MARTES, 11 de agosto 2020, actualizado a las 8:34

MAR, 11/8/2020 | 8:34

PROFESIONALES

“Los propietarios no se toman del todo en serio la obesidad en mascotas”

El veterinario y especialista en Comunicación Científica de Royal Canin Javier Manzanares comenta las principales razones por las que está aumentando la obesidad en animales de compañía y por qué, muchas veces, los tratamientos fallan

Javier Manzanares, veterinario y especialista en comunicación de Royal Canin asesorando a los propietarios sobre el peso de sus perros.
Javier Manzanares, veterinario y especialista en comunicación de Royal Canin asesorando a los propietarios sobre el peso de sus perros.

“Los propietarios no se toman del todo en serio la obesidad en mascotas”

El veterinario y especialista en Comunicación Científica de Royal Canin Javier Manzanares comenta las principales razones por las que está aumentando la obesidad en animales de compañía y por qué, muchas veces, los tratamientos fallan

Francisco Ramón López - 18-10-2019 - 15:10 H

La creciente obesidad en animales de compañía es una tendencia que preocupa cada vez más a veterinarios y propietarios. Precisamente para resolver las dudas y preocupaciones de los propietarios, Royal Canin estuvo presente con un equipo de 4 veterinarios en la 8º edición del Perrotón, donde explicaron los peligros del exceso de peso en los animales de compañía.

Javier Manzanares, especialista de Comunicación Científica de Royal Canin y uno de los veterinarios del equipo que estuvo durante cerca de 4 horas pesando a los perros y asesorando a sus propietarios, ha explicado a Animal’s Health que alrededor de 350 perros pudieron pasar por su espacio.

Su labor consistió en pesar y realizar un revisión de la condición corporal de los canes, remitiendo los casos de obesidad al veterinario clínico de confianza del propietario para que realice el tratamiento adecuado.

Manzanares estima que al menos un 70% de los perros que revisaron tenía sobrepeso o no estaba en su peso ideal. A pesar de esto, el veterinario detectó que los propietarios, aunque eran conscientes de que su perro tenía sobrepeso, no terminaban de darle al problema la importancia que merece, en parte por la falta de conocimiento sobre las consecuencias que tiene sobre la salud de sus mascotas.

No se lo toman del todo en serio. La obesidad está catalogada como una enfermedad y además predispone a muchas patologías que se ven diariamente en clínica”, apuntó Manzanares, quien indicó que muchas de ellas se solucionarían simplemente con un tratamiento de pérdida de peso.

En la línea del veterinario se mostraron algunos propietarios, que explicaron a Animal’s Health tras pasar por el espacio de la marca, que, aunque aceptaban las recomendaciones de los veterinarios que les advertían del exceso de peso de sus mascotas, les costaba admitir que fuera algo grave. “Yo no la veo tan, tan… como me han dicho”, afirmaba Natalia, dueña de una perrita mezcla de bulldog francés y yorkshire.

LA COMIDA EXTRA, UNA DE LAS CAUSAS

Una de las razones que Manzanares consideró como principal para que los animales de compañía ganen peso fue la comida que los propietarios daban a sus perros más allá de la ración diaria indicada.

“Consideran que controlan la ración, pero le dan extra”, señaló el veterinario. En este sentido, Natalia admitía que su perra era “muy caprichosa” y siempre les estaba pidiendo, y a veces le daban de comer.

De hecho, todos los propietarios admitían que daban de comer demasiado a sus animales. Especialmente, porque les solían dar un poco de su propia comida. “Llora y me da pena”, admitía Amelia, dueña de Cooper, un cocker del que aseguró que era “feliz comiendo”.

Patricia, otra de las propietarias, reconocía que le ocurría lo mismo con su perra Zelda, aunque en este caso afirmaba que ella no era la principal culpable, sino el resto de su familia. “La malcrían”, afirmó, y defendió que ella sí que pesaba y controlaba su alimento.

  • GALERIA

    Javier Manzanares pesando a un perro

  • GALERIA

    Natalia con su perro

  • GALERIA

    Durante la jornada se pesaron perros de todos los tamaños

  • GALERIA

    Amelia con su perro Cooper

  • GALERIA

    Javier Manzanares, veterinario y especialista en comunicación de Royal Canin

 TODA LA FAMILIA TIENE QUE ESTAR CONCIENCIADA

La falta de compromiso de las familias es, para el veterinario de Royal Canin, uno de los principales factores que hacen que buena parte de los tratamientos de pérdida de peso fallen. El otro es, como se comentaba, que los propietarios no siempre se toman el asunto en serio.

“En una familia tienen que estar concienciados todos”, apuntó, y añadió que, por eso, muchas veces se recomienda que acudan a la clínica veterinaria todas las personas que van a convivir con la mascota, para que el veterinario trate el tema con cada uno de los miembros.

Este problema, explicó, se enmarca en otro que es el de la tendencia por parte de los propietarios a humanizar a los animales de compañía. “Muchos me dicen que no quieren controlar el peso de su perro porque les da pena”.

“¿Por qué te da pena? Eres el responsable de su educación y su salud, de lo que sí y de lo que no debería tomar. Realmente es el primer paso para ser un propietario responsable”, remarcó el veterinario, un concepto que se está impulsando incluso desde el propio Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y los colegios de veterinarios.

Otro asunto muy importante son las consultas de seguimiento. Y es que, en un tratamiento de pérdida de peso, el veterinario debe de ir ajustando las raciones. Sobre esto, las tres propietarias señalaron que pesaban a sus perros en intervalos muy dispares.

Así, Natalia apuntó que lo hacían cada vez que acudían al veterinario, alrededor de una vez cada mes y medio. Sin embargo, Patricia apuntó que era alrededor de cada 3 meses, mientras que Amelia señaló que cada 6.

Manzanares señaló que, si el animal está en su peso, basta con llevar un control regular, matizando que 6 meses es demasiado tiempo incluso cuando el animal no tiene problemas de sobrepeso.

PESAR NO ES LO MÁS IMPORTANTE

La dificultad de pesar al animal en casa para seguir la evolución de su peso, continuó explicando el veterinario, es que los propietarios no tienen en cuenta las dimensiones de su animal de compañía. “Extrapolan un kilo de su animal a un kilo nuestro”, añadió.

Así, en el caso de un perro pequeño de 5 kilos, 1 kilo es un 20% de su peso, por lo que extrapolado a un humano de 70 kilos son 14. Te dicen que ha aumentado un kilo, no es mucho, pero en algunos casos puede ser una barbaridad”, incidió.

Esta es una de las razones por las que es importante ir más allá del peso a la hora de controlar la obesidad en las mascotas. “El peso es una de las cosas que hay que tener en cuenta, pero es que ni siquiera es la primera”, afirmó.

En este sentido, señaló que es más importante analizar primero visualmente al animal, luego palparlo y como último paso pesarlo. “Es cierto que el peso tenemos que controlarlo, pero, por ejemplo, un perro que compite en agility, con una masa muscular muy desarrollada, si solo nos fijáramos en el peso nos despistaría, a pesar de que el perro tuviera una condición corporal estupenda”, concluyó.

  • GALERIA

    Los propietarios hicieron cola desde primera hora de la mañana para recibir asesoramiento del equipo veterinario de Royal Canin

  • GALERIA

    Dos propietarios aprenden como conocer la condición corporal de su perro

  • GALERIA

    Una de las veterinarias de Royal Canin explica a Patricia cómo medir la condición corporal de su perro

  • GALERIA

    Patricia junto a su perra Zelda

  • GALERIA

    Perros de todas las razas y tamaños se pesaron durante la jornada

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.