog.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.